Los televidentes se quejan, columna de Ómar Rincón - Cine y Tv - Cultura - ELTIEMPO.COM
Cine y Tv

Los televidentes se quejan / El otro lado

Reflexiones de una televidente inconforme con la calidad de la televisión colombiana.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

06 de mayo 2018 , 10:05 p.m.

Un lugar común de la televisión es quejarse de ella. Doña Nohra Cubillos de Rodríguez me escribió con tanta pasión que creo que es mejor que ustedes lo lean y comenten. Aquí va:

“Señor Rincón: tomamos la peor decisión para nuestra familia al comprar dos ‘enormes y costosas canecas de basura’, dos aparatos de televisión que irrumpen en nuestro hogar con sus desechos tóxicos y porquerías todos los días y todas las noches.

Interminables, ruidosos, de mal gusto, insulsos, que endiosan a los delincuentes y a las mujeres de vida nada ejemplar, ni qué decir de todos los avisos comerciales que sumen al impotente televidente en una bolsa de inmundicia sin fin: cremas para todas las enfermedades, medicamentos, elementos de higiene y de aseo personal, revueltos con sopas, caldos, salsas, toallas sanitarias, etcétera.

¡Todo agravado ahora en época electoral con propaganda política, más mensajes religiosos, más avances de las porquerías de telenovelas que fabrican los libretistas y aplauden los patrocinadores y los dueños de los canales!

¡El ‘rating’ que trae más y más dinero a los grandes dueños de las cadenas es lo que importa. Embrutecer más y más al pueblo que no tiene criterio, ni tampoco ninguna otra opción para su esparcimiento en la casa… no les causa ningún reato de conciencia, ni escrúpulos alguno!

¿Qué calidad de presentadores está egresando de las tales escuelas de comunicación de las universidades, de las escuelas de verdadero ‘periodismo’, que ya dejó de existir?

¿No hay autoridad que controle ese sunami de basura que arrojan al televidente y ante sus ojos ignorantes, todos los días y a todas horas los canales de televisión de este país?

¿Qué dice la inoperante Autoridad Nacional de Televisión?

¿No podrían ver y copiar a los canales europeos de excelente calidad como la Deutsche Welle, la BBC de Londres, TV5 de Francia?

¿Hasta cuándo tendremos que aguantar estos abusos?

¿Es posible que usted, señor Rincón, desde su columna eleve un clamor para cerrar todos esos canales colombianos?

Canal Capital es el único que, en mi opinión, ha tratado de llevar a los televidentes una programación educativa, interesante, enriquecedora desde el punto de vista cultural”.

Ante este desahogo de la señora Nohra hago cuatro comentarios:

1. La televisión colombiana en ficción es bastante buena y, en general, está en el nivel mundial de producción, o sea, no es tan perversa como dice la televidente.

2. Hay opciones en Señal Colombia, los canales regionales y muchos más canales.

3. Si no nos gusta la televisión que hay, lo mejor es apagarla y leer un libro o hablar con un amigo o salir a caminar.

4. Ojalá la televisión fuera nuestro mal mayor y no los políticos, los corruptos y los matones emocionales de redes sociales.

La televisión es la culpable, pero tal vez porque en ella ponemos nuestras frustraciones y males.

Lo mejor es dejar de culpar a otros de nuestros males y asumir que todos tenemos un poquito de verdad.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
orincon61@hotmail.com

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA