Mercado de tenis de lujo aumenta a nivel mundial - Gente - Cultura - ELTIEMPO.COM
Gente

Tenis de lujo, una moda contagiosa y un mercado en auge

Se han convertido en una prenda de la que se encargan diseñadores, artistas y casas de alta costura.

Tenis de Filling Pieces

Los tenis de Filling Pieces se distinguen por sus líneas fluidas y suelas gruesas.

Foto:

Cortesía Filling Pieces

07 de julio 2018 , 11:25 p.m.

Christian, de 10 años, tiene 20 pares de tenis deportivos de lujo en los armarios de su cuarto, en los suburbios de Nueva York. Maxance, que cumplió 14, pidió sin éxito a sus padres un par de tenis Adidas de 2,3 millones de pesos para su cumpleaños. “Estamos en un mundo en el que los tenis son casi obras de arte”, dice este adolescente, también neoyorquino.

Esta frase refleja la irrupción de los tenis –antes usados solo para hacer deporte o para llevar con ropa de descanso– en el mundo de la moda, al punto de convertirlos en una prenda lujo.

Su popularidad no solo se debe a que se trata de un calzado más cómodo, también a que se lo define como un calzado transversal, es decir que puede vestirse como casual y deportivo, y tiene la particularidad de que se ve bien con todo.

En gran parte, además, es el resultado de una costumbre que ha ganado terreno en las oficinas y empresas: el uso de ropa casual entre semana, más allá de los viernes. Un ejemplo es la decisión de la reconocida tienda por departamentos Walmart, que anunció hace poco que quienes trabajen en sus oficinas de gerencia ahora pueden usar tenis para trabajar. La misma firma ya había autorizado el uso de tenis a otros empleados de menor rango.

Este reconocimiento de los tenis ha llevado también a la moda a un terreno en el cual el calzado deportivo –fruto de colaboraciones entre marcas deportivas y de alta costura, diseñadores, raperos y atletas reconocidos– se ha transformado en un elemento esencial del guardarropas masculino, tanto para adolescentes como para jóvenes y adultos.

Reinvención exitosa

Fusionando materiales de lujo, con diseño e innovación, los tenis poco a poco se reinventaron y han pasado de los gimnasios a las grandes pasarelas. De hecho, las más importantes casas de moda y marcas deportivas lanzan ediciones limitadas que pueden venderse a precios exorbitantes.

Un par de tenis Nike diseñados por Ricardo Tisci, quien trabajó para Givenchy, se puede conseguir por 1,7 millones de pesos; unos Prada Cloudbust, de aspecto futurista, pueden valer 2,3 millones; Balenciaga tiene un modelo de tenis llamado Triple S, uno de los más buscados hoy, cuyo precio llega también a los 2,3 millones de pesos; los Black Croc Argyle de Jimmy Choo, negros y con aspecto de piel de cocodrilo, se venden en por 2,3 millones de pesos.

Un par de tenis Louis Vuitton x Supreme, una de las colaboraciones de moda más exitosas, vale 8,4 millones de pesos. Los hay también de precios astronómicos, como los Air Jordan III Grateful, diseñados por el famoso cantante DJ Khaled y que fueron entregados a algunos de los compradores de sus discos. Hoy son objeto de colección, y su precio llega a los 44 millones de pesos.

O el modelo Chanel x Adidas Pharrell NMD Hu Race Trail, una colaboración entre estos tres íconos con motivo del cierre de la tienda parisina Colette. Solo se hicieron 500 pares, y su costo llega a los 37,3 millones de pesos.

Gucci Ace es el modelo de tenis de esta casa de alta costura. Es minimalista y lo reinventa cada temporada con las ideas del diseñador Alessandro Michele. Cuesta 3,3 millones de pesos.

Entre las grandes casas de moda que también han sucumbido a esta tendencia están Ermenegildo Zegna, Dior, Yves Saint Laurent, Salvatore Ferragamo y Brunello Cucinelli.

Existe un mercado de segunda o tercera mano, esencialmente por internet y también en tiendas muy elegantes, como en Nueva York, una de las capitales mundiales de esta floreciente cultura de los tenis.

Sin embargo, la compra y reventa de los tenis de lujo no es un fenómeno nuevo. Comenzó en los años 90, con los primeros Air Jordan fabricados para Nike por la leyenda del básquetbol Michael Jordan, que se convirtieron rápidamente en objetos de colección, y se amplificó en internet en la década del 2000 con la llegada del sitio de subastas en línea eBay. Hace un tiempo, un modelo rarísimo Air Jordan 11 Retro ‘Jeter’ se negoció en unos 50.000 dólares (145 millones de pesos).

Un mercado en alza

Impulsado por las celebridades e ‘influencers’ como Gigi Hadid, Kendall Jenner, Rihanna o Selena Gómez, las redes sociales y la omnipresencia de la cultura del rap, el mercado de los tenis de lujo se amplió al mundo entero y prospera en Estados Unidos, Europa y Asia, movido también por la demanda de tenis apropiados para el trabajo.

Desde el 2016, incluso el mercado de tenis posee su propia bolsa, el sitio StockX. Nadie conoce exactamente su tamaño, explica Matt Powell, analista del mercado deportivo para la firma estadounidense NPD, pero atraviesa “un buen crecimiento”.

“Algunos lo estiman en cerca de 1.000 millones de dólares, lo cual es una fracción del mercado de los tenis”, que alcanzó los 38.000 millones en Estados Unidos y cerca de 100.000 millones en el mundo en el 2017, subraya Powell. Pero John McPheters, presidente y cofundador del sitio Stadium Goods, que abrió a fines del 2015 en SoHo y es una de las tiendas de tenis de Nueva York que están de moda, considera que estos estimativos son muy inferiores a la realidad.

En total, Stadium Goods vendió tenis por más de 100 millones de dólares el año pasado, dijo McPheters. Y las ventas están en alza de “100 a 200 por ciento” este año, en un mercado “saneado” sobre todo por los “certificados de autenticidad”, que garantizan que los modelos no son falsificados, afirmó. “Hoy solo arañamos la superficie de un mercado que será bastante más importante en los años venideros”, predice este empresario de 38 años.

A atraer a las mujeres

Para John McPheters, de Stadium Goods, una de las claves del futuro crecimiento del mercado de los tenis está en atraer más mujeres. “Es uno de los problemas del sector”, sostiene. Y agrega: “Las marcas intentan desde hace tiempo atraer a mujeres con cordones rosas y colores ‘femeninos’, mientras que ellas quieren los mismos productos que los hombres”. Además, dice, el cambio en las preferencias de los consumidores es un desafío adicional para los minoristas de calzado tradicionales, que ya están luchando por responder al aumento del comercio electrónico.

EL TIEMPO*
* Con información de AFP y Bloomberg

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA