La casa de papel y otras series españolas exitosas - Cine y Tv - Cultura - ELTIEMPO.COM
Cine y Tv

Las series españolas seducen al mundo

El fenómeno de ‘La casa de papel’ demuestra el buen momento que atraviesa su industria televisiva.

Reparto de ‘La casa de papel’

El reparto completo de ‘La casa de papel’, con Úrsula Corberó, la cuarta a la izquierda, de camiseta.

Foto:

Cortesía Netflix

07 de mayo 2018 , 12:01 p.m.

Nadie se esperaba el éxito mundial de la serie ‘La casa de papel’. Ni siquiera sus actores. “Es la serie de habla no inglesa más vista de la historia de Netflix. Me quedo a cuadros (asombrada). Gracias”, publicó la semana pasada en Twitter Úrsula Corberó, más conocida por su personaje Tokio, minutos después de conocerse que la ficción televisiva, original de la cadena española Antena3 (Atresmedia) y la productora Vancouver Media, batió todos los récords de espectadores de la plataforma de ‘streaming’, encargada de su distribución y con 125 millones de suscriptores.

El fenómeno de ‘La casa de papel’ ejemplifica de manera perfecta la idea de que nadie es profeta en su tierra. Mientras que en España la serie creada por Alex Pina pasó sin pena ni gloria –cuatro millones de espectadores el día de su estreno y menos de la mitad en el desenlace de la segunda temporada–, en el resto del mundo, pocos son los que se han escapado a su influencia. “Mis amigos empezaron a hablar de la serie, al tiempo muchos medios también y luego todo el mundo. Entonces le di una oportunidad. La terminé en un fin de semana”, cuenta Luisa, una joven bogotana que reconoce que el boca a boca tuvo mucho que ver a la hora de decidirse a verla.

Latinoamérica es uno de los principales mercados de la producción gracias, en parte, a la decisión de doblar la serie en ‘español neutro’, facilitando su comprensión. Otros, como Sebastián, ingeniero colombiano de 29 años, prefirieron acudir a los subtítulos para “no perderme la esencia de la serie”. “A veces entender los diálogos en el castellano de España es complicado”, añade. En Argentina, donde suma un gran número de adeptos, según explicó a ‘BBC Mundo’ el periodista de ‘La Nación’ Marcelo Stiletano, que la trama se desarrolle en un banco donde se fabrican billetes “despertó la simpatía de un país donde la devaluación de la moneda nacional es símbolo de sus crisis económicas”.

La viralización inesperada de la producción española también pilló por sorpresa a los responsables de Netflix. Menos de 15 días después del estreno de la segunda temporada, anunciaron que habría una tercera que se estrenará el año que viene, esta vez exclusiva para usuarios de la plataforma.

‘Money Heist’, como se llama en los países anglosajones, cuenta la historia de un atraco de once días perpetrado por un grupo de ocho ladrones en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre a las órdenes de un misterioso personaje conocido como el Profesor. El ‘thriller’ combina a la perfección el drama personal de los protagonistas –jóvenes y atractivos– con la adrenalina y tensión que se desprende de la consecución del delito. Una trama a la que no le falta el amor, los problemas existenciales y el sexo, y pone a reflexionar a la audiencia sobre la delgada línea que a veces separa a los héroes de los villanos.

Para todos los públicos

El buen momento internacional que atraviesa la industria española de ficciones televisivas, sin precedentes, tiene su origen en el auge de operadores como Amazon, Hulu, HBO, Vemox y Netflix (especialmente este último). El nuevo modelo de negocio que impulsan estas plataformas digitales permite a las productoras diversificar las oportunidades de distribución fuera de las fronteras nacionales, revalorizar las producciones que ya fueron estrenadas en la televisión española y llegar a un segmento de público más amplio.

Además de ‘La Casa de papel’, esa es la fórmula empresarial que han seguido series como 'Merlí', la historia del irreverente profesor de filosofía interpretado por Francesc Orellana que emitió la cadena catalana TV3 entre 2015 y 2018 y que compró Netflix a finales de 2016 para su difusión en Latinoamérica y Estados Unidos. ‘Forbes México’ la incluyó recientemente en su ‘Top 6’ de series extranjeras “que debes ver cuanto antes”.

Desde hace siete años ha habido un ‘boom’ de empresas españolas que acuden a mercados internacionales y eso ha hecho que se nos conozca mucho más

“Desde hace siete años ha habido un ‘boom’ de empresas españolas que acuden a mercados internacionales y eso ha hecho que se nos conozca mucho más”, explicó María García-Castrillón, coordinadora comercial de Boomerang TV, productora de Merlí, a ‘El Mundo’.

En el 2014, de acuerdo con el estudio internacional ‘The Wit Guide to Scripted Formats’, España era el cuarto país que más formatos originales para la pequeña pantalla exportaba, por detrás de Reino Unido, Canadá y Argentina. Un año más tarde, las productoras españolas ingresaron casi 50 millones de euros por la venta de series, programas y documentales, la cifra más alta desde el 2010, según datos de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España (Fapae).

Otro éxito que explica estas cifras es ‘El Ministerio del Tiempo’ (2015), creada por los hermanos Javier y Pablo Olivares y emitida en primera instancia por RTVE, la televisión pública española. Netflix se encargó de su distribución a partir del 2017 y la puso a disposición de los usuarios de los 190 países en los que opera. La trama gira en torno a la existencia de una institución gubernamental secreta que depende de la Presidencia y a la que solo tienen acceso un número exclusivo de personas. Su finalidad es detectar y detener a aquellos que buscan cambiar la Historia en su beneficio.

Las ficciones con tinte histórico que triunfan en el exterior se completan con ‘Velvet’ y ‘Las chicas del cable’, las dos creadas por la española Bambú Producciones. La primera, ambientada en 1950, se estrenó en el 2014 en Antena3 con un costo promedio de 500.000 euros por episodio (unos mil millones ochocientos mil pesos). A lo largo de sus cuatro temporadas alcanzó los 3,2 millones de espectadores en España. Antes de que Netflix se hiciera con los derechos de este drama que narra la historia de amor entre el heredero de una casa de moda y una humilde modista, ya se retransmitía en otros 40 países del mundo, como Estados Unidos, a través de Univisión; Chile (Chilevisión) o Lituania (LNK).

‘Las chicas del cable’ (2017) es la excepción en este listado porque, si bien es una producción española, es una serie original de Netflix creada para difundirse exclusivamente a través de la plataforma de ‘streaming’. El reparto de esta ficción lo encabezan Blanca Suárez, la ‘nueva chica Almodóvar’; Maggie Civantos; Ana Fernández y Nadia de Santiago. Interpretan a cuatro jóvenes que en 1928 incursionan por primera vez en el mercado laboral como operadoras de una compañía telefónica en una época en la que el rol de las mujeres se restringía a la casa. A pesar de la buena acogida del público, la crítica no fue tan generosa: el portal IMDb le concedió una calificación de 7,8 sobre 10, mientras que FilmAffinity se plantó en un parco 5,6.

‘Vis a Vis’ (2015), ‘El barco’ (2011) y ‘El tiempo entre costuras’ (2013) son otros de los títulos que se suman a esta lista de éxitos que avalan a la industria española de series y su capacidad de posicionar productos competitivos y de calidad a nivel mundial.

JULIA ALEGRE BARRIENTOS
Redacción Domingo
EL TIEMPO
En Twitter: @JuliaAlegre1

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA