Datos

¿Cuántas citas sexuales tiene en promedio un usuario de Grindr?

'Miguel' afirma que puede conseguir hasta ocho citas a través de la app en menos de dos semanas.

Cuente a ver cuántas citas sexuales tiene en Grindr

Cuente a ver cuántas citas sexuales tiene en Grindr. Imagen: Juan David Castro.

Foto:

Juan David Castro

Por: Juan David Castro
11 de septiembre 2018 , 10:31 a.m.

A los 16 años de edad Miguel* descargó por primera vez Grindr, una app para conseguir citas. Hoy, a sus 22 y siendo universitario, afirma poder conseguir hasta ocho citas en menos de dos semanas. Miguel hace parte de las cientos de personas en el mundo que usan con regularidad aplicaciones en sus smartphones para interactuar con otras, y las hay para todos los gustos.

El internet y los smartphones se han vuelto grandes aliados de las relaciones interpersonales, y alrededor del mundo aplicaciones como Badoo y Tinder son usadas con regularidad con el propósito de conseguir citas. Prueba de ello es que cada una tiene más de 100 millones de descargas, solamente en la tienda de Android.

Grindr es otra de estas apps, con la diferencia de que va específicamente dirigida a la población homosexual, y en la Play Store (tienda de aplicaciones de Android) tiene más de 10 millones de descargas. De hecho, se posiciona como la aplicación social con mayor recaudación, esto quiere decir que es la aplicación en la que más invierten sus usuarios con el fin de obtener beneficios, que les permiten "mejorar" sus probabilidades de encontrar citas.

Un mundo de interacciones, ofertas y variedad

Sobre la aplicación y la posibilidad de tener citas tan fácilmente, Miguel asegura que, si bien le da miedo que algo malo pueda ocurrir y pueda encontrarse con algún psicópata que lo termine matando, ha tenido –gracias a ésta– entre 60 y 70 encuentros en los últimos años. Esto se lo adjudica, en parte, a la geolocalización, rasgo característico de las aplicaciones de citas que le permite al usuario encontrar las personas más cercanas al lugar en el que se encuentra y por donde se vaya moviendo.

Cuente a ver cuántas citas sexuales tiene en Grindr

Cuente a ver cuántas citas sexuales tiene en Grindr

Foto:

Juan David Castro

Para conseguir sus citas Miguel procede de distintas maneras, pero la que más le ha dado frutos consiste en enviar de primer plano fotos de su cara y cuerpo, entablar una conversación basada en intereses (estudio o trabajo) como gancho para hacerse ver interesante y, luego, cuando el anzuelo ha sido mordido, la propuesta de tono sexual.

Sigue el momento de concretar la cita y, como Miguel y los otros usuarios de estas aplicaciones saben lo inseguras que pueden tornarse, prefiere encontrarse con estos hombres en un lugar público en el que pueda cerciorarse de que la foto de la app concuerda con la apariencia de quien está llegando a su encuentro.

“Prefiero pedir el número de Whatsapp de la persona para que si llega a pasar algo se pueda rastrear. Pero igual me cercioro por medio de otras redes como Instagram de que sí se trata del mismo tipo con el que he estado hablando”, cuenta Miguel al respecto de los ‘catfish’ o personas que crean identidades falsas en la red, pues llevar una doble vida también es posible en estas aplicaciones de citas en las que el anonimato posibilita la reinvención de la gente y sus prácticas.

Peligro y adrenalina

Pero no todo es color rosa dentro del mundo de las aplicaciones de citas, el universitario ha pasado por situaciones y lugares que jamás pensó vivir, experiencias que no siempre han sido satisfactorias. Algunos de sus encuentros han resultado en amistades y otros en momentos de angustia e incertidumbre. Le han ofrecido hacer cosas que no quiere y que lo han marcado: drogas, dinero e incluso la posibilidad de ser escort (acompañante pago).

GIF-Datos---CITAS.gif

Recuerda con desagrado cuando, en una cita, un hombre lo invitó a su casa y no lo recibió de la mejor manera. Empezó a agredirlo verbalmente, quería obligarlo a tener relaciones sexuales y le imposibilitó la salida de su hogar. Pero Miguel opuso resistencia, lo amenazó con gritar y pudo escapar.

Las enfermedades sexuales son uno de los grandes riesgos con los que los usuarios de estas app tienen que lidiar dado el desconocimiento de las personas con los que tienen los encuentros. “Yo he tenido suerte de no contagiarme de algo. Me he realizado varias pruebas y en todas he salido limpio, pero no a todos les va bien. A un amigo mío lo infectó con VIH una persona con la que tuvo una cita, y fue una canallada porque el tipo estaba en la responsabilidad de contarle su estado”, comenta Miguel.

Al respecto de esto, si bien es opcional dar a conocer el estado de VIH en Grindr, sí hay una responsabilidad de informar al respecto, y está contemplada en el Artículo 370 del Código Penal de Colombia, que cita que: “El que después de haber sido informado de estar infectado por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) o de la hepatitis B, realice prácticas mediante las cuales pueda contaminar a otra persona, o done sangre, semen, órganos o en general componentes anatómicos, incurrirá en prisión de seis (6) a doce (12) años.”

Un vicio difícil de dejar

Hubo una ocasión, hace algún tiempo, en la que Miguel tuvo una cita por medio de la app en la que conoció un hombre que se enamoró de él de inmediato. Las cosas se fueron dando y, para la segunda vez que se vieron, el tipo le pidió que fueran novios, pero Miguel no recordaba ni su apellido y terminó rechazando al sujeto. Pero esto no fue suficiente para el hombre, que sin pena ni gloria volvió a buscar a Miguel y empezó a enviarle cartas y regalos, como las llaves de su apartamento en una caja, le propuso que fuera a vivir con él, todo en menos de unas semanas.

A la fecha, ya lleva varios intentos de dejar la aplicación, y aunque por el momento la tiene eliminada, asegura que ha tenido “recaídas” y ocasionalmente la vuelve a habilitar. “El año pasado llevaba seis meses sin usar la aplicación, sin embargo en noviembre me ganaron las ganas, la volví a abrir y tuve 8 encuentros en menos de dos semanas”, menciona.

Sería lindo tener encuentros con alguien que me importe

Aunque Miguel no tiene problemas con el sexo casual, desde finales de diciembre pasado ya no usa la aplicación. “Sería lindo tener encuentros con alguien que me importe, por Grindr todo es tan vacío e instantáneo que da hartera”, dice. No quiere volver a abrirla, pero no tiene certeza de que no la vuelva a habilitar en algunos meses.

*El nombre real de Miguel fue modificado para proteger su identidad.


JUAN DAVID CASTRO
Escuela de Periodismo Multimedia 
Twitter: @soyvisual

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA