Dos mentes brillantes del mundo presocrático, colección descubrir la filosofía - Gente - Cultura - ELTIEMPO.COM
Gente

Dos mentes brillantes del mundo presocrático: Sócrates y Platón 

Este jueves se reinicia la colección con un volumen dedicado a estos pensadores.

Heráclito

Heráclito.

Foto:

EL TIEMPO

18 de abril 2018 , 11:49 p.m.

Cuando se habla de Heráclito de Éfeso y de Parménides de Elea, refiriéndose a los albores de la filosofía, es preciso tener en cuenta ciertas salvedades: una de ellas es que se sabe muy poco tanto de sus vidas como de sus obras. Lo que se conoce de ellos en ambos sentidos es fragmentario y en muchas ocasiones referencial: alguien más habló de ellos.

El estudio y el cotejo sistemático y profundo de sus fragmentos y del significado de estos datan de comienzos del siglo XX, al contrario de los filósofos que sucedieron a Sócrates, cuya obra continuó atrayendo el interés no solo de los pensadores de la Antigüedad sino también de la Edad Media y el Renacimiento.

Heráclito, nacido entre el siglo VI y el V en Éfeso, ciudad griega de Jonia –en Asia Menor–, más célebre siglos después por la epístola de san Pablo a los cristianos efesios. También se sabe que fue de noble cuna y renunció a la corona de la ciudad en favor de su hermano. De entonces viene la imagen de desdén, pesimismo y soledad que se atribuye a Heráclito. Se dice que prefería hablar con los niños antes que con los adultos.

Heráclito escribía en frases sueltas cuya interpretación aún es materia de investigación. De ahí le vino el mote de ‘el Oscuro’.

“No podrías sumergirte dos veces en el mismo río”, “todo está en movimiento, como si fuera una corriente” y “todo se mueve y nada permanece” son pensamientos típicos de su manera de ver el mundo.

Se cree que Parménides nació en 515 a. de C. y habría muerto en el 450 a. de C. Su importancia es que da un paso adelante de la típica preocupación presocrática por explicar el origen de todo partiendo de lo físico, de la naturaleza. Para Parménides, el centro de su indagación es el Ser mismo.

Platón lo llamará su maestro y, en efecto, titula con su nombre uno de sus diálogos más densos y, a la vez, reveladores.

De la obra central de Parménides, un Poema al que los investigadores posteriores dieron el nombre de Sobre la naturaleza, sobrevivieron solo 154 versos, agrupados en 19 fragmentos, escritos en un lenguaje marcado por el mito, en el cual narra el inicio de su viaje, llevado por un carruaje que tiran yeguas y guían las hijas del Sol, hacia el saber, y más exactamente hacia la verdad.

Asegúrese la colección completa

Con solo $ 22.900, más el cupón que aparece en EL TIEMPO, adquiera todos los jueves un ejemplar de las 20 entregas de la serie. Los socios de la tarjeta Vivamos EL TIEMPO tienen como beneficio exclusivo un descuento especial. Asegure su colección completa llamando al teléfono 4266000, opción 3, o en www.descubrirlafilosofia.co

FRANCISCO CELIS ALBÁN

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA