El hincha de Boca que viajó 33 horas desde Japón y no pudo ver la final - Fútbol Internacional - Deportes - ELTIEMPO.COM
Fútbol Internacional

El hincha japonés de Boca que viajó 33 horas y no pudo ver la final

Isamu Katu vivió una odisea para llegar a Argentina, y debe regresar a su país antes del partido.

Isamu Kato

Isamu Kato, hicnha japonés de Boca Juniors.

Foto:

Tomado de @IsamiLito

Por: La Nación Argentina / GDA
10 de noviembre 2018 , 11:40 p.m.

Algo no salió bien: el japonés Isamu Katu, de 31 años y fanático de Boca, viajó
desde su tierra para la Argentina sólo con el objetivo de ver la primera superfinal de la Copa Libertadores en la Bombonera. Como si se tratara de un diario de viaje virtual, el hincha extranjero relató en sus tweets que estuvo en vuelo durante 33 horas desde Tokio para estar apenas 24 horas en el país.

Pero toda su ilusión se hizo trizas cuando la Conmebol anunció la suspensión del
partido este sábado, debido al estado del campo de juego del estadio xeneize y del
anegamiento de las calles del barrio de La Boca. Isamu había realizado el periplo hasta la Argentina con una pasión desbordante, animándose a entonar en español los típicos cantitos de los hinchada de Boca. Incluso viajó con camiseta y gorro azul y oro.

Después, su incertidumbre creció hasta que la realidad le negó la chance de asistir a un espectáculo imperdible. Aunque cuando la lluvia todavía no era una amenaza concreta, escribía: "El avión se retrasó pero llegué a salvo para ver la final en Buenos Aires. Restan 11 horas hasta el comienzo y 19 horas para regresar a casa. Me divierto".

Con el transcurso de las horas, ese buen estado de animo se transformó y quedó sujeto -como miles de hinchas- a las condiciones climáticas: "La lluvia comenzó a caer muy rápido y hay truenos. Esperemos que el partido se pueda llevar a cabo".

Finalmente, la odisea del hincha asiático no pudo desembocar en una experiencia única desde las entrañas de la Bombonera, más allá de que llegó a filmar un video dentro de la tribuna. Según el diario Olé, Katu vive en Saitama, trabaja en una empresa que se dedica a empacar productos alimenticios y medicinales y se enamoró de Boca en 2000, cuando aquel Boca de Bianchi le ganó la Copa Intercontinental al Real Madrid.

LA NACIÓN ARGENTINA / GDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA