Fútbol Internacional

¿Ultimátum de James?... (Opinión)

Para pelear la titular, en Bayern o donde sea, necesita estar bien.

03 de diciembre 2018 , 09:14 p.m.

James Rodríguez lo dijo en tono distendido, rodeado de fanáticos, compañeros, cervezas y patrocinadores. Lo dijo como quien no quiere armar polémica, pero sonó como un grito desesperado. “Si me tengo que ir porque no juego, entonces me iré”, dijo James, quien se enfrenta a un panorama incierto, sin saber si el DT Niko Kovac lo tendrá en cuenta, si Bayern Múnich cederá a una de las propuestas que aparentemente tiene, o si en junio regresará a Madrid. Y todo esto, para colmo, mientras está lesionado.

James fue sincero. “La situación en comparación con el año pasado es, por supuesto, completamente diferente. Con el nuevo cuerpo técnico ya no juego tanto”, dijo en una charla con aficionados, y no se miente. En su primer semestre en el Bayern, hace un año, jugó 12 partidos de Liga, nueve de titular. Ahora lleva ocho partidos y cinco de inicialista. Eso solo en la Bundesliga. En Liga de Campeones, James jugó hace un año seis partidos; ahora, tres.

Para colmo, sufrió la lesión de rodilla, y todo esto en medio de las especulaciones sobre su futuro: que va a Juventus, que va al Milán, que va a Inglaterra, que vuelve al Madrid, que se va en enero, que espera a junio... La única certeza es que James no está cómodo en Bayerm. Hace rato no lo está. Y no por el club ni por la afición –al menos eso dijo ayer–, que de ser por los fanáticos se quedaría, sino porque él necesita jugar. Jugar más. Jugar harto. Jugar siempre. Esta situación no es nueva. James vivió en el Real Madrid el mismo drama, quizá más extremo porque tuvo muy poca participación en los momentos más importantes del equipo, en las finales de la Champions que el colombiano ganó sin pisar la cancha.

Si en Madrid tuvo discrepancias evidentes con el técnico Zinedine Zidane, y lanzó sus dardos en público y sin ocultar su inconformismo, en el Bayern se encontró en esta temporada con Kovak, un entrenador que no es ni de lejos Zidane.

Kovak se la ha jugado con unos futbolistas titulares y ha tomado unas decisiones que no parecen calar en la plantilla. Y, entre los indispuestos están, por supuesto, los que menos juegan, como James. Sus declaraciones, así las haya dicho en voz bajita y sin querer despelucar a nadie, parecen una muestra de su angustia por definir su futuro.
‘O juego más o me voy’ sería la traducción perfecta. Sabe que si sigue en Múnich hasta junio quizá no va a jugar mucho. Lo positivo es que aseguró que dentro de unas 2 semanas espera estar recuperado. Para pelear la titular, en Bayern o donde sea, necesita estar bien. Por ahora, su frase parece un dardo disimulado, pero que lleva veneno. ¿Acaso es un ultimátum?

90 minutos…

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @PabloRomeroET

MÁS COLUMNAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA