Mariana Pajón también quiere ser la reina del ciclismo de pista - Ciclismo - Deportes - ELTIEMPO.COM
Ciclismo

Mariana Pajón ‘pide pista’ en los Juegos Bolivarianos

La reina mundial del BMX quiere expandir su monarquía al ciclismo de pista.

Mariana Pajón

La colombiana Mariana Pajón revalidó el título conseguido en los Bolivarianos de Lima 2013.

Foto:

Tomado de @JJBB2017

18 de noviembre 2017 , 09:06 p.m.

Mariana Pajón Londoño, la reina mundial del bicicrós, quiere ampliar su leyenda y dominar nuevas y extensas tierras. Busca que su monarquía se extienda para asumir el mando en otros territorios, que le pueden deparar nuevas conquistas.

Por eso, después de apoderarse de las dos medallas de oro en el BMX de los Juegos Bolivarianos, títulos que tenía casi en el bolsillo sin participar y que luego certificó en la coqueta y exigente pista de bicicrós de la Unidad Bolivariana Bureche, en Santa Marta, la ‘hormiga atómica’ va ahora por su segundo objetivo en el comienzo de este naciente ciclo olímpico que tiene como punto final los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Pajón, tras imponerse en la competencia contrarreloj y en la modalidad de carrera o series, entre viernes y sábado, acumuló el quinto metal dorado en su historial de los Bolivarianos, pues venía de ser campeona en la prueba de series en Trujillo (Perú) 2013, Sucre (Bolivia) 2009 y Pereira (2005).

La ‘Tata’, luego de guardar su pequeña bicicleta marcada con el número 100, que ha convertido en su sello personal en las pistas mundiales y olímpicas del BMX, cambió de caballito de combate y se montará ahora en una moderna máquina tecnológicamente acoplada para rendir al máximo a fin de saltar esta semana a la pista del velódromo Alcides Nieto Patiño, de Cali, subsede de las justas, con lo que comenzará así su historia oficial en otra de las modalidades del ciclismo profesional.En los Juegos Bolivarianos, Pajón, quien tiene en su vitrina un total de 18 trofeos ganados en mundiales de su especialidad, estará en la pista caleña, formando parte de la selección nacional, entre el martes y el jueves. Allí compartirá experiencias y saltará a la pista para participar en la prueba de velocidad por equipos, en compañía de Martha Bayona, medallista este año en la prueba del keirin, en el Mundial disputado en Hong Kong.

Mariana Pajón

Podio de la contrarreloj femenina del BMX en los Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017

Foto:

EFE

La hija de Carlos Mario Pajón y Claudia Londoño, que también fueron deportistas consumados –su padre practicó el automovilismo y su madre, la equitación–, aprendió a montar en bicicleta desde muy pequeña, a los tres años. Casi que después de dejar el pañal y el biberón, la niña ya daba sus primeros pedaleos en su bici. Un año después ya entrenaba en la pista, y tuvo su primera carrera, en la que compitió contra niños de cinco y seis años al no haber una categoría especial para las pequeñas damitas.

Ya estaba escrito. Mariana sería ciclista. Los innumerables logros deportivos departamentales, nacionales y suramericanos se convirtieron en gruesos eslabones que fortalecieron la carrera ascendente de la antioqueña, y hoy, luego de múltiples títulos, incluyendo los olímpicos y mundiales, sabe que a una edad madura puede dar más y consolidar su ya legendaria carrera deportiva. Por eso, no es casualidad que Mariana haya sido la primera mujer latinoamericana en conseguir dos oros olímpicos en un deporte individual.

Pistera en proyección

La deportista más laureada en la historia del deporte colombiano, en su plan de preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde quiere colgarse por tercera vez consecutiva el metal precioso, incursionará de manera competitiva en el ciclismo de velocidad, una modalidad en la que ha dado unos buenos pedalazos, que han sido incluidos como rutina en su plan de preparación para el BMX.

De esta manera, la deportista antioqueña de 26 años no solo buscará subir el listón en cuanto a resultados en el bicicrós mundial, sino que además quiere aprovechar los beneficios que le deja a un ciclista practicar en la pista, como mejorar su potencia en las piernas, su cadencia en el pedaleo y mayor habilidad sobre la bicicleta.

Con esta decisión no es que Mariana vaya a dejar paulatinamente el bicicrós. Por el contrario, lo que busca la campeona olímpica es potenciar su capacidad física al alternar sus actuaciones en el bicicrós con las que tendrá eventualmente en las pruebas en los velódromos. Lógicamente, las metas que se propone en la velocidad también son altas, pues esta modalidad, como la paisa ha dicho, la motiva y la llena de muchas ilusiones.

Cuando un bicicrosista va a un velódromo hace, por lo general, muy buenos tiempos, especialmente en el arranque, porque siempre es una rutina que trabajamos para los primeros pedalazos

“Tanto el BMX como el ciclismo de velocidad en pista son modalidades en las que se requiere de mucha potencia. Cuando un bicicrosista va a un velódromo hace, por lo general, muy buenos tiempos, especialmente en el arranque, porque siempre es una rutina que trabajamos para los primeros pedalazos, cuando se toma la partida, que son fundamentales y marcan diferencia en el BMX. De manera que se complementan sin ningún problema. Es la misma adrenalina, las mismas ganas de llegar lo más rápido posible a la meta”, anticipó la campeona olímpica cuando incursionó en la pista en una jornada de exhibición, el mes pasado, en Medellín.

En esa primera vez, triunfó en la velocidad por equipos mixto, junto con su coterráneo Fabián Puerta, en una jornada que estuvo acompañada por una nutrida presencia de aficionados en el velódromo Martín Emilio ‘Cochise’ Rodríguez.

“El bicicrós es mi pasión, me ha dado muchas alegrías, lo seguiré haciendo y nunca lo dejaré, pero con el ciclismo de pista también puedo servir a mi país, y si Colombia me necesita, ahí estaré”, agregó en ese mismo momento, sin conocer que días después sería convocada a la selección nacional.

“Con su arranque tan fuerte no solo podría estar en unos Bolivarianos, sino que también lo puede hacer en un campeonato del mundo de pista”, advirtió Puerta, quien llega a la competencia bolivariana luego del cuarto puesto que ocupó en la Copa Mundo de Polonia, en la prueba del keirin.

Mariana quiere valer por dos en el ciclismo, con su presencia en el BMX y en la pista de velocidad. Y lo tiene todo para lograr ese propósito y aumentar su historia deportiva. La antioqueña pide pista y tiene todas las condiciones para escribir otras páginas doradas en el deporte.

JAVIER ARANA
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: arana_javier

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA