Declaraciones de Russo al dejar de ser el entrenador de Millonarios - Fútbol Colombiano - Deportes - ELTIEMPO.COM
Fútbol Colombiano

Miguel Ángel Russo se quebró y lloró al despedirse de Millonarios

El entrenador argentino explicó las razones de la salida del equipo capitalino.

Russo se va agradecido con Millonarios y con ColombiaEl técnico argentino destaca el apoyo recibido en la que califica “la peor etapa” de su vida.
Miguel Ángel Russo

Héctor Fabio Zamora /CEET

Por: Deportes
06 de noviembre 2018 , 10:26 p.m.

En su penúltimo acto público como director técnico de Millonarios (el último será el domingo, cuando dirija el clásico frente a Santa Fe), el argentino Miguel Ángel Russo tuvo una nostálgica despedida de la prensa y de los hinchas, tras casi dos años en el cargo. El primero, lleno de éxitos, con un título de Liga y un coletazo en el arranque del 2018, la Superliga. Y el segundo, lleno de inconvenientes que lo llevaron a tomar la decisión de irse, de común acuerdo con los directivos del club, que lo acompañaron en la conferencia.

“Gracias a mis jugadores, utileros, ayudantes y a toda la gente que ha estado encima de lo que es Millonarios y sé que vendrán cosas mucho más importante. Que Dios los ilumine como por allá en un momento en enero del 2017 se pensaron y se dieron. La vida sigue y la pelota es redonda a veces va para adelante y a veces va para atrás. He pasado por muchas situaciones. Esta es especial por muchísimas cosas. Gracias”, fue el mensaje con el que le dio paso a la rueda de prensa.

¿Se va siendo el culpable y tomando la responsabilidad de todo?

Agradecido con la gente de Millonarios. Cuando uno toma la responsabilidad la toma de todas las formas. Defiendo a mis jugadores y millones de situaciones. Tengo esa función, a veces como entrenadores tocamos el cielo con las manos y a veces nos mordemos por dentro hasta más no poder. Es algo divino como el fútbol. Asumo permanentemente los riesgos. Primero está la institución, mis jugadores y mi gente.

Cuando asumo mis responsabilidades lo hago con firmeza. No siempre se puede estar a un nivel alto. Este año nos tocó un desnivel. Millonarios es un equipo difícil y no es un equipo para cualquiera. Necesitan muchas cosas para un cúmulo que hay. Me ha tocado tener distintas situaciones. Sigo amando este deporte, teniendo compromiso. Millonarios es una parte importante de mi vida y Dios sabrá que pasará. Uno vive el presente y ya está. En el momento más difícil de mi vida Millonarios estuvo conmigo.

¿Qué le dejó este paso por Millonarios y qué lo lleva a cerrar el vínculo?

Me llevo amigos, en una etapa importante y difícil de mi vida. Un grupo de jugadores que saben lo que hemos luchado. Dos campeonatos que en la vida de un entrenador e institución es muy importante. Eso queda en la estadística. Me llevo las primeras cosas que son la esencia de  la vida. Es la primera vez que vivo tanto tiempo en otro país. Hubo mucho respeto. Colombia ha sido una experiencia grata, me sentí muy cómodo. Dios sabe porqué nos pone en estas situaciones, cada uno sabrá qué hará después. A la cúspide es difícil llegar y ojalá Millonarios siempre esté arriba. Ojalá el día de mañana el trabajo sea fructífero.

¿En lo personal era el momento de dar el paso al costado?

Uno cuando evalúa un conjunto no una sola situación personal. Siempre entiendo que la evaluación es en todas las partes y después uno sabe el camino que tiene que tomar. En definitiva es lo más lógico.

En su caso le dieron más tiempo pese a la crisis de resultados, ¿qué mensaje le da a los directivos?

Es difícil. Nos han tocado, por muchas cosas, cosas difíciles. Primero mi enfermedad, cuando hay Mundial se achica el tiempo. Además, la liga colombiana es larga y se suma la Libertadores, la Suramericana y la Copa Colombia. El mensaje es que hay que mejorar estructura en divisiones menores. Es un país que tiene una actitud futbolística buena, que se va valorando permanentemente. La meta es insistir en lo mismo, pero tiene que ver con la estructura.

¿Cómo se dio la charla de su salida?

Lo más importante es reunirse y hablar con franqueza. Es algo normal y natural entre personas que tienen inteligencias y una buena comunicación para resolver las situaciones y después cada uno decide cómo mejorar las cosas.

¿Qué será de su futuro?

No me gusta autopromocionarme, está fuera de toda lógica. Son cosas a resolver hacia un futuro. Hoy por hoy estoy saliendo de un lugar que quiero mucho y viene un clásico que sigue siendo importante. Pensar en otra cosa hoy no pasa por mi cabeza.

Mensaje a los jugadores…

El mensaje más grande lo tienen, no hace falta dejárselo. He defendido mucho a los jugadores, porque sé lo difícil que es jugar en Millonarios. Han pasado por este club nombres importantes que en otro lado triunfan y acá no han podido. El peso que tiene la camiseta y la tensión que tiene Millonarios es grande, tiene una presión pocas veces vista. Estuvimos en una etapa de crecimiento y de altibajos, buscando los mejores momentos para que eso ocurra. Millonarios siempre está en movimiento, cuando te dormís y te despertás, me gustan los clubes así, que generan muchas cosas, lo que generan son situaciones distintas con una ubicación dentro de lo emocional, que es difícil de mantenerse.

DEPORTES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA