Empresas

Las 10 reglas de oro para innovar en las empresas

Las compañías están innovando sin perder de vista sus objetivos e ideas originales.

Trabajo en empresa

Involucrar a todas las personas y promover un ambiente de emprendimiento son puntos fundamentales para incentivar la innovación.

Foto:

123rf

Por: REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS
28 de octubre 2018 , 10:45 a.m.

Para todas las empresas que quieran estar un paso adelante, la innovación es fundamental para sobresalir dentro de la industria. Aunque este tipo de cambios se suelen asociar exclusivamente con la tecnología, hay que tener en cuenta que el factor humano siempre es el más importante, puesto que de allí se generan y ejecutan las ideas.

Algunas personas que trabajan con emprendedores y están cercanas a las nuevas tendencias van más allá y afirman que innovar es casi que obligatorio. Esta es una idea con la que concuerda Johanna Harker, directora de la aceleradora Wayra Colombia, quien plantea que “las compañías que no innoven no sobrevivirán”.

Arriesgarse a innovar debe ser una apuesta para disfrutar y aprender en el camino. Los temores no tienen que convertirse en una excusa para no hacerlo, y es importante cerciorarse de que todas las personas alrededor de la empresa participen en el proceso. Como todas las cosas, esto no es algo que se haga de la noche a la mañana. Estas son las diez reglas de oro para las empresas que pretendan apostar por la innovación:

1. Perder el miedo

Es normal tener ciertas precauciones antes de innovar, sobre todo por el temor a fracasar dentro un contexto nuevo. Pero es necesario hacerlo y valorar el error, en caso de cometerlo. Así lo aconseja Alexánder Torrenegra, quien fue galardonado como el mejor innovador colombiano por la revista Technology Review, al decir que “la innovación depende de la capacidad de cometer errores y aprender de ellos sistemáticamente”. Es importante, dar la oportunidad de experimentar y fallar a las personas de la organización, pues las grandes innovaciones tienen a su espalda varios intentos.

2. Estar un paso adelante

Antes de dar el salto, hay que estar atento a las tendencias del momento y a lo que podría hacer que la empresa destaque sobre las otras. El factor diferencial está en ofrecer algo distinto, lo que implica mirar más allá. La organización debe estar orientada a progresar continuamente e identificar oportunidades antes que la competencia; los problemas y fallas del mercado no deben verse como una dificultad, sino como una oportunidad para romper paradigmas antes que los demás. Los clientes suelen tener en cuenta, en primer lugar, aquellas firmas que ofrecen algo nuevo y les brindan herramientas para estar a la vanguardia. En un mundo globalizado ofrecer más marca la diferencia entre los que están adelante y quienes quedan rezagados.

3. Responder a una necesidad

No se trata de innovar por innovar, es enfocarse en problemas reales de las personas. Una empresa de, por ejemplo, el sector tecnológico no debe simplemente enfocarse en que su producto sea el mejor y el más avanzado, sino que debe entender de qué forma esa tecnología les ayuda a resolver problemas retadores a las personas. “Llegar a una solución que sea usada por millones de personas, varias veces al día, ese debe ser el reto”, dice Andrés Fuentes, country manager de Payu en Colombia. No se trata de ofrecer lo mejor, sino de que esto sirva en beneficio de los clientes.

Llegar a una solución que sea usada por millones de personas, varias veces al día, ese debe ser el reto

4. Respetar la idea original

La agenda de innovación debe estar alineada dentro de los objetivos estratégicos de la empresa y bajo su marca e idea general. No hay que esperar que las personas asuman la innovación y la interpreten como algo totalmente nuevo, por lo que se debe trabajar en que el mensaje comunicativo detalle el paso que se está dando sin dejar a un lado el posicionamiento que ya tiene la compañía. Innovar no significa, en la mayoría de los casos, empezar de cero, sino que ayuda a posicionar aún más la empresa dentro del mercado. Es determinante que la compañía tenga un significado que penetre en el publico e ir renovando esa imagen periódicamente.

5. Tener un enfoque global

Hay que pensar siempre en ir más allá. Hoy, la innovación permite, más que nunca, llegar a diferentes partes del mundo y salir del mercado local. “La innovación centrada en las particularidades locales rara vez puede llevarse a otros lugares del planeta”, dice Alexánder Torrenegra. Es importante aspirar a entrar en una economía de escala, cuyo beneficio está en que la empresa pueda obtener ventajas en términos de costos al expandirse. Al fijarse objetivos a largo plazo, debe existir la idea de entrar a otras regiones y atender retos de alcance mundial para, progresivamente, alcanzar mercados en distintas partes.

6 Innovar de forma sostenible

La innovación nunca debe restar y, por esta razón, el aspecto económico es fundamental al dar el paso, pues influye en la forma como se sostendrá la empresa, razón por la cual hay que tener un presupuesto y modelo financiero sostenible que ofrezca un retorno económico y de impacto en la generación de valor diferenciado hacia el mercado, los clientes y empleados. “La innovación cuesta cero pesos si hay generación, retención y retorno de valor”, resalta el director de Innovandes y docente de la Universidad de los Andes, Jorge Hernández.

7. Involucrar a todos en la empresa

La innovación no debe corresponderle solamente a un área de la empresa, pues en esta tiene que participar todo el personal, empezando por la cabeza de la organización, quien debe determinar el momento para hacerlo y estar convencido de que es importante llevar a cabo esta apuesta. Hay que dar respuesta a los cambios dinámicos del mercado global y participar de manera diferenciadora y competitiva, por lo que es importante no ver la innovación como un tema de unos cuantos sectores sino como una vocación transversal de toda la empresa.

8. Incentivar el pensamiento innovador

La innovación debe estar en el ADN de la cultura empresarial y no debe ser obligada sino atractiva y provocativa. Para hacerlo hay que retar a las diferentes áreas de la empresa a pensar en innovaciones incrementales, es decir que el trabajo de cada persona repercuta en un gran cambio. Por esto es importante motivar el pensamiento creativo y estratégico del talento humano, además de evitar juzgar y atacar las ideas de las personas en las empresas, puesto que es importante darles valor a todas las propuestas hechas en pro del desarrollo.

9. Tener un valor agregado

Además de dar respuesta a una necesidad, la innovación empresarial debe propender por la transformación en la calidad de vida de las personas, lo que generará un impacto aún mayor. Y no solo de los clientes, este trabajo debe apostar por transformar de forma positiva a quienes están dentro de la organización, quienes durante el proceso innovador deben adquirir más capacidades así como desarrollarse integralmente. El crecimiento no es un resultado de innovar, sino que está directamente vinculado con el avance de este proceso.

10. Trazarse objetivos más altos

Innovar no es algo que se haga solo una vez; por el contrario, significa que las empresas estén constantemente atentas a las tendencias del momento para competir al nivel más alto y asegurar su desarrollo. Fijar objetivos periódicamente es un método para mantenerse a la vanguardia y trabajar por el crecimiento; es decir, los retos son vitales para asegurar el bienestar futuro. Alcanzar estos desafíos implica idear mecanismos y transformarse, por lo que es clave no esperar a que los retos lleguen, sino planteárselos permanentemente.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA