El estilo de juego del Liverpool de Jürgen Klopp - Fútbol Internacional - Deportes - ELTIEMPO.COM
Fútbol Internacional

La metamorfosis del Liverpool, gracias a Jürgen Klopp

Sus sueños europeos están vivos, y la sexta corona en la Liga de Campeones se volvió posible.

Jürgen Klopp

Jürgen Klopp, DT del Liverpool.

Foto:

EFE

28 de abril 2018 , 08:47 p.m.

Así como lo hizo con el Borussia Dortmund, al que despertó de un letargo de 16 años y lo llevó de nuevo a una final de la Liga de Campeones, el alemán Jürgen Klopp tiene al Liverpool muy cerca de revivir sus días de gloria, de devolverlo a un lugar que había abandonado desde 2007 y que lo había llevado a convertirse en un equipo de media tabla. Con Klopp, sus sueños europeos están vivos, y la sexta corona en la Liga de Campeones (incluyendo la antigua historia de la Copa de Europa) se volvió un objetivo posible.

Klopp, de 50 años, busca la revancha tras haber perdido hace un año la final de la Europa League frente al Sevilla. Y lo hace con casi las mismas armas, con sus convicciones, muy relacionadas con el fútbol ofensivo, que lo llevan incluso a arriesgar más de la cuenta en algunas ocasiones. Eso sí, a ese Liverpool que se quedó sin premio el año pasado le fue sumando piezas que lo han convertido en ese equipo contundente de hoy.

Poco a poco, Klopp, que llegó a Liverpool en octubre de 2015, fue armando el equipo a su gusto y con lo que iba encontrando a su paso, con presupuestos limitados. Por ejemplo, le dio confianza a un arquero que había puesto a debutar en el Mainz 05, el primer club que dirigió, el alemán Loris Karius. Después de chupar banca casi una temporada completa, le quitó el puesto a uno mucho más experimentado, el belga Simon Mignolet.

La defensa la fue estabilizando con dos piezas que ya estaban en el equipo, Alexander-Arnold y Lovren, y luego la reforzó, primero, con la llegada, desde el Hull City, del escocés Andrew Robertson, y luego, con la gran inversión del club en esta temporada, el holandés Virgil van Dijk.

En el medio campo, Klopp ha tenido que trabajar, y mucho, para ir cubriendo huecos, en especial, el del brasileño Philippe Coutinho, vendido en la mitad de la temporada al Barcelona. Se la jugó con lo que tenía: Oxlade-Chamberlain, llegado del Arsenal (y a quien ahora pierde para la semifinal y una posible final por una grave lesión); Milner, Henderson, Wijnaldum...

A su idea táctica de un falso ‘9’ y dos extremos con llegada a gol le cayó una bendición este año, con la llegada del egipcio Mohamed Salah, que explotó como nunca bajo su mando. El peso de Salah es enorme, como asistidor y, sobre todo, como rematador: 43 goles en partidos oficiales.

Al 5-0 frente al Manchester City, en cuartos de final, le sumó otra exhibición frente a Roma, que se mancilló un poco con los dos goles en contra. “Estuvimos brillantes en largos periodos, pero cometimos un error y el árbitro otro, y recibimos dos goles. Ahora debemos trabajar en Roma. Pelearemos con todo lo que tenemos”, dijo Klopp, quien aún no tiene una corona europea en su hoja de vida. Quiere llenar ese vacío en Kiev.

DEPORTES

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA