El fútbol femenino colombiano, de la euforia de la Libertadores a la realidad - Fútbol Internacional - Deportes - ELTIEMPO.COM
Fútbol Internacional

El fútbol femenino, de la euforia de la Libertadores a la realidad

Expertos opinan que el título continental debe ser el impulso para consolidar la liga local.

Atlético Huila

Atlético Huila Femenino, campeónas de la Copa Libertadores 2018.

Foto:

Tomado de @AHuilaFemenino

Por: Pablo Romero
15 de diciembre 2018 , 06:16 p.m.

El reciente triunfo del Atlético Huila femenino en la Copa Libertadores, al derrotar al Santos de Brasil, fue un logro que generó nuevas expectativas en el fútbol femenino colombiano, aunque de vuelta a la realidad hay muchos vacíos por llenar, empezando por la consolidación del torneo profesional y las falencias en selecciones, que en sus categorías sub-20 y mayores no tuvieron un buen 2018.

Se da un resultado importante, y eso es un punto a favor para que el fútbol profesional se consolide

El triunfo del Huila, el primero para un club colombiano a nivel internacional, es un logro trascendental en la lucha del fútbol femenino por consolidarse, según cree el DT Ricardo Rozo, quien lideró a la Selección Colombia entre el 2010 y el 2012. “Esto redunda en beneficio del fútbol femenino, deja ver que de tanto trabajar y perseverar, desde el boom del 2008, se da un resultado importante, y eso es un punto a favor para que el fútbol profesional se consolide. Con esto de pronto haya un nuevo aire”, dijo Rozo.

Huila fue el campeón del torneo colombiano que se disputó este año. El equipo se mantuvo para afrontar la Libertadores, pese a que el campeonato solo se jugó en el primer semestre. Esto fue clave, según analiza Felipe Taborda, exseleccionador de Colombia y actual mánager del Cortuluá femenino. “Lo del Huila es algo merecido.
Hicieron una inversión significativa, siguieron sosteniendo una nómina cara, que seguía trabajando, y un cuerpo técnico, y le apostaron a conseguir grandes cosas.
Lo del Huila es una muestra de que con dedicación, entrega, inversión y trabajo serio se pueden lograr cosas”, dice.

Mientras el Huila consiguió este logro, el campeonato profesional lucha por su consolidación. Este miércoles, la Dimayor tendrá una asamblea en la que definirá el formato del torneo femenino del 2019. Hasta el jueves pasado, según la Dimayor, había 15 clubes con intención de participar –es obligatorio para los 8 equipos con disputa internacional en masculino–. Incluso, el presidente de la Dimayor, Jorge Vélez, anunció que con la creación del nuevo canal prémium, que nacerá a mediados de 2019, habrá un partido televisado por fecha de la Liga femenina. Algunas de las futbolistas referentes de Colombia han criticado una falta de organización del campeonato, que empezó con 18 equipos, pasó a 23 y aún no ha convocado la totalidad de clubes.

“El fútbol femenino se encuentra en una situación difícil. En un retroceso, por muchos factores. La primera liga se hizo en 2017 con un número significativo de equipos; la segundo fue con 23 y la tercera, estoy seguro de que será inferior, y con eso, en vez de mejorar, vamos para atrás. La Federación, Dimayor y Difútbol deberían buscar verdaderos patrocinios para que los 36 clubes puedan participar”, analiza Taborda. El exseleccionador de Colombia entre 2014 y 2016 agrega que uno de los problemas de la liga es que por su brevedad no ofrece estabilidad a las futbolistas. “Para mí, nunca se ha hecho la liga profesional porque los equipos solo compiten 3 o 4 meses, con una inversión baja o por cumplir; juegan 10 partidos, y los otros 9 meses y medio, las jugadoras siguen siendo aficionadas. Hay que apostarle a un proyecto serio en el que tengan condiciones necesarias, relación contractual importante, si quiera 6 o 7 meses de fútbol profesional, y que esta profesión sea una fuente de trabajo ”, opina Taborda.

Dídier Luna, DT que llevó a la selección sub-17 al mundial este año, opina: “Los directivos deben hacer una comisión de entrenadores que conozcan, para hacer evaluaciones de los dos torneos anteriores y montar uno bueno. La mujer colombiana tiene condiciones, pero si lo hacemos con altibajos y a corto plazo, es difícil obtener resultados”.

¿Y las selecciones qué?

El 2018 dejó preocupaciones a nivel de las selecciones femeninas. Se acumularon resultados adversos que pueden ser nocivos para el futuro. La sub-20 quedó tercera en el Suramericano y no clasificó al Mundial de Francia. A la de mayores no le fue bien en la Copa América de Chile, quedó cuarta y no clasificó ni al mundial ni a olímpicos. Además, quedó eliminada en primera fase de los Centroamericanos de Barranquilla. Se conforma con el cupo a los Juegos Panamericanos del 2019. El balance en estas dos categorías es pobre.

“Tuvimos expectativas altas con las selecciones porque había fútbol profesional desde el año pasado, porque es la primera vez a nivel de selección que los cuerpos técnicos son nombrados con tanta antelación y que los procesos tienen tantos meses de preparación. Pero la sub-20 no ha podido consolidarse a nivel de Suramérica, y eso deja un vacío generacional para la de mayores”, dice Rozo, actual presidente del club Gol Star.

Es un retroceso. Son participaciones malas, y Colombia pierde un estatus suramericano en el que éramos la potencia después de Brasil

Para Taborda, se trata de un “rotundo fracaso”. “En mayores quedamos eliminados en Copa América, sin cupo ni repechaje al mundial ni a olímpicos. Es un retroceso. Son participaciones malas, y Colombia pierde un estatus suramericano en el que éramos la potencia después de Brasil. En 2010 logramos cupo a olímpicos, en 2014, a olímpicos y mundial, y en 2018 se pierde todo esto y nos va a costar recuperar ese espacio. Es un panorama crítico”, opina.

Ambos coinciden en que la sub-17 sacó la cara porque logró clasificar al Mundial de Uruguay, aunque no pasó la primera fase. El profesor Dídier Luna, que estuvo al frente de ese equipo, lo analiza: “En el Mundial nos tocó el grupo más difícil, y logramos empates contra España, que fue el campeón, y Corea, que era el campeón asiático. Esta selección debería continuar con sus trabajos desde ya, pero ya es tema de la federación”. Además,“tenemos buen material, nos falta preparación, más competencia, mejores condiciones para estas selecciones”, concluye el DT, que terminó su contrato.




PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En twitter: @PabloRomeroET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA