Reseña del libro ‘Margarita entre los cerdos’, de Pedro Badrán - Música y Libros - Cultura - ELTIEMPO.COM
Música y Libros

‘Margarita entre los cerdos’, el nuevo libro de Pedro Badrán

El texto propone una vuelta de tuerca al género negro desde un contexto colombiano.

Pedro Badrán

En el 2000, Pedro Badrán obtuvo el Premio Nacional de Novela Breve con ‘El día de la mudanza’.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

02 de febrero 2018 , 09:00 p.m.

Algunas son historias que nacieron de una conversación en la calle, de la anécdota que le contó el portero del edificio sobre su hijo que se fue a prestar servicio militar, o del relato convertido casi en mito sobre un relojero de Magangué que, según contaban, tenía una capacidad casi sobrehumana de abrir cajas fuertes.

Otros son relatos cubiertos por un dejo místico, por unas características extracotidianas que le dan un nuevo impulso al género de la novela negra. Y todas giran en torno al personaje de Ulises Lopera, un funcionario judicial de una entidad colombiana.

Lopera es el protagonista de Margarita entre los cerdos, el nuevo libro de Pedro Badrán, quien deja claro que esta no es una novela negra convencional, partiendo del hecho de que está construida por cuentos que relatan diferentes etapas de la vida del personaje central.

Este libro comparte con el género los ambientes turbios y la permanente criminalidad, pero, más allá de eso, el relato de Badrán trata de labrar su propio camino. “Realmente allí no hay casos específicos, ni policiacos, ni negros, sino que el personaje va paralelo a unos episodios donde se va desarrollando su personalidad”, cuenta el escritor y periodista.

El personaje de Ulises Lopera empezó a aparecer en las creaciones de Badrán hace tres años, cuando escribió el primer cuento. Así se fue construyendo la espina dorsal de este libro, en el que el escritor volvió a apostar por el formato del relato corto (esta es su quinta publicación de cuentos).

“El cuento es una pequeña epifanía, entonces siempre funciono con esas pequeñas epifanías, no me interesa tanto lo crudo como se usa hoy, no me interesa tanto lo desbordado, lo freaky, me interesan historias más sencillas”, cuenta el autor.

Tal como apunta Badrán, en Margarita entre los cerdos no hay un gran misterio que se tenga que resolver, pero lo que sí se convierte en una especie de rompecabezas es la vida de Lopera, un hombre que parece estar dando bandazos para sobrevivir con la conciencia tranquila en ese inframundo judicial.

Esto se refuerza con el hecho de que los cuentos cambian continuamente los puntos de vista de la narración (hay cuentos que utilizan la primera persona; otros, un narrador omnisciente, e incluso hay alguno que se cuenta desde el punto de vista de la esposa de Lopera).

Según Badrán, Lopera se ve inmerso en un mundo para el que no está hecho, sin embargo, él lo asume. Está rodeado de seres que tratan de empujarlo al lado oscuro de la corrupción.

“Eso es lo que vive permanentemente el colombiano, el latinoamericano, ese contacto permanente con lo corrupto... La realidad es demasiado turbia, demasiado succionadora, en muchos casos muy burda, y Ulises Lopera es un personaje inocente que va allí arrastrado por ese tipo de corrientes”, añade el escritor.

Según Badrán, lo negro, lo policiaco, está transformado, metaforizado, en la dimensión más criolla del mal y de lo corrupto. Badrán construyó todo ese ambiente y personajes inspirándose en la cotidianidad de la calle e incluso tomando algunas herramientas de la vieja crónica roja.

“Uno hace lo que podría llamar una investigación sensible, más que una profunda, en cuanto a esto por ejemplo me interesa mucho recorrer lugares donde pueden estar funcionarios judiciales, donde se escucha hablar mucho de eso; también olores, por ejemplo”, añade.

A eso se le suman esas pinceladas místicas, que se sienten en el primer relato, La cruz de hierro, y en personajes como Aranguren, que resuelve un crimen gracias a una impensada coincidencia genealógica, y Margarita, cuyo cuento le da nombre al libro. Ella es una hermosa y millonaria adolescente que cayó en la adicción, y a pesar de ello edificó un séquito de seguidores: “Es un personaje donde está el mal de una manera inocente”, cuenta Badrán sobre esta mujer.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
En Twitter: @YhoLoaiza

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA