Francisco Mosquera va por la revancha en los Centroamericanos - Otros Deportes - Deportes - ELTIEMPO.COM
Otros Deportes

Francisco Mosquera va por la revancha en los Centroamericanos

Una rotura del tendón rotuliano de la rodilla izquierda lo sacó de los Olímpicos de Río.

Francisco Mosquera

Francisco Mosquera, pesista colombiano.

Foto:

AFP

19 de julio 2018 , 11:09 p.m.

Estaba a pocos días de la gran cita, de cumplir el sueño de luchar por una medalla en los Juegos Olímpicos 2016, pero cuando entrenaba, Francisco Mosquera sintió un tirón y un fuerte dolor en la pierna izquierda.

Los médicos acudieron a donde estaba Mosquera, quien de un solo grito prendió las alarmas. En medio de lágrimas fue trasladado a un centro médico y luego de los exámenes se dio cuenta de la tragedia: se rompió el tendón rotuliano, abandonó la concentración y se olvidó del 8 de agosto, cuando debía ir por el oro en los 62 kilos de las pesas. Ese día, Óscar Figueroa fue oro.

Después de 15 meses, Mosquera volvió a los entrenamientos, reapareció en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta, se colgó los tres oros y quedó listo para el Mundial de Anaheim (EE. UU.), en el que fue oro en envión y total.

A comienzos de este año los dolores en su pierna izquierda volvieron, por lo que tuvo que parar, realizar una recuperación, bajarle al ritmo de los entrenamientos y no volver a competir, por eso no estuvo en los Juegos Suramericanos de Cochabamba (Bolivia).

Este viernes regresa. Lo hará en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla. Es una de las cartas en las pesas para ganar los dos oros en disputa, en arranque y envión, torneo que comienza este viernes con 56 y 62 varones y 48 kg, damas.

¿La lesión es historia?

Creo que sí. Este año paré porque me dolía, no fui a los Suramericanos, paré un poco y ya me encuentro listo para la prueba.

¿Fue duro volver a parar?

Sí, no fue fácil, venía bien, de ganar en el Mundial y en los Bolivarianos y me volvió el dolor. Estuve angustiado, porque en algún momento pensé en que tenía que parar más.

¿Pensó lo peor?

Claro, porque estaba bien, ganando y de un momento a otro me tocó bajar las cargas, pero gracias a los médicos y al apoyo de Coldeportes y del Comité Olímpico Colombiano vuelvo con todo.

¿Pasó momentos difíciles?

Me angustié, porque no es fácil asimilar que el dolor volvió. Me dio ansiedad de saber qué pasaba, de saber si podía seguir en el deporte, pero está superado.

¿Cuál es su meta en estos Juegos?

Ganar los dos oros, ya pensando en los Olímpicos de Tokio, creo que es una buena opción para saber en qué estamos con miras a ese reto.

¿Cómo ve el cambio de división?

No tengo idea lo que haremos. Se acaban los 62 kilos y no sabemos qué hacer, si bajar o subir. Si hago lo primero eso me exige bajar de peso, aunque con eso no tengo problemas.

¿Cuál es el problema?

Que no sabemos qué hacer. Hemos decidido tomar todo con calma, analizar lo que pasa y tomar una determinación rápida de quedarme en 61 o subir a 67 kilos, claro, con el fin de ir a Olímpicos.

¿Ve claro ganar los oros en Barranquilla?

No tanto. Vienen rivales muy fuertes, como los mexicanos. Soy fuerte en el envión, pero ellos también.

¿Es justo que en estos Juegos solo entreguen dos medallas de oro?

No lo veo así, no entiendo por qué lo hacen. Deberían ser tres metales dorados, porque hay otros deportistas que pueden ganar también, pero esas son las reglas del juego y las cumpliremos.

LISANDRO RENGIFO
Enviado especial de EL TIEMPO
En Twitter: @lisandroabel

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA