Carta abierta del medallista olímpico Yuberjen Martínez - Otros Deportes - Deportes - ELTIEMPO.COM
Otros Deportes

Carta abierta de un medallista olímpico

Yuberjen Herney Martínez Rivas, boxeador colombiano, medalla de plata en Río.

Yuberjen Martínez

El colombiano Yuberjen Martínez.

Foto:

Reuters / Archivo

05 de junio 2018 , 03:38 p.m.

Cochabamba (Bolivia), junio 5 de 2018

Mi nombre es Yuberjen Herney Martínez Rivas, soy boxeador desde los 12 años y medallista de plata de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 en la categoría de 49 kilogramos. Desde hace 14 años que comencé a practicar el boxeo en mi natal Colombia, nunca he dejado de soñar con la medalla de oro olímpica. En Rio hice historia para mi país ganando la primera presea de plata.

Al igual que todos los boxeadores minimosca, que hemos entregado nuestras vidas y lo seguimos haciendo al boxeo olímpico y vivimos regidos por las reglas que nos trazan nuestros comités nacionales, mi empeño y sacrificio me ha traído a poder mantener a mi familia que antes vivía en la pobreza, a tener una vida digna.

Además de mi medalla olímpica, tengo varias preseas a mi nombre en los 49 kilogramos: campeón nacional de Colombia juvenil y de mayores por varios años, campeón de Juegos Bolivarianos 2013 y 2017, campeón Continental 2017, medalla de plata en Juegos Centroamericanos de Veracruz 2014, medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Hamburgo 2017.

Por los resultados como boxeador serio, dedicado y quien ofrece resultados, a partir de agosto de 2016 me han llegado una serie de propuestas con el objetivo de incursionar al boxeo profesional. Todas las he rechazado ya que “quiero continuar mi carrera como boxeador amateur, continuar con la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA, por sus siglas en inglés) y con el Comité Olímpico de mi país y por ende con el Comité Olímpico Internacional”.

Las ofertas realizadas por empresarios del boxeo profesional han sido sustanciosas algunas y otras no, pero he preferido mantenerme al cuidado de mi Comité Olímpico (colombiano), nuestro Instituto de Deportes (Coldeportes) y nuestra Liga Departamental (Antioquia) que si bien no me pagan tanto como estas promotoras de boxeo profesional, me pagan lo suficiente para mantener decorosamente a toda mi familia, están pendiente de mi salud, mis estudios y todo lo demás que tiene gran importancia para un ser humano.

La noticia que comenzó a circular en el mes de febrero de 2018 sobre la participación del boxeo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y la exclusión de pesos de 49 y 52 kilos, me pregunté si valió la pena ser fiel al movimiento deportivo olímpico internacional que tanto predican mi Comité Olimpico (Colombiano) y el Comité Olimpico Internacional (COI), me pregunté si alguien, llámese institución deportiva o autoridades deportivas internacionales, pueden truncar los sueños de miles de deportistas practicantes del boxeo que pertenecen a estas categorías de pesos (49 y 52 kilos) sin antes anunciarlo a las Federaciones Nacionales y Comité Olímpicos Nacionales, porque si terminados los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro esto se hubiera anunciado, todos los boxeadores de las divisiones que pretenden eliminar (49 y 52 kilos) hubiéramos buscado refugio en el boxeo rentado o la UFC o cualquier otra cosa para mantener decorosamente nuestras familia.

Señores de la AIBA y el COI, nosotros somos boxeadores, deportistas de rendimiento y hemos venido realizando nuestra tarea desde el año 668 A.C, cuando se designaban al azar dos rivales, sin limite de peso. Luego en los Juegos Olímpicos Modernos desde las Olimpiadas de San Luis 1904 hemos realizado la tarea con buenos y grandes espectáculos, estando en todas las ediciones hasta la actualidad, con excepción de Estocolmo 1912. No duermo preguntándome si en el siglo que estamos, siglo 21, puede existir una Institución Deportiva que prohíba la participación de un deporte en Juegos Olímpicos como en su tiempo hizo el emperador Teodosio I El Grande o el gobierno de Suecia en Estocolmo 1912.

Señores de AIBA y el COI siempre he sabido que las contradicciones son las bases del desarrollo, es conocido de todos las contradicciones existentes entre ambas instituciones deportivas pero entiendo que esas contradicciones deben ser resueltas sin dañar en lo mas mínimo a los boxeadores, porque cuando sea así, ninguna de las dos instituciones esta cumpliendo con el objetivo para lo que fueron creadas entre otras cosas y es defender los derechos de todos los deportistas que integran el Movimiento Olímpico Internacional y de nosotros los boxeadores en el caso de la AIBA.

Las peleas entre el COI y AIBA ya van teniendo sus efectos desesperados en boxeadores del primer nivel en la categoría de los 49 y 52 kilos, en fecha reciente, en el marco del clasificatorio para los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrado en la ciudad de Tijuana (México) un boxeador de origen cubano desapareció, o mejor dicho abandonó la delegación, Joahnys Argilagos, campeón mundial 2 veces consecutivas y medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 (2 del ranking mundial) era el protagonista de la deserción y no tomó esa determinación por problemas económicos, sino porque el boxeo es su único modo de vida, el de él y el de su familia. Imagino que Argilagos estaba pensando en cómo haría si desaparece la división de los 49 kilogramos, ¿será posible subir a los 56?, ¿subir 7 kilos? Eso es inaudito, solo se le ocurriría a alguien no conocedor del boxeo.

También cabe preguntarse ¿por qué deciden eliminar justamente la división de los 49 kilos?, ¿será porque los países del tercer mundo reinan en esa categoría de peso?, en los Juegos Olímpicos 2016 tres boxeadores del continente americanos fueron los medallistas y uno del continente asiático, por cierto, el mejor boxeador de los Juegos Olimpico, el uzbeco Hasanboy Dusmatov, quien obtuvo el trofeo Val Barker, premio otorgado cada 4 años durante los Juegos Olímpicos al mejor boxeador libra por libra de la competición que para entregarse se toma en cuenta el desempeño del boxeador a lo largo de todos los combates disputados en la competición, y la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) es la encargada de entregar el premio, ¡Irónico! Porque ahora quieren desaparecer la categoría de los 49 kilos.

En los Juegos Olímpicos de Londres 2012 se comenzó a disputar el boxeo femenino, participaron tres (3) categorías de pesos, 51, 60 y 75 kilos. Fue hermoso ver a las mujeres participar en tan magno evento, pero debemos ser cuidadoso, incluir a las féminas fue una sabia decisión, el boxeo masculino no tuvo grandes cambios ni se vio tan perjudicado como en estos momentos que pretenden eliminar categorías de pesos masculinas que participan en Juegos Olímpicos desde hace muchas décadas para incluir nuevas categorías de mujeres.

Les recuerdo señores de la AIBA y COI que nosotros vivimos del boxeo y para el boxeo, nosotros hemos sido fiel al movimiento olímpico internacional y después de finalizado los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 nunca nos informaron sobre la eliminación de categorías de pesos de hombres para agregar mas divisiones de pesos en las mujeres. En mi caso particular y algunos otros boxeadores conocidos de mi país y otros países realizaremos una demanda a todos los niveles e instituciones implicadas en decisiones que nos afecten.

Sinceramente,
YUBERJEN HERNEY MARTÍNEZ RIVAS
Boxeador Olímpico

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA