Novak Djokovic el segundo deportista internacional del 2018 para EL TIEMPO - Tenis - Deportes - ELTIEMPO.COM
Tenis

Djokovic recuperó confianza para volver a mandar en el tenis mundial

Fue escogido como el segundo Deportista Internacional del Año para EL TIEMPO.

Novak Djokovic

Novak Djokovic, con su título de campeón.

Foto:

AFP

Por: DEPORTES
23 de diciembre 2018 , 02:02 a.m.

Las dudas quedaron en el pasado, la zozobra por saber si algún día podría regresar a su mejor nivel fue vencida. El tenista serbio Novak Djokovic tuvo cinco meses de puro espectáculo para volver a la cúspide del tenis mundial y volver a atravesarse en el camino de dos de los mejores jugadores de la historia: Roger Federer y Rafael Nadal.

Djokovic superó problemas físicos en un codo y un hombro que lo relegaron en la clasificación de la ATP y mermaron su nivel de forma abismal. Pero, más allá de esos dolores, su cabeza nunca estuvo dentro de las pistas. Perdía encuentros de manera increíble y cometía errores de un principiante.

Pero fue a partir de mayo de este año cuando comenzó a mostrar una evolución. Allí, en el polvo de ladrillo del Masters de Roma, se metió en las semifinales del torneo, cayendo con Rafael Nadal, quien hasta entonces era el número uno. Pero las sensaciones fueron muy buenas, y parecía ser cuestión de tiempo para resurgir de las cenizas.

El primer golpe lo dio en Wimbledon. En la capital del tenis mundial, el serbio jugó su mejor tenis. Fue sólido, se reinventó y se coronó campeón, luego de intensos partidos en los que venció, entre otros rivales, a Nadal en uno de los encuentros más recordados durante este año.

De ahí en adelante su mentalidad fue más fuerte, y se convenció de que había regresado a su mejor nivel. Ganó el Masters 1.000 de Cincinnati, el US Open y el Masters 1.000 de Shanghái. Le bastó poco tiempo para volver a atravesárseles a Nadal y Federer.

Novak Djokovic

Novak Djokovic ganó el US Open 2018.

Foto:

AFP

A Djokovic se lo ve feliz y en plenitud física. Está más seguro dentro de la cancha. Volvió a confiar en sus virtudes tenísticas. Le sobran experiencia y oficio. Sabe del respeto que infunde en los adversarios (incluso, en Federer y Nadal). Todo ello genera un combo explosivo que encumbra al serbio como un peligro para todos.

“Siempre he creído en mí, pero era tan improbable en aquel momento, cuando estaba en el puesto 22 del mundo y con la forma como jugaba y me sentía en la pista. Pero lo logré, recuperé mi juego y volví a ser el número uno del mundo”, aseguró el tenista de Belgrado.

El serbio celebró la vuelta este año de su antiguo entrenador, el eslovaco Marian Vajda, de quien aseguró que es “un amigo y parte de la familia”, que le ayudó a recuperar su mejor estado de forma.

“Tenerlo de vuelta ha sido genial. En ese tiempo he estado pensando en qué dirección quería ir y he sentido que a estas alturas de mi carrera debería volver a las bases”, manifestó sobre el técnico que lo ha entrenado durante once años.

Ahora, Djokovic intentará “disfrutar del momento” para mantenerse a la vanguardia del tenis mundial. Lo claro es que si se mantiene en el 2019 como cerró este año, las posibilidades de ganarse la gran mayoría de torneos que dispute y los grand slams es muy alta, porque sus rivales no sabrán cómo detenerlo.

DEPORTES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA