Deportes

Meluk le cuenta… (Los técnicos son los cracs de la final)

Va toda una Liga de elogios para sus trabajos con unas nóminas que son justas para el medio local.

13 de diciembre 2017 , 01:09 p.m.

Se sabe que el fútbol es de los futbolistas y no de los técnicos. Decirlo es revelar la fórmula del agua tibia. Por eso se prendió la alarma en Millonarios por Ayron del Valle y su cuestionado y mentado codazo. Al fin y al cabo, es el goleador que con su efectividad cobró los puntos del gran remate de torneo del equipo. ¡Es que se juega la final!

Por eso, en Santa Fe respiraron aliviados cuando Wilson Morelo, su artillero, recibió el alta médica y por eso muchos de sus hinchas lamentan la baja de Leandro Castellanos, el portero titular lesionado. ¡Es que se juega la final!

Sin embargo, óigase bien: este Millonarios y este Santa Fe son equipos más de técnicos que de futbolistas.


Con poquísimas figuras, con unas nóminas cuestionadas por su peso específico, sin tener ni Charás ni Teos ni Dayros ni Armanis llegaron a la final por su identidad táctica y estratégica. ¡De los dos equipos apenas hay un par de suplentes de los suplentes en la Selección Colombia (Castellanos y Tesillo, de Santa Fe)!

Miguel Ángel Russo, argentino de Millonarios, y Gregorio Pérez, uruguayo de Santa Fe, son esta vez, las estrellas. Sí, sí, sí… Sé que sin el gol de Roa o sin el penalti atajado por Vikonis pues la historia que se contará este miércoles quizá sería otra. Pero lo mejor de Millos y Santa Fe hoy son sus técnicos. No lo duden.

Hace apenas un par de meses los hinchas de Millonarios estuvieron a punto de quemar el pueblo porque les habían armado un equipo sin futbolistas de jerarquía.
Y en Santa Fe se persignaban por no tener un volante de armado titular y por su delantera Plata-Pajoy.

Durante todo un semestre se elogió la solidez defensiva, la seriedad, la practicidad y la fortaleza grupal de Santa Fe. Un equipo de defensa y reacción. “Somos contragolpeadores”, dijo Roa sin arandelas. Fuerte en el juego aéreo alimentado con la pelota parada. Hacerle un gol a Santa Fe es cosa seria. Y Santa Fe anota con certeza.

Millonarios lleva por lo menos seis meses jugando el mismo partido: defensa de guapos, velocidad en las bandas, contragolpe rápido (“transición ofensiva”, dirán los posudos). Russo le dio una marca a un equipo que juega igual siempre. Serio. Que recibe pocos goles y que ha tenido problemas para crear opciones gol.
En el marco general de juego, ambos equipos son mejores sin la pelota y reaccionando en velocidad.

Pero entre ellos, como lo muestran las estadísticas, Santa Fe cuenta con una mejor defensa y Millonarios, con un mejor ataque en medio de su paridad general. Paridad que se ha roto en los últimos juegos a favor del equipo de Pérez en la pelota quieta: dos tiros de esquina, dos cabezazos de Valencia y dos victorias 1-0.

Este miércoles es el primer acto de una final en la que los entrenadores son las figuras.

Va toda una Liga de elogios para sus trabajos con unas nóminas que son justas para el medio local, y basta.
Este miércoles las estrellas de la final son Russo y Pérez. No juegan Chará, Teo, Dayro o Armani…

Meluk le cuenta…

Gabriel Meluk
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA