Manuel Turizo y Julián Turizo hablan de su éxito en el reguetón - Música y Libros - Cultura - ELTIEMPO.COM
Música y Libros

Manuel Turizo, el reguetonero que le apuesta al romance

El cantante monteriano de 18 años alcanzó la fama en pocos meses con la canción ‘Una lady como tú’.

Manuel Turizo y Julián Turizo

Manuel Turizo (izq.) y su hermano Julián –quien toca el ukelele– han sido inseparables desde niños.

Foto:

Cortesía Manuel Turizo

Por: Laura Guzmán Díaz
15 de diciembre 2018 , 10:40 p.m.

En plena época dorada del género urbano, podría parecer extraño que un reguetonero rechace de manera tajante las letras explícitas que se encuentran en las canciones de reguetón y de ‘trap’; aún más si este vivió el auge de un género que en sus inicios fue fuertemente rechazado y creció con él.

Este es el caso del monteriano Manuel Turizo (2000), quien ha sabido ponerle su sello propio a un género en el que la fórmula musical parece ser siempre la misma, gracias a sus letras románticas, el uso de instrumentos como el ukelele y su gruesa y potente voz que el público identifica apenas empieza a sonar una de sus canciones.

“Voy buscando una lady / Como tú la quiero así / Quiero que te enamores / Como estoy yo de ti / A casa enviarte flores / Y en tu nombre escribir / Mil canciones de amores / Pa’ que pienses tú en mi / Como yo pienso en ti”.

Esta es la letra de ‘Una lady como tú’, con la que Turizo saltó a la fama al darle otro aire al reguetón en Colombia. En entrevista con EL TIEMPO, el artista y su hermano Julián (guitarrista) –son inseparables– cuentan por qué se decantaron por esta propuesta, qué piensan de las letras explícitas y cómo se debe aprovechar el buen momento del género.

Los jóvenes conocen ‘Una lady como tú’, ‘Esperándote’ y ‘Culpables’, pero no conocen a quienes se esconden detrás de estas canciones…

Manuel Turizo:
Julián tenía dos años cuando yo nací y le regalaron una guitarra y un micrófono para que no estuviera celoso; ahí empezó toda la historia. Desde pequeño veía a mi hermano en clases de guitarra y me ponía a cantar al lado. Obviamente, primero quise tocar guitarra, pero no es lo mío, porque no tengo la disciplina para aprenderlo y no me apasiona.

Después, cuando estábamos solos, Julián cogía la guitarra, empezábamos a cantar, prendíamos el iPod y nos poníamos a grabar para ver cómo se escuchaba. Nos gusta mucho la música desde que éramos niños… la música urbana, obviamente, porque soy del siglo XXI y crecí con este género. También nos gusta el pop y escuchar lo que antes hacía Luis Fonsi, las baladas de Sin Bandera y Chayanne.

Julián Turizo: desde el colegio supimos que teníamos la destreza para rimar y mi hermano empezó a escribir canciones cuando me fui a estudiar mi pregrado en Medellín y él estaba en Montería.

¿Cómo llegaron a ‘Una lady como tú’?

MT:
Una vez mi hermano me visitó y esa fue la primera vez que nos sentamos a escribir juntos. Él dijo: Hey, escribamos hoy con el ukelele, a ver qué tal. Era un viernes en la noche, no habíamos salido porque, sinceramente, no teníamos plata. Entonces, decidimos escribir una canción en la que dijéramos cómo hablarían Julián y Manuel Turizo si estuvieran enamorados y si tuviéramos al frente a esa mujer a la que le entregaríamos todos nuestros días. En ese momento escribimos ‘Una lady como tú’ y sentimos que habíamos acabado de hacer algo que sonaba distinto. La cantamos, nos grabamos y dijimos: esto tiene identidad, es para bailarlo y dedicarlo a la vez. Desde ahí, empezamos a explorar esa identidad y nos gustó el aire refrescante que le da el ukelele al género urbano.

¿Se quedaron con esas letras, definitivamente?

MT:
Sí, es nuestra identidad. Después de tantas canciones, logramos encontrar una identidad que nos gusta expresar. Desde ‘Una lady como tú’ descubrimos nuestra propuesta musical y algo que no estaban haciendo los otros.

La fama llegó muy rápido, ¿qué sienten?

MT:
Demasiado rápido, es una bendición y una responsabilidad.

JT: Uno se siente privilegiado, pero hay dos formas de tomar esto: ‘creerte la película’ y creerte que eres el mejor del mundo solo porque ‘pegaste’ una primera canción y le fue muy bien; o decir: “Hey, espérate un segundo. Esto es en serio, la gente creyó en nosotros y nos está prestando atención”. Ahora vamos a trabajar realmente fuerte, vamos a dedicarnos la vida entera para que cada canción sea algo así de especial como la primera en la que nos prestaron atención y eso hay que valorarlo demasiado.

MT: La fama es un privilegio y una responsabilidad muy fuerte, porque tienes atención y debes ver cómo vas a responder a eso. Hay mucha gente viéndote y tienes que estar a la altura, dar un buen ejemplo y expresar cosas buenas. Por eso, nos gusta ofrecer música transparente y linda. Gracias a Dios tuvimos la oportunidad de tener una buena educación y crecer con amor y eso es lo que queremos expresar, amor y felicidad para la gente.

Supieron aprovechar un buen momento para el reguetón... ¿Hacia dónde debe ir el género?

JT:
Es indudable que en este momento la música urbana está mandando en todo el mercado musical y ha evolucionado. Antes, todo el mundo lo criticaba y lo echaban a un lado porque eran letras demasiado bruscas y fuertes. Ahora hay muchos artistas que vienen con propuestas como la de nosotros, que traemos un reguetón que queremos que lo escuche desde una niña de 3 o 4 años que está aprendiendo a hablar bien hasta nuestra abuelita, que lo pueda disfrutar y pueda bailarlo y que digan: ‘Qué chévere esto que hacen estos muchachos’.

¿Llegarían a escribir letras explícitas?

MT:
No, sinceramente es de identidades… la música es de identidades. Nosotros no nos sentimos cómodos diciendo vulgaridades o cosas explicitas en nuestras canciones. Hay formas más bonitas de decir las cosas y si lo piensas nosotros no somos cursis, de pronto somos románticos en nuestras letras, pero en ‘Bésame’, que dice: ‘Ven, mátame, recorrer tu cuerpo es un placer’, le estoy diciendo que me encanta y le muestro mi atracción, pero de una manera que una mujer lo pueda escuchar y cantar y la mamá no se sienta incómoda.

LAURA GUZMÁN DÍAZ
EL TIEMPO
@The_uptowngirl

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA