El fracaso de Barcelona y Manchester City en la Liga de Campeones - Fútbol Internacional - Deportes - ELTIEMPO.COM
Fútbol Internacional

Cuando no alcanza ni con las figuras ni con mucho dinero

Barcelona y M. City sellaron su fracaso en la Liga de Campeones: eliminados en cuartos de final.

Lionel Messi

Lionel Messi no tuvo un gran partido. El astro del Barcelona salió decepcionado tras la derrota de su equipo y la eliminación en la Liga de Campeones.

Foto:

EFE

10 de abril 2018 , 10:56 p.m.

Barcelona, que llevaba dos años en blanco en la Liga de Campeones, ahora aumenta su mala racha por una temporada más. Manchester City, un equipo que invirtió, solamente en esta temporada, 316 millones de euros en refuerzos, sin contar lo que ya había gastado un año antes, cuando llegó Josep Guardiola, le apostó todo a ser el rey de Europa, y no pudo. Dos maneras de ver el fútbol, dos fracasos: ambos proyectos se ahogaron en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

La eliminación del Manchester City comenzó a fraguarse la semana pasada, en el partido de ida frente al Liverpool, y se ratificó este martes en medio de la polémica. Pero la del Barça resultó ser toda una sorpresa, a manos de la Roma, un equipo que, a punta de voluntad y juego por los costados, acabó el sueño del DT Ernesto Valverde, llegado al club blaugrana a comienzos de esta temporada.

Roma

En el Roma fue todo felicidad tras vencer a Barcelona y avanzar a las semifinales del torneo

Foto:

EFE

La apuesta por las figuras del Barcelona y por las grandes inversiones en el City dieron frutos en las ligas locales, que tienen prácticamente sentenciadas a su favor, pero no en la Champions. Por el lado del Barcelona, huele a final de ciclo tras el 3-0 de la Roma, que aprovechó todos los errores de la defensa rival para voltear a su favor una serie que perdía 4-1.

Incluso hubo algunos que aprovecharon para tomarse su revancha personal, como el griego Kostas Manolas, autor de un autogol en el partido de ida y quien consiguió ayer el tanto de la clasificación.

La frase del presidente del Barcelona, Josep Bartomeu, parece ser premonitoria: “Sea con Ernesto Valverde o con otro entrenador, luchamos cada temporada para ganarlo todo, pero no ha podido ser”.

Valverde movió el equipo para tratar de mantener la ventaja, sin éxito y hasta con polémica, como el inexplicable cambio de André Gomes por Andrés Iniesta, uno de los símbolos del club. “Es una de las posibilidades de que este haya sido mi último partido con el Barça en la Champions, y eso duele más”, señaló Iniesta.

Una curiosidad estadística terminó siendo un punto de señalamiento para otro de los indiscutibles del Barcelona, el argentino Lionel Messi. En ninguna de las series en las que su club quedó eliminado de la Champions logró anotar y esta no fue la excepción.

La victoria, por supuesto, envalentonó al técnico del club italiano, Eusebio di Francesco, que se ilusiona ahora con más. La Roma nunca había llegado tan lejos en la Liga de Campeones, en su actual formato. En la antigua Copa de Europa fue subcampeón en la temporada 1983-84, cuando perdió con Liverpool en desempate por penaltis.

“He transmitido una mentalidad, estoy muy feliz. Es un gran momento, pero no basta. Estamos en semifinal, ¿por qué decir ‘pase lo que pase’ (en la próxima ronda)? Este equipo debe apuntar a Kiev porque es correcto que lo haga”, dijo Di Francesco.

¿Inversión perdida?

Roma terminó haciendo lo que intentó, y no pudo, el Manchester City, con una inversión mucho más alta y con antecedentes recientes que favorecían sus intenciones, como el 5-0 que le aplicó al Liverpool en el mismo escenario, el Ettihad Stadium, pero en la Premier League. Por algo Jürgen Klopp, el técnico del Liverpool, aseguró tener la fórmula para vencer a su colega del City, Pep Guardiola.

Todos sabemos que Pep es el mejor entrenador del mundo. Pero no hay ningún equipo perfecto en el mundo. Es fútbol, y siempre hay opción de responder

“Todos sabemos que Pep es el mejor entrenador del mundo. Pero no hay ningún equipo perfecto en el mundo. Es fútbol, y siempre hay opción de responder”, había dicho Klopp antes del partido. Y vaya si respondió.

Manchester City

El Manchester City también se fue con una amarga derrota y la eliminación.

Foto:

EFE

La derrota del City podría tener un atenuante en el arbitraje de Antonio Mateu Lahoz, quien anuló una jugada legal que terminó en gol de Leroy Sané y pudo ser el 2-0 que dejaba al City a tiro de as de empatar la serie. Eso provocó la protesta de Guardiola, que acabó expulsado.

Liverpool

Mohamed Salah y Virgil van Dijk, dos de las figuras del Liverpool.

Foto:

Reuters

Por supuesto, Pep se quejó del arbitraje: “Las decisiones del árbitro marcan la diferencia. Simplemente le dije que había sido gol; fui educado y correcto, y no lo insulté, pero Mateu Lahoz es un tipo especial. Le gusta ser especial y le gusta ser diferente”, dijo Guardiola.

Ya en el segundo tiempo, Liverpool aumentó la ventaja con goles de Mohamed Salah y Roberto Firmino, y acabó el proyecto deportivo del Manchester City en esta edición de la Champions. Guardiola parece convencido de que va a seguir. Lo cierto es que una temporada que parecía de ensueño se dañó con tres derrotas en línea, frente a sus grandes rivales, Liverpool y Manchester United, y que la Premier League podría ser solo un consuelo.

DEPORTES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA