Netflix estrena la serie The Cloverfield Paradox - Cine y Tv - Cultura - ELTIEMPO.COM
Cine y Tv

‘The Cloverfield Paradox’, un viaje raro que no vuela alto

Esta serie ofrece otra mirada a la saga que mezclaba ciencia ficción, monstruos y terror sicológico.

Serie ‘The Cloverfield Paradox’

Ziyi Zhang (izquierda) y Daniel Brühl son parte del elenco de esta película, que mezcla el terror y la ciencia ficción en un ámbito claustrofóbico.

Foto:

Scott Garfield / Netflix

11 de febrero 2018 , 12:25 a.m.

‘Cloverfield’, una palabra que se había convertido en un pequeño referente con grandes ambiciones en el ámbito del terror y la ciencia ficción, ha dado un giro inesperado que ha dividido a la crítica y a los fanáticos de esta tercera entrega de la saga de monstruos y escenarios apocalípticos.

Hace diez años, el productor J. J. Abrams decidió romper los esquemas ofreciendo con ‘Cloverfield’ la historia de un fin del mundo apalancado en un ser del tamaño de un edificio que aplastaba cada cuadra de la ciudad de Nueva York.

A años luz de criaturas que lidian con heroicos soldados protagonistas, lo que Abrams ofreció fue una interesante combinación del cine de cámara en mano (ese en el que alguien atrapado en el conflicto se dedica a registrar cada situación) con una especie de alienígena que a lo largo de la cinta nunca se revelaba del todo.

No hubo posiciones encontradas en la conclusión de que se trataba de una apuesta de pura pirotecnia visual que buscaba alejarse de las invasiones de otros planetas o las reacciones de una naturaleza que buscaba ajusticiar a una humanidad poco caritativa con ella.

‘Cloverfield’ era una aventura de supervivencia con un enemigo que parecía un terremoto con piel que les dañaba una noche de fiesta a unos jóvenes que todavía jugaban con cámaras de video, antes del auge de los teléfonos celulares inteligentes o las redes sociales. Con ese preámbulo, se comenzó a hablar en Hollywood de una segunda parte. No era fácil: se trataba de una premisa que no es tan sencillo desarrollar sin caer en la repetición.

‘Cloverfield’ era gigantesca en sus pretensiones, pero nunca iba a ser la excusa para una línea de juguetes inspirados en el monstruo inmenso: su narrativa sobre el fin del mundo estaba ligada exclusivamente al drama de quienes lograron grabarlo.

Pero en el 2016 se estrenó el segundo capítulo de este pequeño universo que se formaba: ‘10 Cloverfield Lane’. Sin embargo, tuvo un giro radical: de la extraña criatura se pasó a un ambiente opresivo y encerrado en el cual se revelaba la vida de un grupo de sobrevivientes de la destrucción masiva. Como siempre, la convivencia era mala y la maldad ya no destruía calles y edificios, sino que gestaba batallas más cercanas al suspenso y la violencia psicológica.

A la crítica le encantó ese cambio en la trama. “Estamos ante una especie de segunda parte sensacionalmente efectiva, que no guarda ningún parecido narrativo o estilístico con su predecesora (...), la tensión se centra más en lo sicológico que en los trucajes visuales”, señaló el crítico de la revista ‘Variety’, Justin Chang, mientras que Robbie Collin, del diario ‘The Telegraph’, reconocía que la “heredera espiritual de la primera ‘Cloverfield’ ” era más un ejercicio de intriga que se mantenía hasta el final del metraje.

Los seguidores incondicionales de la destrucción y el cine de desastre tuvieron la opción de acoger el nuevo rumbo del filme (que solo respetó parte del nombre original) o alejarse ante el juego sicológico. Sin embargo, ‘10 Cloverfield Lane’ consiguió también una respuesta muy positiva de ese público de mente abierta a los riesgos.

Por eso no parecía extraño que la tercera entrega de esta franquicia fuera a dar una sorpresa de iguales proporciones (en el sentido de que también iba dejar a un lado el monstruo).

Además, tenía un elemento novedoso: contaba con el apoyo de Netflix, que ha encontrado en la ciencia ficción distópica un campo de acción interesante y de relativo éxito entre sus abonados.

De nuevo con el apoyo de productor de J. J. Abrams, junto a la plataforma de contenidos de TV y cine, al igual que los estudios Paramount, la nueva vida como ‘filme de streaming’ ha tenido tras su reciente estreno una agridulce reacción. Se repite la idea de un mundo a punto de colapsar, pero el conflicto se lleva fuera de la Tierra, y de ahí parece que se desprende el problema. El planeta vive una crisis energética, y la única salida está en el espacio y en un grupo de astronautas que asumen la misión de buscar la salvación. Como siempre, regresar a casa no es la opción, y la tensión entra en escena.

Otra vez la palabra ‘Cloverfield’ es la clave para hablar de supervivencia, pero hacerlo en el espacio no parece ser la mejor opción para el ciclo de evolución de la saga.

Como producto, ‘The Cloverfield Paradox’ tiene elementos interesantes. Queda claro que quiere entretener (de hecho lo logra) sin mayor esfuerzo. Hay tensión en su inicio y refleja muy bien el consabido retrato de una tripulación que asume un reto superior a su objetivo inicial, pero es la base de su mensaje un poco repetida o contada, en la que naves y miedos flotan en un espacio en el que no hay nada que se salga de la órbita.

Para los que no siguen lo alcanzado por J. J. Abrams en las dos películas anteriores, esta nueva entrega podría ser interesante; eso sí, sin llegar a ser una referencia esencial y teniendo en cuenta que no pasaría las fronteras de la mera atención despreocupada. Cabe recordar que en el planeta de las películas de tensión espacial hay muchos ejemplos de esa naturaleza, pero eso no la salva del juicio por querer volar muy alto y quedar debiendo en ese vuelo.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
EL TIEMPO
En Twitter: @AndresHoy1

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA