Entrevista EL TIEMPO Cabal y Farah Masters de Londres 2018 - Tenis - Deportes - ELTIEMPO.COM
Tenis

Cabal y Farah, último examen para ser los maestros del 2018

EL TIEMPO habló con los tenistas que jugarán el Masters de Londres, con las 8 mejores parejas.

Juan Sebastián Cabal

Juan Sebastián Cabal y Robert Farah.

Foto:

AFP

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de noviembre 2018 , 11:36 a.m.

El año de ensueño para los tenistas colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah culminará desde este domingo cuando participen en el Masters de Londres, torneo que reúne a las mejores ocho parejas del año, en un hecho único para este deporte en el país y en el que querrán confirmar la consistencia con la que jugaron una temporada en la que ya pelean por los grand slams.

Cabal y Farah (equipo Colsanitas) llegaron a este torneo como la segunda pareja del año, jugando la final del Abierto de Australia, siendo semifinalistas del US Open y ganando el título del Masters 1.000 de Roma. Sus rivales los respetan en la cancha y se han ganado con su constancia y buen juego estar entre los mejores del mundo.

En entrevista con EL TIEMPO, ambos jugadores hicieron el balance de la temporada, hablaron de las claves de su éxito y expresaron cuáles son sus objetivos para este Masters de Londres.

¿Cuál es el balance general de la temporada?
Robert Farah: Es un gran balance de año. La verdad es que estoy muy contento. Estuvimos con mucha constancia a través de la temporada, sacando buenos resultados en casi todos los torneos que jugamos. Al final se trata de eso, de competir en todos los torneos a los que se va, con chances de ganar y eso es lo importante.

Juan Sebastián Cabal: Es un año que deja un balance positivo, con muchas cosas buenas, muchas que te dejan tranquilo. Fue una buena temporada a nivel individual y grupal. Tuvimos buen nivel tenístico durante todo el año. Estuvimos bastante sanos físicamente y eso quiere decir que estamos haciendo las cosas bien, ganando títulos y llegando a finales. Todo quiere decir que vamos por el camino correcto de lo que queremos, lo que estamos buscando, de la ilusión con la nos levantamos día tras día. Ojalá este sea el inicio maravilloso en nuestras carreras.

¿Qué fue lo más importante, lo que más trabajaron y en lo que más mejoraron este año con respecto a los demás?

RF: La meta del año fue estar saludables, entrar a la cancha a nuestro cien por ciento, sin molestias. Ese fue el gran objetivo, de estar con salud, competitivos y pudimos lograrlo.

JSC: El secreto fue la continuidad, estar lejos de lesiones, eso nos permitió jugar los torneos que queríamos, hacer un calendario a nuestro antojo y ese fue el secreto. Descansamos cuando teníamos que descansar, hicimos buenos ciclos y eso nos permitió que nuestro nivel estuviera alto durante toda la temporada y por eso logramos los resultados que obtuvimos.

Fue un gran logro nuestro de poder cumplir la meta de tantos años. Sabíamos que pertenecíamos a este selecto grupo


¿Cuál fue la mejor victoria y la derrota que más les dolió?

RF: La victoria que más me gustó fue contra los hermanos Bryan en las semifinales del Abierto de Australia y la derrota que más me dolió fue contra la pareja Bryan-Sock en las semifinales del US Open.

JSC: La mejor victoria diría que fue la semifinal en el Abierto de Australia o la final del Masters 1.000 de Roma. Fueron dos partidos que significaron mucho en nuestra carrera, cumpliendo las metas de este año. En cambio, la derrota que me dolió mucho fue en los cuartos de final de Roland Garros, fue un partido bastante duro, que jugamos muy bien, pero que por cosas de la vida no salió para nuestro lado y nos tocó el lado feo de la moneda. Aunque siempre se sale con la cabeza en alto de que se hicieron las cosas muy bien, sabiendo que se va por el camino correcto. Entonces queda el sinsabor de no poder ganar, pero que se dio todo para poder lograrlo.

Y la pareja más incómoda...
RF: Creo que todas las parejas tienen su parte difícil, no creo que haya una pareja que no me haya gustado jugar en contra. Todos los partidos los disfruté mucho y siempre acepto el reto que cada pareja propone.

JSC: La pareja incómoda creo que fue la conformada por Bryan-Sock en la semifinal del US Open. Eran locales, estaban jugando bien, venían con mucha confianza, sin perder partidos y tuvimos un estadio en contra. Entonces las circunstancias las hicieron bastante fuertes, así que no se nos dio, lo intentamos y se nos escapó ese partido. Da la circunstancias que uno sacaba y ellos voleaban muy duro, teniendo un gran singlista como Sock.

Juan Sebastián Cabal

Juan Sebastián Cabal y Robert Farah.

Foto:

Getty Images

RF: No se puede poner en palabras. Es algo indescriptible. Es algo que se vive unas cuantas veces en la vida. Estar dentro del estadio entrenando y ser parte de esta élite es duro de poner en palabras.

JSC: Fue un gran logro nuestro de poder cumplir la meta de tantos años. Sabíamos que pertenecíamos a este selecto grupo y fue la ratificación de nuestras horas en cancha, de nuestros entrenos, del gran año que hemos tenido y es una gran alegría poder decir que estamos en Londres.

¿Para qué están Cabal y Farah en el Masters de Londres?

RF: Estamos aquí para competir, para dejar el cien por ciento en la cancha y dejar nuestro nombre y el de Colombia en lo más alto y ojalá podamos quedarnos con el título, pero para eso toca dejar toda nuestra energía en la cancha desde el principio.

JSC: Venimos, como en todos los torneos, con la ilusión de levantar la copa, pero obviamente toca tener los pies en la tierra, con mucha humildad, sabiendo que toca comenzar por el primer partido y trabajar poco a poco. Todo comienza de alguna manera y debemos hacer una gran primera ronda.

¿Son los dobles una modalidad menor en el tenis?
RF: El dobles pueda que tenga menos relevancia que el sencillos, ya que es un producto del ATP que vende menos. El sencillos tiene una complejidad un poco más alta en términos de que es más físico, pero la final del día, yo que fui singlista y doblista, uno atraviesa al final del día por las mismas cosas, los mismos miedos, las mismas alegrías dentro de la cancha. Por ese lado es similar. Lo único es que a una modalidad le dan más relevancia que otro, porque sencillamente es lo que más se ha vendido y lo que más se promociona.

JSC: No lo veo como si el dobles fuera inferior al sencillos. Obviamente son modalidades totalmente diferentes. El dobles es en parejas y en sencillos estás solo, es una batalla uno contra uno, acá en el dobles es dos contra dos. El sencillos es físicamente agotador, hay batallas impresionantes, mientras en el dobles se tiene la ayuda de su compañero, es más reactivo, mucho más explosivo, hay puntos más de rapidez, es mucho más corto, más ágil en el sentido de que son de reflejos, explosividad de movimientos, de entenderse con sus compañeros, de moverse bien y el sencillos tiene su secreto, una preparación, una batalla mental y física. Ambas modalidades tienen lo suyo, así lo veo yo. No digo que sea inferior el dobles o que sea superior. Cada modalidad tiene lo suyo y son totalmente diferentes.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA