Empresas

Así será el negocio de las facturas electrónicas a partir del 2019

Se estima que con esta herramienta las pymes podrán acceder a recursos por US$ 40.000 millones.

Asofactoring

Eduardo Rincón Herrera, presidente de Asofactoring, será uno de los conferencistas del foro 'El factoring electrónico', que se llevará acabo este 22 de mayoi en la sede de Uniandinos en Bogotá.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

21 de mayo 2018 , 02:57 p.m.

Si el Gobierno y los empresarios apuran el proceso para que el mecanismo de la facturación electrónica despegue de una vez por todas en Colombia, como ya ocurre en otros países de la región, la posibilidad de que las pequeñas y medianas empresas puedan acceder a recursos frescos y de bajo costo para trabajar será una realidad.

Este será uno de los principales mensajes que enviarán al mercado las directivas de Asofactoring, gremio que reúne a las firmas que participan de este mercado en el país.durante el foro foro ‘El factoring electrónico’, que se realizará este 22 de mayo en el auditorio de egresados de la Universidad de los Abdes, Uniandinos en Bogotá.

Eduardo Rincón Herrera, presidente de dicho gremio, dijo que las 45 firmas que en la actualidad realizan factoring en Colombia han iniciado ya un proceso de transformación y ajuste de su operación para adecuarse a las nuevas circunstancias que exige este negocio en el país, el cual está llamado a mover importantes recursos para financiar a las pymes del país.

Y es que el despegue de las facturas electrónicas, así como de la posibilidad de que estas se puedan negociar en el mercado de capitales a partir del próximo año (efactoring) abre la oportunidad para que pequeñas y medianas empresas (pymes) del país cuenten con recursos del orden de los 120 billones de pesos (unos 42.000 millones de dólares), provenientes de inversionistas, para financiar sus actividades.

Son cálculos que maneja el Gobierno, así como el gremio que representa a las firmas que hacen factoring (Asofactoring), previendo que la economía colombiana crezca un 2 por ciento en 2019 y sí se hace un acercamiento de las pymes a esta nueva forma de negociación de sus facturas.

La posibilidad de que fondos de inversión colectiva (FIC), administradoras de pensiones (AFP), bancos y aseguradoras, entre otros actores, puedan invertir en facturas a través de las plataformas electrónicas del mercado de capitales, permitirá que las pymes aseguren importantes recursos para seguir produciendo, tal como ocurre en Chile, donde por este mecanismo se manejan cerca de 59.000 millones de dólares (unos 170 billones de pesos), dice Eduardo Rincón Herrera, presidente de dicho gremio.

El solo factoring movió el año pasado más de 43.000 millones de dólares en Brasil; 40.000 millones en México; más de 30.000 millones en Argentina; 23.000 millones en Chile y otros 20.000 millones en Perú. En Colombia esta figura puede representar 3 por ciento del PIB, según cifras de esta industria.

Pero el verdadero impulso a esta actividad en el país lo dará el hecho de que las facturas electrónicas se puedan negociar en el mercado de capitales a donde acuden grandes inversionistas institucionales. Sin embargo, el mercado sigue a la espera de que se retome el proceso de apertura de la licitación para el registro de la factura electrónica (Refel), una vez termine la Ley de Garantías por el tema electoral.

Para algunos empresarios este es un proceso que avanza a paso lento afectado por el tema electoral y los cambios en la jefatura del Ministerio de Industria y Comercio, que han obligado a revisar y a ajustar el proceso.

“Ya salieron los pre pliegos para comentarios del mercado y estamos a la espera de la etapa que sigue en este proceso”, dijo Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, que junto con Deceval y Confecámaras se aliaron para participar en esta iniciativa.

El directivo es un convencido de que el descuento de facturas a través del mercado de capitales, destapará una gran oportunidad de financiación para las pymes, pero será un proceso que, una vez se inicie en firme a finales del 2019, tardará unos 5 o 10 años en canalizar ese volumen de recursos que se espera.

“A través de nuestras plataformas juntaremos a quien tenga dinero para invertir y a quien tenga una necesidad de inversión, elevando el número de financiadores de las pymes usando la factura electrónica como respaldo. Esto ordenará el mercado en beneficio de todos, porque habrá transparencia, seguridad, confiabilidad de las plataformas y nuestro respaldo institucional. Creemos que podemos contribuir al desarrollo de esta industria que en Colombia es pequeña, pero en otros países alcanza el 12 por ciento del PIB”, dice.

Para Rincón Herrera, de Asofactoring, son varios los aspectos en los que se tiene que seguir trabajando antes de que este mecanismo inicie, como las plataformas de negociación, que serán vigiladas por la Superindustria, la homologación de los sistemas con los de la Dian dado que la factura que se emita debe ser la misma que se utilice en dichas plataformas.

El directivo también insiste en la necesidad de que el Gobierno, a través de la banca de fomento (Bancoldex) apoye el factoring recomprando la cartera de los bancos y entidades financieras que desembolsan recursos a las pymes con respaldo de sus facturas, como una forma de oxigenar e inyectarle recursos frescos a este mercado tal como se hace en Chile, México, Perú y Ecuador, con sus bancos de desarrollo.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA