Rodrigo Candamil habla de sus personajes en las series de RCN - Cine y Tv - Cultura - ELTIEMPO.COM
Cine y Tv

‘Es importante proponerles a los televidentes algo nuevo’

El actor Rodrigo Candamil habla de sus personajes en ‘Manual para ser feliz’ y ‘La ley del corazón’.

Rodrigo Candamil

Rodrigo Candamil nació en Cali, en 1976. Vive en Bogotá desde los 5 años y reclama su ‘nacionalidad costeña’, por su personaje de Lucas de la Rosa.

Foto:

Cortesía RCN

Por: Cultura
02 de diciembre 2018 , 12:20 a.m.

El conflicto que tiene en la ficción el personaje de Alfredo Duperly en ‘La ley del corazón’ se parece en algo a la realidad personal del actor Rodrigo Candamil, quien lo interpreta: Duperly y su esposa, Catalina (Lina Tejeiro), no han podido tener hijos.

En la realidad, Candamil y su esposa, la actriz y directora teatral Adriana Romero (hija de la actriz Judy Henríquez y del fallecido guionista y director Bernardo Romero), debieron esperar un buen tiempo para ser padres.

Aunque pensaron en la adopción, no se dieron por vencidos y, como ha dicho Candamil en varias entrevistas, fueron “bendecidos por partida doble, pues nacieron Martina y Guadalupe”, que hoy tienen 5 años.

Este caleño, nacido el 3 de junio de 1976, se declara vallecaucano raizal, aunque uno de sus personajes más reconocidos, Lucas de la Rosa (de ‘Chepe Fortuna’ y ‘Casa de reinas’) es costeño y alabado por muchos nativos de esta zona de Colombia.

Candamil se ha dedicado principalmente a las tablas, no solo como actor, sino como productor y director, en montajes como ‘El crucigramista’, ‘Sexydios’, ‘Noche de perros’ y ‘Los farsantes’, entre otros.

Actualmente aparece por partida doble en el horario estelar del canal RCN: además de Alfredo Duperly, abogado de ‘La ley del corazón’, es Eduardo Monfrinoti en ‘Manual para ser feliz’, una telenovela del 2014 que hasta ahora fue puesta en pantalla y cuyo su personaje es radicalmente opuesto al del hombre de leyes.

¿Cómo ve sus personajes actuales en televisión que se grabaron con cuatro años de diferencia?

Son dos polos opuestos, cada uno es una oportunidad para entender el mundo de una manera diferente, es el regalo de mi profesión: la posibilidad de desdoblarme me la regalan los personajes. Ha corrido mucha agua, afortunadamente, y de todos los colores, y puedo resumir que se ven de gañán a galán.

¿Cómo fue retomar el personaje de Alfredo Duperly?, ¿qué elementos volvió a traer y cómo cambió entre una temporada y otra de ‘La ley del corazón’?

Para mí es muy importante proponerles a los televidentes algo nuevo. He tenido la oportunidad de estar en sagas, o segundas partes, con varios de mis personajes, como lo fue ‘Graciosito’ en ‘Los caballeros las prefieren brutas’, y el sitcom que se desprendió de mi personaje de Chepe Fortuna, que se llamó ‘Casa de reinas’, con el gran Lucas de la Rosa.

Ahora estoy con este Duperly recargado y quise mostrar ese lado cursi del amor que todos tenemos, con ‘los pollitos’ (hijos que quiere tener), y un lado erótico y pasional, con Catica, mostrando un contraste con el conflicto más interesante de mi personaje, y es el tema de la infertilidad de los hombres. Quise mostrar un ‘Dupy’ que ya no tenía nada bajo control, metiéndolo en situaciones incómodas y bajo el yugo marital.

De alguna manera, lo que le pasa al personaje con respecto a los hijos, les pasó a usted y su esposa, que debieron esperar un buen tiempo para que llegaran sus dos niñas. ¿Esa parte se la puso al personaje?

Conozco bien el conflicto y en esa búsqueda de hijos hay un proceso personal que somete a las parejas a un rigor y a unas pruebas que nadie se imagina. Ya veremos si los ‘Dupypollitos’ las puedan superar o no. Creo que es un momento para humanizar más las relaciones en la ficción, para hacerlas con más fallas, con más errores, más parecidas a nosotros, repletas de contradicciones y de defectos, nadie es tan perfecto, ni Dupy ni mucho menos yo.

Duperly es un tipo supercorrecto, pero tiene unos papás muy difíciles. ¿Qué opina de esa carga adicional que tiene su personaje?

Ese componente familiar me permitió completar la ecuación que les quería proponer a los espectadores: el tema romántico con su pareja, la dificultad de tener hijos, utilizando la presencia de los padres para poder criticar a esa gente en Colombia que se hace llamar ‘divinamente’, pero que terminan siendo más corruptos y deshonestos que muchos delincuentes, y a los que no les importa pasar por encima de las personas para lograr su propio beneficio.

¿Quién es para usted Alfredo Duperly?

Un tipo que representa valores positivos en esta sociedad, tratando de ser fiel a la intención de los creadores originales de la serie, Felipe y Mónica Agudelo. Un cachaco sacado de los clichés y de los esquemas, de los lugares comunes que ya están referenciados, un hombre que ha heredado lo mejor de ese encanto y tradición cachacos. Un abogado coqueto que piensa como un viejito y que usa tirantas.

Usted hizo un gran Lucas de la Rosa, un personaje que se movía entre lo más vacío y lo más humano...

Lucas de la Rosa tiene un gran significado en mi carrera y en mi vida personal. Por un lado, no pierdo la oportunidad para reclamar mi ciudadanía costeña y espero que algún alcalde o secretario se apiade de mí y me nombre ciudadano honorífico de algún hermoso lugar de mi costa Atlántica, que aprendí a amar con ‘Lucky’. Por otro lado, poder romper estereotipos en una sociedad tan machista, hasta llegar al punto de estar en La Guajira y que fueran los hombres los que les pedían a sus esposas que les sacaran una foto con mi Lucky. Es el resumen de haber hecho bien la tarea con un personaje que para mí no tenía sexo, simplemente era un buen mapa (mamá-papá).

Está dedicado al teatro también y es una faceta muy importante en su vida. Háblenos de sus planes y de cómo descubrió el teatro...

El teatro es la cantera donde están todos los recursos, hacer teatro no es como una sesión de fotos, que trabajas muy duro un día y el trabajo se multiplica. No, el trabajo del actor en teatro se parece al de un arqueólogo, que está trabajando todos los días picando la piedra, con la esperanza de encontrar algo valioso para después compartir ese hallazgo único y especial. Para mí, el teatro es el verdadero espectáculo en 3D, la oportunidad para que el público reciba una descarga interactiva que pueda afectar su sistema.

Mi grupo se llama El Vulgar Teatro (que cumple 10 años), haremos dos funciones de cierre de año en nuestra sede con El crucigramista, obra que dirijo y que reflexiona sobre la paternidad en un país de hijos sin padres, y el otro año empezamos el montaje de los HP’s (‘Honorables Políticos’), escrita por Adriana Romero, y vamos de gira a Brasil.

Quiero producir los ‘HP’s’ porque me parece que es muy pertinente en este momento en el que nos convencieron de que el problema está en otra parte y hacen con nosotros lo que se les da la gana y roban de una manera despiadada. Eso de que “tenemos que reducir la corrupción a sus justas proporciones”, que parecía un chiste, ahora resultó cierto. Y como sueño guardo la esperanza de hacer un Shakespeare, pero nada clásico, todo lo contrario, muy actual y transgresor.

¿Qué significa para usted un proyecto como ‘La ley del corazón’?

Lograr estar en un proyecto que se sintonice con un país, que supere la pretensión del ‘rating’, es una suerte y una bendición. Ver cómo ha sido la evolución de todos en un proyecto que es exitoso y que logró trascender fronteras, también ha sido divertido.

¿Usted se ve en televisión? ¿Se analiza?

Una vez sale al aire, me veo la primera semana, no me obsesiono por verme, y lo dejo volar con lo que ya se hizo, creando y empezando a grabar el proyecto tengo, otras obsesiones que después se las cuento.

CULTURA
En Twitter: @CulturaET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA