Bristol y su historia musical por Daniel Casas - Música y Libros - Cultura - ELTIEMPO.COM
Música y Libros

Para recordar a Bristol / opinión

Por Daniel Casas, en 'Conexión Sonora'.

Daniel Casas 2

El periodista Daniel Casas

Foto:

Archivo EL TIEMPO

06 de abril 2018 , 06:41 p.m.

Muchos momentos de la historia de la música, espacios, nombres, propuestas, se van quedando en el olvido en medio de una absoluta saturación de información. Bristol ha de estar entre las más anquilosadas en esa lista.

Pero durante una década, la de los años 80, esta ciudad inglesa de mayor importancia en el sudeste británico se convirtió en un hervidero cultural, especialmente en lo referente a lo musical.Allí, a finales de los 70, y al igual que en ciudades como Birmingham y sumado a la moda del punk, el reggae encontró un gran espacio de exploración. Una fusión étnica, con una gran comunidad negra, permitió a varios artistas explorar en amalgamas de sonidos funk, reggae, dub, pop y punk.

Algunas de esas primeras aventuras vinieron de la mano de Mark Stewart. Sus agrupaciones The Pop Group y Rip Rig + Panic, e incluso su proyecto solista Mark Stewart + The Maffia fueron propuestas explosivas que además sumaban estridencias del free jazz inspiradas en leyendas como Cecil Taylor (quien falleció el pasado 5 de abril) y John Coltrane.

La cultura musical de Bristol recibió entonces, como ningún otro centro urbano inglés, una fuerte influencia del hip hop neoyorquino. La aparición de secuenciadores, baterías programadas, sintetizadores y un fuerte movimiento de DJ’s cada vez más ágiles en el manejo de las tornamesas y el empleo del scratch fortalecieron la aparición de colectivos y grupos interesados en sumar cada vez más todos esos elementos.

The Wild Bunch fue el más brillante e impactante de esos colectivos de Bristol. Músicos, DJ’s y raperos, en un sound system que durante seis años fue la sensación en clubes nocturnos, especialmente en el distrito de St. Paul y particularmente en The Dig Out, el recinto más popular de la época.

Pero lo mejor del Wild Bunch fue su herencia: sus integrantes, Robert Del Naja, Grant Marshall y Andrew Vowles, conformarían en 1987 Massive Attack; Tricky, quien llegaría a ser una de las figuras más prominentes del trip hop, y Nellee Hooper, quien tras la disolución del Bunch fue el responsable de increíbles propuestas sonoras de los años 90 como el grupo Soul II Soul, los inicios de Björk, y vinculado luego con nombres como Garbage, No Doubt, Madonna y U2, por mencionar algunos.

DANIEL CASAS
Periodista musical
@danielcasasc

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA