Otros Deportes

Molinari ganó y Tiger volvió a ilusionar en el Abierto Británico

El campeón se convirtió en el primer italiano en lograr un major.

Edoardo Molinari

Edoardo Molinari, golfista italiano.

Foto:

Reuters

22 de julio 2018 , 07:39 p.m.

La edición 147 del Open Británico, en un Carnoustie manso, terminó siendo muy emocionante. En la vuelta final hubo de todo. Buenos tiros, malos tiros y una incertidumbre hasta el último hoyo para saber quién podría quedarse con la jarra. Al final, Edoardo Molinari se convirtió en el primer italiano en ganar un major.

El solo hecho de que apareciera un poquito el viento puso a los jugadores en disputa a tener que luchar de principio a fin. Jordan Spieth, Kevin Kisner y Xander Schauffele habían partido con -9 al frente de la prueba, pero uno a uno se fueron rompiendo en la primera vuelta. Spieth, con bogey en el 5 y doble bogey en el 6, terminaba con 39. Schauffele, peor aún: bogey en el 5 y el 6 y doble bogey en el 7, para 40. Kisner, con un doble bogey y tres bogeys, también pasaba con 40. Así las cosas, cuando Tiger Woods pisó el tee del hoyo 10, era líder. Dos birdies, en el 4 y el 6, para 34, ponían a soñar al mundo del golf con que el más grande jugador de los últimos tiempos podría hacerse con su decimoquinto major y empezar una nueva vida en el golf.

Lamentablemente para Tiger, no fue así. El hoyo 11 fue la debacle. Se equivocó en el segundo tiro, lo cual le costó finalmente un doble bogey, el único que tuvo en el torneo. Un poco bloqueado, también terminó haciendo bogey en el 12. Hizo un birdie en el 14, pero ya era tarde.

Tiger terminó en la sexta posición, con -5. Pero el jugador que venía en su grupo, el italiano Molinari, sin mostrar mucho, sin robarse muchas ovaciones, terminaba los primeros nueve hoyos con el par de la cancha y con el mismo -6 con el que había partido.

Luego, Molinari siguió en el mismo ritmo y embocó putts en el 12 y el 13, para par. Luego, un gran putt en el 14 para birdie. Después, otro excelente putt en el 15 para par y cerró con tres sensacionales tiros en el terrorífico hoyo 18 para conseguir el birdie que lo metió en la historia del golf.

Para Molinari, un jugador de 35 años, la victoria es merecidísima. Está haciendo una temporada fenomenal. En mayo había ganado el BMW PGA Championship, uno de los torneos más importantes del Tour Europeo. Y a comienzos de julio ganó su primer torneo en el PGA Tour, el Quicken Loans National, con 21 bajo par y ocho golpes de ventaja a su escolta. Para muchos era favorito por la forma de golpear la bola, muy recta y, sobre todo, por su sensacional juego alrededor del green, que fue lo que finalmente lo llevó a la victoria.

Hay que recordar que Molinari, en compañía de su hermano Edoardo (quien, a propósito, ganó el primer torneo del Challenge Tour que se hizo en el Country Club de Bogotá, en 2007), ganó la Copa del Mundo por parejas, en 2009. Francesco se erige como el mejor golfista italiano de todos los tiempos y, además, pone nuevamente a Europa en la victoria de los majors, que venían siendo dominio estadounidense. Todo lleva a que habrá una fenomenal Ryder Cup en septiembre, en la sede de París.
La temporada de los majors terminará con el PGA Championship, entre el 9 y el 12 de agosto, en San Luis (Missouri). El mundo del golf seguirá expectante a ver si Tiger concreta un nuevo título.

GERMÁN CALLE
Para EL TIEMPO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA