Patricia Engel habla de su nueva novela La venas del océano - Música y Libros - Cultura - ELTIEMPO.COM
Música y Libros

Patricia Engel o la travesía de encontrarse a uno mismo

Al autora de ascendencia colombiana habla de su nueva novela 'La venas del océano'.

Patricia Engel

Engel ganó en 2017 el Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana.

Foto:

Cortesía autora

24 de junio 2018 , 11:15 p.m.

Durante el corto tiempo que Reina Castillo tiene para hablar con su hermano, no está permitido el contacto físico. Sentados uno frente al otro, intentan alcanzar con sus miradas la intimidad que les impide el agente que los vigila. Él, esposado, la mira aprensivo mientras repite una historia alterada de los hechos que lo tienen tras las rejas.

En su relato todo fue un accidente, nada premeditado y menos culposo. Sería incapaz de hacer lo que dicen que hizo, se repite Carlito a sí mismo y a Reina; mientras ella, atormentada por un secreto que definió la suerte de su hermano, elige creer aun cuando diversos testigos aseguran lo contrario, aun cuando en el fondo sabe que es mentira.

A veces, insatisfecho de ese pequeño y falso acto de reivindicación, Carlito modifica los relatos de una infancia compartida con su hermana en las calles y murallas de la calurosa Cartagena, antes de que su madre, en un intento por huir de un pasado demasiado reciente y doloroso, eligiera que su futuro estaba en la Florida, Estados Unidos.

En el país del norte, sin embargo, el pasado los alcanza. Y allí, resignados, mientras esperan que un tribunal decida si Carlito debe o no caminar por el corredor de la muerte, reservado solo para los delincuentes más atroces, los dos hermanos recuerdan la vida que llevaban antes de ser inmigrantes.

“Reina y Carlito son una clase de inmigrantes distinta, pues en ellos no estuvo la decisión de irse de su hogar”, explica Patricia Engel, tal vez reconociendo en los personajes de su nueva obra, 'Las venas del océano', algo de su historia. Engel es una ciudadana norteamericana hija de un paisa y una bogotana que se conocieron y enamoraron en Nueva York, y que le legaron el español como la puerta de entrada a la cultura latina.

Desde Miami, ciudad con una fuerte influencia hispanohablante, la autora piensa en el inmigrante como en aquel ser “que puede sentirse identificado con distintas formar de ver y vivir la vida”, como le pasa a ella. Sin embargo, acota, hay otra clase de inmigración más dolorosa y difícil que la de los hermanos Castillo: se trata de aquella en la que se elige abandonar un hogar, una familia, por condiciones especiales, y ese es el drama de Nesto, con quien Reina se encontrará después de recibir una noticia que cambiará su vida.

Nesto, abreviatura de Ernesto, en honor a Ernesto Guevara, es un cubano que vive en los Cayos de la Florida trabajando incansablemente mientras idea la mejor manera de traer consigo a sus hijos. Aunque abandonó su isla desencantado de una revolución en la que alguna vez creyó, su corazón se quedó en las playas de La Habana y en las aguas del océano en las que alguna vez apostó con sus amigos a quién aguantaba más la respiración.

Hay otra clase de inmigración más dolorosa y difícil que la de los hermanos Castillo: se trata de aquella en la que se elige abandonar un hogar, una familia, por condiciones especiales.

No era un juego. La realidad era que solo entrenaban para sumergirse en busca de los peces con los que burlaban el hambre que por ley su gobierno los obligaba a padecer. Pero para las autoridades de EE. UU. esa actividad les hacia crear, en su delirio, mundos fantásticos. Imaginaban un escape de película, donde 500 kilómetros de océano eran tan solo una piscina olímpica que separaba las pequeñas y viejas casas cubanas del lujo y opulencia de los hoteles de Miami.

Patricia Engel

'Las venas del océano', de Editorial Alfaguara. 427 páginas. $ 58.000.

Foto:

Archivo particular

“Después de viajar a Cuba unas 10 o 12 veces, comprendí que la mayoría de los relatos actuales sobre la vida en la isla se remiten a las décadas del cincuenta y setenta, cuando todo giraba alrededor de la revolución. Nesto representa mi sensación sobre las preocupaciones actuales de los cubanos”, anota Engel, antes de revelar que en su libro no hay grandes héroes ni villanos. “El mayor enemigo de Reina, Nesto y Carlito, son ellos mismos”.

El sentimiento de culpa y la nostalgia por un pasado que no los deja descansar y un futuro que no termina de nacer, embarga la vida de Reina, Nesto y Carlito, y determina la relación que los dos primeros construirán en los Cayos de la Florida. Como una ola que recorre todo el mundo antes de chocar contra una playa, los personajes de Engel viajarán al pasado para reunir los pedazos de sus vidas y caminar hacia al futuro.

JUAN DIEGO QUICENO
Especial para EL TIEMPO
En Twitter: @juandiegomq

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA