Fútbol Internacional

Con Murillo todo el partido, Valencia ganó 2-1 a la Real Sociedad

Además, Atlético de Madrid derrotó 2-5 al Sevilla, que contó con la presencia de Muriel.

Jeison Murillo

Jeison Murillo jugó todo el partido en la victoria 2-1 contra la Real Sociedad.

Foto:

Tomado de @JeisonMurillo19

25 de febrero 2018 , 04:57 p.m.

Un Valencia discreto, sobre todo en el segundo tiempo, se impuso a la Real Sociedad que, en muchas fases del encuentro fue superior a su rival y que no tuvo la suerte de cara en las jugadas clave del choque.

El segundo tanto local estuvo precedido por un fallo del meta Toño Ramírez y el arquero brasileño Neto desbarató poco después una acción en la que es inexplicable que la pelota no entrara en la meta del Valencia.

El encuentro dio comienzo con una fase de control de juego por parte de la Real Sociedad, que se adueñó del balón, aunque sin profundidad. A medida que pasaban los minutos, el Valencia, conducido por Parejo, con el apoyo del francés Francis Coquelin y de Carlos Soler, crecía, aunque le costaba transformar su mejoría en claras ocasiones de gol.

De hecho, la primera de que dispuso fue la el 1-0, tras un balón robado en el centro del campo que Martín Montoya envió a Santi Mina para que, de cabeza, batiera a Toño. Apretó más el Valencia hasta el descanso, sin que la Real le inquietara y el encuentro llegó a su ecuador con mínima ventaja local.

El equipo de Eusebio Sacristán volvió a dominar en el inicio de la reanudación, aunque con mucha más presencia en el área rival que en el primer periodo y tras una buena recuperación a la salida del balón, Mikel Oyarzábal empató el encuentro.

El Valencia estaba desorientado y la Real se había adueñado del partido a base de intensidad, manejo del balón y, sobre todo, anticipación, sin que el equipo local, cuando tenía el balón, tuviera ideas claras de lo que hacer con él. Sin embargo, en una llegada aislada del Valencia por la izquierda, Toño no atrapó el balón y Mina puso el 2-1 en el marcador justo cuando peor lo pasaba su equipo ante una Real superior.

La dinámica apenas cambió, con la Real dueña del balón ante un Valencia que entró en el último cuarto de hora centrado en contener a un rival que buscaba al menos el empate y que pudo lograrlo en una falta que se saldó con un doble remate que no entró por muy poco en la meta local (m.79).

El peligro rondaba la meta local y sus salidas, el equipo de Marcelino García Toral se mostraba impreciso y sin apenas recursos para controlar el partido,
a lo que se unieron unos los minutos de inferioridad tras la lesión de Paulista con los tres cambios ya realizados.

Atlético de Madrid dio una exhibición en el Sánchez Pizjuán

El Atlético de Madrid dio una exhibición en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante el Sevilla, al que goleó por un 2-5 que le ratifica en su lucha por el título de liga, del que se pone ahora a siete puntos, la desventaja que tiene ante el líder FC Barcelona.

Un tanto de Diego Costa en el minuto 29 y otro del francés Antoine Griezmann poco antes del descanso pusieron una buena ventaja al Atlético de Madrid (0-2) en la primera parte del partido ante el Sevilla, que comenzó bien pero se desorientó después.

El equipo local pudo adelantarse en el marcador a los tres minutos pero el colombiano Luis Muriel no acertó ante la intervención del esloveno Jan Oblak, mientras que Costa y Griezmann no perdonaron. Ya en la segunda parte llegaron dos más de Griezmann, uno de penalti, y otro de Koke Resurrección antes de que Pablo Sarabia y Manuel Agudo 'Nolito' lograran los del honor sevillista.

Fue el cuarto enfrentamiento de la temporada entre sevillistas y atléticos, tras la victoria madrileña en la primera vuelta de LaLiga (2-0) y los dos triunfos en la Copa de los andaluces (1-2 y 3-1), y en esta ocasión con el objetivo claro para el equipo de Cholo Simeone de afianzar su segunda plaza en la tabla y seguir a la estela del Barcelona, y para el de Vincenzo Montella de acercarse a los puestos 'Champions'.

Con ello, ambas formaciones salieron con sus equipos de gala y más después de saber el Atlético que el Barcelona y el Real Madrid habían ganado sus partidos de esta semana y el Sevilla que había hecho lo propio el Villarreal y el Valencia.

Avisó pronto el Sevilla, a los tres minutos, en un pase cruzado de Jesús Navas al colombiano Luis Muriel pero éste se encontró con una gran intervención del meta esloveno Jan Oblak. Arrancó mejor el conjunto del italiano Montella, dinámico en su juego y haciendo trabajar al dispositivo defensivo del Atlético, el mas efectivo de LaLiga Santander.

Bien atados los dos puntas de la formación visitante, Diego Costa y el francés Antoine Griezmann, el Sevilla se encontró pronto con el trance de la lesión de Jesús Navas, quien solicitó el cambio a los diecisiete minutos y fue sustituido por el lateral derecho mexicano Miguel Layún.

Esa circunstancia coincidió con el despertar en ataque del conjunto del argentino Simeone, que empezó a tener mas presencia con el balón en sus pies y a equilibrar el choque para buscar alguna ocasión de poner en peligro al meta Sergio Rico. Esta oportunidad llegó poco antes de cumplirse la media hora de juego, en un grave error del argentino Éver Banega al borde del área, donde perdió un balón ante Diego Costa y éste no perdonó y logró su tradicional gol ante el equipo sevillista, el undécimo en trece encuentros.

El 0-1 puso el partido como le gusta al Atlético, con el marcador a favor y controlándolo con oficio ante un rival que se descentró y ya no fue el mismo del inicio. Griezmann también quiso ser protagonista y, pese a que había estado poco lucido, en el minuto 42 se sacó un zapatazo al borde del área al que no pudo responder Sergio Rico para dejar el resultado ya muy franco para los colchoneros en la segunda mitad.

En la reanudación, salió el Sevilla con la intención de ser protagonista pero no lo vio claro ante un rival que utilizó el arma del contragolpe para hacer daño, y sí llegó el tercer tanto visitante muy pronto, en un penalti que transformó Griezmann tras la falta que Sergio Rico cometió en su salida a Diego Costa. Si el 0-2 era ya muy complicado, el tercero en la meta local fue definitivo ante un Atlético que jugó con mucha suficiencia ante la impotencia del rival.

Así, en otro grave error defensivo de los locales, Griezmann tomó un balón que finalmente remachó en gol Koke Resurrección y después el propio francés estuvo cerca del quinto pero su remate se estrelló en un poste en un partido ya sin historia.

Solo las broncas de público en las salidas al campo de los exsevillistas Víctor Machín 'Vitolo' y Kevin Gameiro y la posibilidad de que el Atlético metiera otro como lo hizo Griezmann, el tercero de su cuenta, o que el Sevilla maquillara el resultado con los tantos de Sarabia y Nolito en el tramo final.


EFE

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA