El paradero Colfrance se renueva con una nutrida carta en su restaurante Petite France - Gastronomía - Cultura - ELTIEMPO.COM
Gastronomía

Una buena escala / El caldero

La carta de Petite France ofrece salchichas de ternera, res y cerdo y una rica ensalada rusa.

Los hermanos Velásquez perdieron la visión luego de un accidente con dinamita. Hoy uno de ellos dirige y trabaja en una próspera empresa de lácteos.

Foto:

EL TIEMPO

27 de julio 2017 , 07:11 p.m.

Desde hace muchos años, cada vez que viajo desde Bogotá hacia Boyacá o Santander por la vía que lleva a Chiquinquirá, religiosamente hago escala técnica en ese paraíso de lácteos que se llama Colfrance y que, con el tiempo, se fue consolidando como uno de los más agradables paradores de las afueras de Bogotá.

Y la verdad es que hoy en día, sin haber perdido su condición de buen parador –pintoresco, bien surtido y con servicios de aseo impecables–, se ha convertido también en un restaurante más que apetecible: Petite France.

Su carta ofrece trucha de la región en varias presentaciones, la tradicional sobrebarriga de por ahí, milanesa de cerdo, platos vegetarianos y varias opciones de pollo, entre ellas una que preparan al parmesano, por supuesto con los quesos que producen a pocos pasos en su propia planta.

Y ese es, precisamente, otro de los encantos del lugar: la selección de quesos que pasan sin escalas de la planta al mostrador: desde quesos frescos como el de pera –que bien vale la pena llevar para ir comiendo por el camino– hasta quesos curados muy bien logrados: dos tipos de brie, camambert y azul de los Alpes, entre otros, además del queso de cabra, delicioso.

Si la hora del viaje no da para sentarse a almorzar, en Colfrance hay también desayunos muy bien servidos, con amasijos del día y café molido al instante, como debe ser.

Y si se trata de la media mañana o de la media tarde, la carta ofrece salchichas de ternera, de res y de cerdo, una ensalada rusa que se ha hecho famosa entre los viajeros, génovas, empanadas y arepas.

Además de lo que allí producen y de lo que allí preparan, en Colfrance se puede comprar muy atractivos antipastos, encurtidos, dulces y mermeladas que vienen de la cercana población de Tinjacá.

Y se consigue un sinfín de productos para calmar los antojos durante aquellos viajes que nunca se sabe a ciencia cierta cuánto van a durar.

Colfrance es uno de esos lugares que uno agradece cuando se cruzan en el camino y se convierten en una excusa más que justificada para hacer una pausa en el camino, para estirar las piernas, para darle al paladar algunas de esas licencias que permiten los viajes.

Petite France - Colfrance, Capellanía, Km 2 vía Chiquinquirá (vía Bogotá - Chiquinquirá). Teléfono: (1) 8558133
elcalderodesancho@yahoo.com.co

SANCHOS
Crítico gastronómico

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA