Copa América en Colombia 2020 oportunidades, retos y desafíos - Fútbol Internacional - Deportes - ELTIEMPO.COM

Registrate o inicia sesión para seguir tus temas favoritos.

Fútbol Internacional

Copa América Colombia-2020: un abanico de expectativas

La confirmación de Colombia despierta expectativas. Expertos analizan el impacto para el país.

Mundial Rusia 2018

Hinchas de la Selección Colombia.

Foto:

Mauricio Moreno /EL TIEMPO

Por: Pablo Romero
13 de abril 2019 , 09:41 p.m.

La designación de Colombia como sede de la Copa América del próximo año, de manera conjunta con Argentina, abre un abanico de expectativas en diferentes sectores del país. Colombia tiene poco más de un año para preparar un torneo que, como sucede en los eventos de esta magnitud, puede dejar importantes beneficios económicos, turísticos y, por supuesto, deportivos.

El último gran evento futbolístico que se organizó en Colombia fue el Mundial Sub-20 en 2011, certamen que tuvo gran respuesta de público y que dejó, como hecho principal, la remodelación de los principales estadios del país. Esa experiencia es un punto de partida positivo para pensar en que la Copa América del 2020 pueda ser igual de exitosa y beneficiosa para el país. Así lo piensa Ramón Jesurún, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

siendo anfitriones, los deportistas y los turistas regresan a sus países absolutamente encantados de lo que encontraron, no solo por el certamen sino por las bondades y el cariño de la gente

“Colombia ha sido un país caracterizado por ser sede de eventos de altísima importancia, no solo en el fútbol sino en otras disciplinas: mundiales, panamericanos, suramericanos, centroamericanos, y siempre ha sido un gran éxito. Tanto así que siendo anfitriones, los deportistas y los turistas regresan a sus países absolutamente encantados de lo que encontraron, no solo por el certamen sino por las bondades y el cariño de la gente”, dice Jesurún.

Sin embargo, para cumplir con todos los requisitos se requiere una inversión para la adecuación de los escenarios escogidos como sedes: Barranquilla, Cali, Bogotá y Medellín. Según cifras reveladas por el director de Coldeportes, Ernesto Lucena, habría una inversión de entre 10 mil y 15 mil millones de pesos para la adecuación.

“El desafío es muy grande –dice Jesurún– porque hoy los estándares de estos torneos confederativos o mundiales son muy altos. Sin embargo, nosotros estamos seguros de cumplir. El gran ejemplo fue en el 2011 con el Mundial Sub-20, que fue reconocido como el mejor de la historia de la Fifa. Con el director de Coldeportes hemos conversado sobre la necesidad de la importante refacción en los estadios más importantes, no creo que sea muy amplia, porque luego del Sub-20 estos mejoraron de forma considerable. Pero esta es una oportunidad para que los entes locales, con el apoyo del Gobierno Nacional, podamos seguir haciendo de nuestros estadios verdaderos escenarios deportivos a nivel mundial”.

El foco en el turismo

Por la magnitud del torneo, que en principio tendrá en Colombia la disputa de la zona norte con un hexagonal, y por la cantidad de espectadores nacionales y extranjeros que mueve este certamen, hay enormes expectativas en el país en cuanto a los beneficios que puede traer dicha organización. Por el formato del torneo, Colombia asegura la presencia en su zona de Brasil, potencia futbolística que genera mucho movimiento de visitantes; además de Venezuela, Ecuador y Perú, más un invitado, que normalmente se trata de selecciones que puedan potenciar el tema turístico. Por ejemplo, los países asiáticos podrían ser Corea y China.

Colombia ha venido posicionándose como destino y sede de importantes eventos deportivos a nivel mundial, los Juegos Panamericanos, los Bolivarianos, y los Centroamericanos

La llegada masiva de aficionados extranjeros es uno de los puntos beneficiosos para el país. Así lo considera Flavia Santoro, presidenta de ProColombia –entidad que tiene entre sus funciones promover el turismo–. “Colombia ha venido posicionándose como destino y sede de importantes eventos deportivos a nivel mundial, desde cuando se realizaron los Juegos Panamericanos en Cali, pero también los Bolivarianos en Santa Marta, y el año pasado los Centroamericanos. Además, se ha invertido un significativo monto de recursos en la creación y consolidación de la infraestructura deportiva. La captación de esta Copa América es una gran oportunidad para la imagen del país, pero el impacto mayor viene de los significativos recursos que dejarán no solo los equipos, las comitivas y los familiares de los deportistas, sino los espectadores, lo que hace del turismo de reuniones y la captación de grandes eventos una de las prioridades del Gobierno en la estrategia de consolidar el turismo como el nuevo petróleo de Colombia”, opina.

Alguien que conoce bien el tema del turismo deportivo es Ricardo Ossa, fundador de Ossa y Asociados, firma que ofrece planes de viaje para los aficionados, como ahora en la Copa América de Brasil. “Un evento de estos mueve mucho, no en las cantidades de un mundial, pero sí se mueve. La Copa del 2020 va a mover hoteles, transportes, trafico informal, vendedores, comercio… Económicamente sería muy bueno para el país. En términos de turismo, así como a Brasil va gran número de colombianos, todos los demás van a pensar en venir a Colombia. Por ejemplo, en Brasil estarán como invitados Japón y Catar, y ellos mueven mucha gente, eso pasará también en Colombia, además del desplazamiento de los otros aficionados de la región”, dice Ossa.

El tema turístico es un gran foco en este tipo de eventos. El hecho de que haya en el formato dos zonas intenta promover que más aficionados puedan desplazarse para seguir a sus selecciones. Por ende, más viajes, más vuelos, más comercio. “La Copa América 2020 permitirá posicionar más el deporte en el país porque es un evento de talla mundial. Adicionalmente, nos dará mayor reconocimiento como destino en la región e incentivará el movimiento de pasajeros en vuelos domésticos e internacionales con los países vecinos a Colombia. Además, es sin duda un dinamizador de nuestra industria porque un gran número de agencias de viajes están dedicadas a este nicho del deporte”, asegura Paula Cortés Calle, presidente ejecutiva de Anato (Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo).

Una ventana al continente

La única Copa América que ha organizado Colombia fue en el 2001, cuando justamente el equipo nacional se coronó campeón por única vez en su historia en el certamen. De esa Copa, que tuvo muchas dificultades para su realización, quedó una enorme experiencia en materia de organización de eventos deportivos. Hoy, el país cuenta con mejores escenarios e infraestructura para aspirar a organizar un evento a la altura.
Uno de los técnicos más importantes del país es Francisco Maturana, quien de hecho fue el precursor del título del 2001. Asegura que organizar un torneo como este solo puede dejar cosas positivas. “Para mí, todas son ventajas. La Copa América es una oportunidad para que el mundo que va a estar expectante conozca el momento histórico que viven el país y su gente, porque el fútbol toca y la Copa América es el torneo más antiguo y de mayor abolengo, es una invitación a soñar con ganarla y hacerla bien, y transmitir afecto y respeto a los que vengan. La Copa es para disfrutarla y sacarle el mejor provecho”, dice.

Sin embargo, existen sectores críticos frente a que la Copa América 2020 sea conjunta con Argentina. Ramón Jesurún considera que esa decisión no afectará las expectativas y los beneficios para el país. “Hace menos de 45 días no existía en la cabeza de nadie que Colombia fuera prontamente sede, una vez más, de un torneo de tanta importancia como la Copa América; que sea compartida con Argentina nos debe llenar de orgullo e indudablemente luego de que se resuelva la estructura del torneo va a ser una gran fiesta como han sido estos certámenes en nuestro territorio”, dice el presidente de la Federación, y aclara que en los próximos días se resolverá el formato final del torneo, sobre todo en un tema clave en cualquier competición, no solo para las federaciones sino para las naciones: la sede de la final. “Hasta el momento, la estructura final no se ha establecido, estamos en las negociaciones con Argentina y Conmebol. Es obvio que la final es una aspiración lógica de los dos países. Seguro que en los próximos días sabremos cómo y dónde será la final, las semifinales y cuartos”, asegura.



PABLO ROMERO - EL TIEMPO
En twittter: @PabloRomeroET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA