La expulsión más famosa de Pelé - Fútbol Internacional - Deportes - ELTIEMPO.COM
Fútbol Internacional

¿Recuerda cuál fue la expulsión más famosa de Pelé?

El 17 de julio de 1968, Guillermo ‘Chato’ Velásquez lo excluyó en un partido en El Campín.

Medio siglo después, el mundo del fútbol aún recuerda la expulsión más famosa de Pelé

Pelé (centro) llega a la comisaría del norte. Todos los jugadores fueron citados.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

18 de julio 2018 , 10:22 p.m.

Ha pasado medio siglo, pero los hinchas más veteranos, los que estuvieron la noche del 17 de julio de 1968 en El Campín, recuerdan, como si el partido se hubiera jugado ayer, cada detalle de la expulsión de Pelé, tal vez el mejor jugador de la historia. El árbitro que lo sacó de la cancha (aún no existían las tarjetas rojas, que se estrenaron dos años después, en la Copa del Mundo), Guillermo Velásquez Ramírez, el ‘Chato’, pasó a la historia como el árbitro que expulsó a Pelé, así no hubiera sido el único.

Horas después del incidente, Pelé le aseguró a Germán Castro Caycedo, por entonces cronista de EL TIEMPO, que esa era la tercera expulsión de su carrera. “La primera fue ocho años atrás, y la segunda, hace siete, ambas en Brasil”, dijo. Pero el astro sabía hacia dónde iban las preguntas. “Lo de anoche, después de todo, no tiene importancia. Hubo razón de ambas partes”, agregó.

Ninguna expulsión tuvo la fama de la que sufrió en Bogotá, hace 50 años.


El tema se volvió leyenda, no tanto por la expulsión, que era justa, sino por lo que vino después: una agresión de prácticamente toda la delegación del Santos al ‘Chato’. “De las 28 personas, me pegaron 25. Los únicos que no lo hicieron fueron el médico, un periodista de Folha de São Paulo y Pelé”, repetía Velásquez cada vez que le preguntaban. Como era tan seguido, ya se sabía las respuestas de memoria. Y así pasó, cada vez que le tocaron el tema, hasta su muerte, el 26 de junio de 2017.

Claro que la cosa venía caliente desde antes. A los 3 minutos, en el arco norte de El Campín, Alfredo Arango, jugador de la Selección Olímpica de Colombia, rival de Santos esa noche, anotó el primer gol. José Manuel Ramos Delgado, un defensa argentino elegante para jugar, protestó un fuera de lugar, pues el juez de línea, Roberto Rodríguez, levantó la bandera. El ‘Chato’ lo desautorizó y validó el gol.

Ramos Delgado se fue a donde Lima, el capitán del Santos, que además era concuñado de Pelé, a decirle que intentara convencer a Velásquez de anular el gol.

Guillermo 'Chato' Velásquez

Guillermo 'Chato' Velásquez, tras la agresión de los jugadores de Santos, el 18 de junio de 1968. Ese día expulsó a Pelé.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Pero no lo hizo de buena manera: Lima le pegó una patada al ‘Chato’. El juez le mostró el camino de las duchas (repetimos, aún no existían las tarjetas rojas). Lima se fue, pero luego se devolvió. Velásquez presintió que la cosa no era para bien y recordó su pasado de boxeador: Lima lo intentó agredir y el ‘Chato’ lo despachó con un golpe.

Una de esas frases que se pueden encontrar en varias entrevistas a Velásquez explica lo sucedido: “Yo sé que no está bien responder una agresión. Pero quiero que me muestren en qué parte del reglamento dice que yo tengo que dejarme pegar”.

Con ese antecedente, el partido se calentó. Y en un tiro de esquina, Pelé tuvo un forcejeo con Luis Eduardo ‘Camello’ Soto en el área. Y el 10 se le fue encima al árbitro.

Contra ti no tengo nada, Pelé, porque acataste la orden de expulsión, pero no puedo dejar mi dignidad de árbitro y de ciudadano por el suelo

Le pedía un penalti. “Yo hacía como unos 15 o 20 días había llegado de un torneo aficionado en Leticia, en la frontera con Brasil, con equipos de ese país, de Perú, Ecuador y Colombia. Allí fui a un sitio a ver bailar y lo primero que uno aprende de otro idioma son las groserías. ¡Pelé me las dijo todas, y yo se las entendí! Entonces le dije en brasileño: ‘Usted está equivocado conmigo’, le señalé la salida y él se fue corriendo de la cancha”, recordó el ‘Chato’ en 2010, en entrevista con EL TIEMPO.

Hasta ahí, todo parecía tranquilo. Pero luego estalló el polvorín: volaron puños y patadas. La primera página de este diario mostró al día siguiente al zaguero Oberdan mandándole un planchazo al árbitro. “No tuvieron la menor dosis de cultura ni de valentía. Atacaron con alevosía y mala intención a un juez que también se había equivocado”, escribió Hernán Peláez Restrepo en su columna del 18 de julio.

Al ‘Chato’, con un ojo cerrado por los golpes, lo sacaron a un camerino que había en esa época en la tribuna occidental de El Campín. A Ómar Delgado, que estaba como juez de línea, lo mandaron a pitar el partido. Y para completar la terna, Mario Canessa, que estaba como espectador, bajó a la cancha y corrió en la línea, vestido de saco y corbata y con un pañuelo que hacía las veces de banderín.

“Si Ómar me lo dice en ese momento, yo no lo autorizo a seguir. Como él era moreno, tiempo después me lo encontré y le dije: ‘¡Se te salió la raza, negro!’”, señaló el ‘Chato’.
Un funcionario de la Dimayor, molesto por lo que había pasado, le dijo a EL TIEMPO ese día: “Si los partidos se juegan para salvar el espectáculo, que piten los empresarios”. Y Ramos Delgado, al final del juego, ofreció una disculpa a medias.
“Lo lamento por el público. Si yo tuviera diez millones de dólares, les devolvía el dinero a estos aficionados. Considero que el árbitro quiso hacerse famoso con la expulsión de Pelé”, dijo Ramos Delgado.

El tercer tiempo

El partido se terminó de jugar; Santos acabó ganando 4-2, pero el asunto no terminó ahí. Velásquez, antes de que Delgado hiciera sonar el pitazo final, llegó a la comisaría del norte, en la calle 40 con carrera 13, e interpuso una demanda contra sus agresores, por lesiones personales. Le dieron 25 días de incapacidad.

Con el mismo código de vestuario con el que Canessa hizo de juez de línea, saco y corbata, toda la delegación del Santos llegó a la estación. Allí, el comisario de turno, Isaac Cadena Medina, de una vez le puso las condiciones a un calmado Pelé: “Usted podrá ser el rey del mundo, pero acá mando yo”. E hizo que todos los jugadores se pararan contra la pared, para que el ‘Chato’ pudiera identificar a sus agresores.

Pelé y el ‘Chato’ sellaron la paz con un apretón de manos. “Contra ti no tengo nada, Pelé, porque acataste la orden de expulsión, pero no puedo dejar mi dignidad de árbitro y de ciudadano por el suelo”, le dijo, con el periodista Alberto Piedrahíta Pacheco como testigo, con bocina de teléfono en mano, transmitiendo en directo la charla para RCN. Una disculpa por escrito del plantel del Santos y un pago de 18.000 pesos de la época cerró el caso.

El reencuentro

Tiempo después, en abril de 1970, el ‘Chato’ dirigió en Porto Alegre (Brasil) un partido de desempate en la Copa Libertadores entre Universidad de Chile y Nacional de Uruguay. Pero se quedó en Río de Janeiro. En el mismo hotel estaba el club uruguayo. Allí se encontró con Celio Taveira, un delantero brasileño que jugaba en Nacional.

En el lobby del hotel se encontraron con Pelé. Y Taveira le preguntó rápidamente: “O Rei, ¿se acuerda de Velásquez?” Y Pelé lo abrazó, no sin antes lanzarle un dardo: “¡Velásquez, bandido!”

Cuando el astro se había ido al Cosmos, a la naciente liga profesional de Estados Unidos, invitó a Nueva York al ‘Chato’ y a su familia. Y luego lo dirigió en un partido de exhibición en Miami, en el que Pelé le quitó la tarjeta roja (ya existía) y se la llevó para guardarla. Al ‘Chato’ le quedó de recuerdo la boleta para el partido de despedida de ‘O Rei’, al que no pudo asistir. Hoy, 50 años después se sigue hablando de la expulsión de Pelé. No fue la única, pero sí la más famosa.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO 
Subeditor de deportes
Twitter: @josasc

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA