El argentino Edgardo Cozarinsky ganó el Premio de Cuento García Márquez 2018 - Música y Libros - Cultura - ELTIEMPO.COM
Música y Libros

‘Gabo salvó mis frustraciones de juventud’: Edgardo Cozarinsky

El ganador del Premio de Cuento Gabo 2018 habla de cómo lo marcó 'Relato de un náufrago'.

Edgardo Cozarinsky

Edgardo Cozarinsky nació en Buenos Aires en 1939. Tiene una reconocida trayectoria en el cine y las letras.

Foto:

Carlos Ortega/EL TIEMPO

Por: Carlos Restrepo
08 de noviembre 2018 , 09:35 p.m.

Todavía con la sorpresa dibujada en su rostro de saberse ganador del quinto Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez, el escritor argentino Edgardo Cozarinsky (1939) se acercó este jueves al micrófono en el Teatro Colón de Bogotá. No llevaba un discurso listo.

Entonces, aludiendo a esa bohemia propia de las noches de Buenos Aires, que a él lo cautivan, echó mano de una frase muy propia de su cultura: “La verdad es que no tenía nada preparado para decirles. Así que como buen argentino, voy a guitarrear”.

Cozarinsky acababa de recibir el acta que lo hace merecedor a una bolsa de 100 mil dólares y una escultura de la artista Claudia Vallejo, por su libro de cuentos En el último trago nos vamos, de manos de Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional de Colombia.

Al aludir sobre el nombre del galardón literario, Cozarinsky recordó que si bien su obra toma distancia de las influencias garciamarquianas, destacó lo importante que para él fue el nobel de literatura colombiano en sus inicios como periodista.

“Este premio me toca a mí profundamente. García Márquez fue muy importante en un momento de mi juventud muy difícil. Yo tenía 20 años, empezaba a hacer periodismo y me sentía muy frustrado porque creía que lo que hacía en periodismo no era importante ni coincidía con mis ambiciones literarias. En ese momento, me leí Relato de un náufrago. Estaba tan bien escrito, con un dominio tan grande de lo narrativo. De manera que mucho antes de su obra maestra y de yo mirar La hojarasca, el Relato de un náufrago me sacó del pozo de frustración que yo sentía en aquellos primeros momentos de mi vida”, recordó con alegría el escritor.

Este año, el jurado estuvo conformado por los escritores Alberto Manguel (Argentina-Canadá), Piedad Bonnett (Colombia), Diamela Eltit (Chile) y Élmer Mendoza (México).

En su acta, el jurado resaltó que el libro de Cozarinsky hace gala de “un gran oficio narrativo, con raíces profundas en una antigua tradición literaria y de una notable solidez intelectual. Entre sus temas están la identidad existencial, la vejez y la infidelidad de los recuerdos. (…) Sus cuentos describen mundos diversos en los cuales los protagonistas resultan ser fantasmas o, al menos, fantasmagóricos. Los escenarios van de la geografía argentina hasta los de Europa del Este y Asia, todos arraigados en el imaginario de Cozarinsky”.

De manera que mucho antes de su obra maestra y de yo mirar 'La hojarasca', el 'Relato de un náufrago' me sacó del pozo de frustración que yo sentía en aquellos primeros momentos de mi vida.

Este galardón, sin duda, le llega al autor argentino como el reconocimiento a toda una vida consagrada a las letras y al cine. Su pluma ha cabalgado con destreza tanto por el cuento, como por la novela, el ensayo y el documental.

Edgardo Cozarinsky es considerado un destacado intelectual de su país. Como siempre lo ha dicho, considera que su obra literaria comienza con la novela Vudú urbano, un libro de culto, que ha sido prologado en distintas ediciones por autores como Susan Sontag, Guillermo Cabrera Infante y Ricardo Pliglia.

Es autor de ensayos como 'El pase del testigo', 'Blues' o 'Nuevo museo del chisme' y de las novelas 'El rufián moldavo', 'Maniobras nocturnas' y su más reciente 'Lejos de dónde'.

Edgardo Cozarinsky

Cozarinsky recibe el galardón en compañía de Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional de Colombia, y los escritores Alberto Manguel y Piedad Bonnett, miembros del jurado.

Foto:

Carlos Ortega/EL TIEMPO

Finalistas con proyección

En el último trago nos vamos se impuso ante los otros cuatro libros de cuentos finalistas: 'Hay días en que estamos idos', de Andrés Mauricio Muñoz (Colombia); 'Las tormentas', de Santiago Craig (Argentino); 'Nadie es tan fuerte', de Pablo Colacrai (Argentina), y 'Terriers', de Constanza Gutiérrez (Chile).

Cada uno de los finalistas recibirá, a su turno, un reconocimiento de 3.000 dólares y sus libros llegarán a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas del país, al igual que la obra ganadora.

Precisamente, tanto los finalistas como algunos miembros del jurado hablaron de sus libros esta semana en varias bibliotecas capitalinas.

Durante su intervención, Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional, resaltó la esencia de este galardón, que busca ubicar al cuento “en el lugar de honor que se merece en la literatura escrita en español”.

“Se sabe que contar historias hace parte de las más antiguas necesidades del ser humano. (...) Gabo fue siempre un amante del cuento. Recordemos que de niño uno de los libros que lo llevaría por el camino de las letras fue un viejo ejemplar de Las mil y una noches. Y que más tarde en el prólogo de los Doce cuentos peregrinos exaltaría el poder de la poesía para redimir su condición mortal a las anécdotas de la cotidianidad. García Márquez decía que el cuento es un disparo en el centro del blanco. Y esto es cierto en más de un sentido. El género breve, quizás como ningún otro, es capaz de una intensidad que alumbra el corazón de sus personajes con precisión y belleza. También es un género que estremece al lector, lo sumerge en profundidades que, no por su brevedad, son menos conmovedoras y lo devuelve transformado a la realidad, consciente de que algo muy poderoso le acaba de ser revelado”, recordó Gaitán.

En las ediciones precedentes, el galardón ha recaído en el español Alejandro Morellón, con El estado natural de las cosas, en 2017; el colombiano Luis Noriega, con Razones para desconfiar de sus vecinos, en 2016; la boliviano-venezolana Magela Baudoin, con La composición de la sal, en 2015, y en el argentino Guillermo Martínez, con Una felicidad repulsiva, en 2014.

CARLOS RESTREPO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
@Restrebooks

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA