Empresas

Ingreso per cápita, cuenta que no se revisaría por descache del censo

Sin embargo, el hecho que población llega a 45,5 millones cambia políticas públicas en Colombia.

Censo

Dane dice que el desfase responde a que el ejercicio debió hacerse en el 2015 y que no se ajustaron las proyecciones anuales.

Foto:

Carlos Ortega/Archivo EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de noviembre 2018 , 08:29 a.m.

Las cuentas hechas por el Dane en el Censo Nacional de Población revelaron que, como se preveía desde hace semanas, en el país todavía no hay 50 millones de personas sino 45,5 millones.

Esa cifra representa una diferencia de 9 % frente a lo proyectado, y responde, entre otras cosas, al retraso de tres años en la realización de este ejercicio y a la falta de un ajuste anual de dichas estimaciones, como normalmente sucede en este tipo de eventos.

Si la población es menor, el PIB per cápita va a incrementar. Sin embargo, la ilusión es un velo que máximo puede durar uno o dos meses

De hecho, Juan Daniel Oviedo, director del Dane, aseguró que esta revisión a la baja “implica que se tengan que tomar decisiones estratégicas en materia de planeación urbana, decisiones comerciales de los hogares, por mencionar dos ejemplos”.

No obstante, según el funcionario, el PIB per cápita no se tendría que revisar ya que “esto puede tener un efecto expansivo sobre la cifra, pues si la población es menor, el PIB per cápita va a incrementar. Sin embargo, lo que nosotros estamos precisando es que esa ilusión es un velo que máximo puede durar uno o dos meses, porque así como somos 45,5 millones, las cifras proyectadas se entran a revisar a futuro, pero también hacia el pasado”.

En cualquier caso, el estudio de buena parte de las cifras nacionales que dependen del número de la población comenzaría luego del estudio pertinente de los resultados del censo, ya que, estos no tienen en cuenta los cambios socioeconómicos de los últimos años, como el caso de la bonanza petrolera, que “favoreció el presupuesto público y, por supuesto, todas las estrategias de transferencias condicionadas para la mitigación de la pobreza y consolidación de una clase media en el país”.

Más allá de las cifras esto tiene un coletazo importante en las cifras nacionales. Según un experto en censos y demografía, “el impacto de esta desfase es mayor del pensado, ya que sobrestimar o subestimar la población implica, por ejemplo, entrar a revisar asignaciones de recurso”.

“La población debe medirse bien y por eso debe hacerse la encuesta poscensal, en lugar de dar cifras sin confirmar o estudiar con un grupo de expertos, ya que estos datos sirven para políticas en materia de salud y subsidios, por mencionar dos de los más importantes”, agregó el experto.

Además, en su concepto, no se tuvo en cuenta en este ejercicio estadístico la magnitud de la migración venezolana de los últimos cuatro años. “Necesitamos tener claro esto, sobre todo de aquellos que son migrantes irregulares. No se trata de pegarse a un método o escuela, es hacerlo con muchos expertos y con varias alternativas”.

Desfase de cobertura

Sumado a lo anterior, si bien es normal en todos los países que haya una revisión al alza entre los relojes poblaciones (proyecciones) y los resultados reales, la proporción en este caso es mucho mayor a la del promedio.

Según cifras de la Celade –la División de Población de la Cepal–, “en la ronda de Censos del 2000, de la cual Colombia no hizo parte, los ajustes entre el reloj poblacional y las proyecciones oscilaron entre 3 y 5 %”, y en este caso fue de casi el doble del dato mayor.

Y es que según el experto en censos y demografía es impensable que el país, en materia de personas, haya crecido solamente un 0,26 % cada año desde el 2005, sobre todo por los fenómenos migratorios que llegaron desde España (tras la crisis del 2008) y de Venezuela, que hoy siguen llegando al territorio nacional.

“En mi opinión acá hay una omisión de cobertura censal más alta que no se está cuantificando, ya que no se ven reflejados todos los componentes de las tasas de natalidad, mortalidad y migración. De hecho, si uno toma en cuenta esas variables, la población de Colombia no debería bajar de los 47 millones de personas”, afirmó el consultor.

Incluso, estas cifras coinciden con los cálculos que tiene la Registraduría General de la Nación, que señalan que hoy habría en el país 46,7 millones, que sumado a un millón de venezolanos daría casi los 49 millones, que en concepto del experto, “está más apegado a la realidad nacional”.

Por esto, pidió que se revise con lupa el flujo de migrantes, ya que “muchos llegan de paso, pero la mayoría entra para quedarse y hacer vida en el país, y esto cambia todo el panorama poblacional de Colombia y sus políticas públicas”.

CON PORTAFOLIO.CO 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA