Concierto de Yuri Buenaventura en el Teatro Colón - Música y Libros - Cultura - ELTIEMPO.COM
Música y Libros

Yuri Buenaventura brilla con su salsa sinfónica en el Colón

La Orquesta Sinfónica Nacional y Yuri Buenaventura presentaron 'Manigua', ante más de 760 personas.

Yuri11

Yuri Buenaventura y sus espaldas la Orquesta Sinfónica Nacional dirigida por Paul Dury en el Teatro Colón.

Foto:

Hector Fabio Zamora

05 de julio 2018 , 12:36 a.m.

La voz de Yuri Buenaventura estuvo acompañada por 70 músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional, que llevaron al público que asistió este miércoles por la noche al Teatro Colón por los caminos de “los ritmos que llegaron en los siglos XVII y XVIII a América Latina y el Caribe, y que se encontraron con la sonoridad rítmica negra”, según palabras de Buenaventura.

Así ha presentado este proyecto el conocido ‘Sonero de París’, un trabajo musical llamado Manigua, con la coproducción de la Orquesta Sinfónica Nacional, la dirección musical del maestro belga Paul Dury y del que además hacen parte José Aguirre, productor, intérprete de trompeta y director del grupo Niche, y Andrés Otálora, productor musical y guitarrista residente en Los Ángeles, ganador de un Grammy Latino por el disco Fonseca sinfónico.

En el espectáculo se oyeron 15 canciones, que fueron y vinieron entre diferentes ritmos, pues también se incluyeron algunas guajiras.

'Ne me quitte pas', 'Vuelo', 'Amor eterno', 'Valle de rosas', 'Dónde estás', 'El guerrero', 'Vagabundo', 'Como la maleza', 'Guajiro del monte', 'Banano de Urabá', 'O capito que ti amo', 'No estoy contigo', 'Salsa', 'No lo puedo recordar' y 'Si tú estás aquí' fueron los temas de esta jornada, cada uno con su sentir.

Buenaventura ha contado que este proyecto es una gran oportunidad para juntar a personas que aunque no estén en las mismas orillas sonoras, saben de buena música

Buenaventura ha contado que este proyecto se viene trabajando desde hace unos seis meses y ha sido una gran oportunidad para juntar a personas que aunque no estén en las mismas orillas sonoras, saben de buena música. Y eso fue, precisamente, lo que se vio este miércoles en el concierto. Una fusión entre un maestro como Paul Dury, gran conocedor de los sonidos clásicos de Europa, y el tan característico “world music” del cantante colombiano nacido en la isla de Cascajal.

En una reciente entrevista de EL TIEMPO, Buenaventura comentó que “al juntarse con los tambores y la percusión, ya hay una música que define a Colombia como una nación sonora, y que incluye lo indígena pues de lo contrario hubiéramos sido muy españoles, muy europeos”.

El espectáculo, que contó con el apoyo del Ministerio de Cultura, estuvo completamente lleno por personas que, en la sala principal del Colón, pudieron vivir en carne propia ese sabor cálido y tropical tan propio de la ‘Manigua’ de Buenaventura.

La velada inició con una suave introducción de 'Vuelo' , tema perteneciente a su álbum Cita con la Luz, y la Orquesta Sinfónica Nacional acompañó los vocales de Buenaventura con melodías crecientes, unas veces sutiles y otras potentes.

Mientras que ‘Soy Guajiro fue bienvenido al compás de los aplausos de todos los asistentes del Teatro Colón, donde los sonidos intensos de la Orquesta Sinfónica Nacional animaron a uno que otro asistente a pararse bailar. Otras canciones con un fuerte componente social como ‘Guerrero’ y ‘Banano de Urabá’ fueron conducidas con sentimiento e intensidad por Dury con la Sinfónica y la voz firme de Yuri.

Con esta última canción, Buenaventura hizo una mención especial a los campesinos del Urabá, la ovación no se hizo esperar por parte de los asistentes que de pie celebraron al artista.

A Colombia le exigimos mucho porque se nos olvida que es una niña, una nación joven, nuestra República no es vieja. Estamos descubriendo nuestro mestizaje, nuestro pacífico, las selvas

Otras canciones más románticas como 'Amor Eterno', 'No lo puedo recordar' y una interpretación de 'La quiero a Morir' -composición original del Francis Cabrel- se distinguieron por ejecutarse en un ambiente casi cinematográfico que iba acompañado de intensos comienzos, intervalos y finales que la Orquesta Sinfónica Nacional recreó a la perfección por medio de vientos, cuerdas, el piano y su conjunto de percusión.

Y ‘Ne Me Quitte Pas’ (originalmente de Jacques Brel), canción que le brindó gran reconocimiento en Europa en su comienzos, fue una de las más aplaudidas durante el espectáculo, que contó un potente apoyo por parte del coro de todo el proyecto de 'Minugua'.

Cabe resaltar aquel momento donde Yuri elogió al país que lo vio partir. "A Colombia le exigimos mucho porque se nos olvida que es una niña, una nación joven, nuestra República no es vieja. Estamos descubriendo nuestro mestizaje, nuestro Pacífico, las selvas", comentó antes de darle rienda suelta a una versión paulatina pero reforzada de ‘Valle de rosas’, compartiendo un mensaje de esperanza y simpatía concluyendo que es una "niña muy linda y está canción va para ella".

La presentación terminó con otro gran tema de Buenaventura, 'Salsa', que a más de uno puso a bailar. La conclusión de este encuentro fueron los agradecimientos de Yuri a la Sinfónica Nacional, José Aguirre, Juan Andrés Otalora, a los músicos que provenían de Cali, y por supuesto a Paul Dury y su impecable dirección.

JUAN DAVID CASTRO 
ESCUELA DE PERIODISMO MULTIMEDIA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA