Reportaje

Cuando nadie nos ve

Artículos y contenidos relacionados para el especial multimedia.

3 niños sufrieron las peores vulneraciones en Medellín. Ya crecieron y sus historias aun se repiten.





Unidad de Datos


FECHA 22 / OCTUBRE / 2018





En Colombia los derechos de los niños no son para todos. Muchos ni siquiera saben que los tienen, nadie los cuida porque nadie los ve.

Jenny, Liliana y Miguel son tres jóvenes que, siendo menores de edad, sufrieron las peores vulneraciones en Medellín. Ellos ya son adultos jóvenes, pero sus historias se siguen repitiendo: según cifras de la Unidad de Niñez de la ciudad, en lo que va de 2018, 1.389 niños, niñas y adolescentes han ingresado a programas de restablecimiento de derechos por violencia intrafamiliar y/o externa, explotación sexual comercial y amenazas contra su vida dentro y/o fuera de la ciudad.

Jenny, Liliana y Miguel también intentaron salvarse por esas vías institucionales, pero no todos lo consiguieron. Sólo este año, 814 niños y adolescentes en las situaciones enumeradas han terminado sus procesos de restablecimiento con éxito, contra 355 que lo suspendieron irregularmente antes de terminar, según cuentas de la Unidad de Niñez.

Pero ¿por qué resulta tan difícil para los niños dejar de estar vulnerados?, ¿qué pasa con ellos cuando nadie se hace corresponsable de su cuidado?

A continuación, tres testimonios para empezar a mirar lo que nadie ve.






Jenny vigila niñas sexualmente
explotadas porque no quiere ser una

Entrevista con Liliana,
una niña en la calle

Miguel se salva a sí mismo







datos de una ESCLAVITUD MODERNA



La Explotación Sexual Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes (ESCNNA) aparece de diferentes maneras, pero siempre como una promesa de libertad: permite a los niños adquirir el dinero que necesitan para sobrevivir por fuera de un hogar malsano. La paradoja es que la ESCNNA es considerada, por la ONU, la Unesco y la OIT, como una forma de esclavitud moderna.

Solo que, a fuerza de no mirarla, se ha naturalizado.

Sin embargo, sus estragos son cada vez más evidentes. En el Caivas (Centro de Atención Integral a Víctimas de Violencia Sexual) de Medellín se tiene registro de 801 procesos penales por ESCNNA entre 2013 y 2018. Por lo menos 144 involucran niños entre 6 y 11 años y, del total, el 85% son mujeres y el 15% hombres.


Desde la Unidad de Niñez de la Alcaldía de Medellín se creó un modelo especializado para atender niños y adolescentes víctimas de violencias sexuales. Este surge de una discusión que se ha dado en los niveles académicos, institucionales y de la sociedad civil organizada, así como de cierta voluntad política que quiere derribar el estigma de que en Medellín los cuerpos de los niños se pueden comprar, como ha sido revelado en prensa nacional y extranjera.

Así, en el último periodo de gobierno (desde 2016) hasta agosto de 2018

La Unidad de Niñez reporta por lo menos 983 niños, niñas y adolescentes atendidos, así:

Y, aunque no hay datos oficiales de cuántos están pasando por esa vulneración en este momento, se sabe que la atención aún se queda corta. Armando Zuluaga era educador en calle del proyecto Crecer con Dignidad y dice que, en promedio, encontraba un caso nuevo en las calles del centro cada semana: "no se nos disparan las cifras porque apenas cumplen 18 años salen del sistema", dice.

Sobre por qué cuesta mirar algo tan evidente Marcela Zuluaga, ex secretaria de Grupos Poblacionales de Medellín, intenta una respuesta: “supongo que debe ser para la gente muy difícil reconocer que detrás de esa ropa sucia, ese olor a veces nauseabundo y esas cicatrices y el moco chorreando… debe ser muy difícil encontrar un rostro, encontrar un nombre, encontrar una vida detrás de eso que nos genera repugnancia".

Si bien este fenómeno tiene diversas causas, muchas de ellas estructurales, como la falta de empleo de los padres y acudientes, la desigualdad social y el crimen organizado, hay algo que Natalia Naranjo, quien encarna a la Maga Pati para trabajar con niños y adolescentes que sufren la explotación sexual en la ciudad, resalta como una clave para empezar el cambio: “para los niños, cualquier situación que te devuelva la palabra es curativa, que te devuelva el protagonismo, te quite el lugar de víctima y te entregue la posibilidad de ser y de hacer, es una oportunidad”.







Niños y adolescentes necesitan
un cambio en la forma de protegerlos



La recuperación de los niños internados en ICBF no se completa la mayoría de las veces


equipo

Edición Ginna Morelo

Investigación, fotografía y montaje Sara Castillejo Ditta

Diseño de portada Jorge Daniel Morelo

Unidad de Datos

La confección de estos relatos empezó con el trabajo de grado 'Del país para la calle: ¿cómo salir de la ESCNNA en Medellín?', asesorado por Julio César Orozco y que está disponible en la Biblioteca Carlos Gaviria de la Universidad de Antioquia ©

Consultar tesis

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.