Columna de Mauricio Laurens sobre Isla de Perros - Cine y Tv - Cultura - ELTIEMPO.COM
Cine y Tv

Animación fuera de lo común / Opinión

Mauricio Laurens analiza la cinta 'Isla de Perros', del director estadounidense Wes Anderson.

Película ‘Isla de Perros’

Cartel de ‘Isla de Perros’ .

Foto:

Cortesía Cine Colombia

23 de junio 2018 , 11:55 p.m.

En el artesanal formato tridimensional del ‘stop motion’, o de movimientos de muñecos articulados cuadro por cuadro, recomiendo disfrutar de las aventuras imaginarias e inteligentes de reivindicación animalista protagonizadas por un niño samurái que busca rescatar a su mascota guardiana en un territorio invadido de basuras y donde han sido desterrados los canes portadores de una misteriosa ‘fiebre de hocico’.

Atari Kobayashi, huérfano adoptado por un alcalde tirano, se rebela contra las medidas antiperrunas y toma la iniciativa de liberar a tales criaturas fieles afectadas por garrapatas, desnutrición y suciedad. Simultáneamente, un grupo de científicos descubre el origen de la pandemia y encuentra un antídoto como último recurso de salvamento. Pero más allá de las anécdotas de intolerancia y heroísmo, se imponen los principios de valor, lealtad y afecto hacia los mejores amigos del hombre.

Su atractivo radica en el respetuoso diseño, sumado a la narrativa japonesa de una cultura milenaria, siendo el homenaje confeccionado por un laborioso equipo de artistas y técnicos mayoritariamente angloamericano. Se reconoce la influencia de relatos detectivescos de posguerra, ideados por el maestro Akira Kurosawa en su permanente inquietud de recrear lo viejo y lo nuevo. Sin necesidad de abrazar el estilo atribuido al dibujo manga, su concepto estético se basa en principios básicos de la historieta gráfica al fusionar lo tradicional con las cámaras digitales para reproducir variadas posturas visuales e igualmente sonoras.

Un taller de cuatro juiciosos escritores, conducido por el imaginativo director y coguionista texano Wes Anderson, logra retratar locaciones urbanas posindustriales y moldear comportamientos o perfiles animales fáciles de reconocer. En la isla Basura conviven canes desaliñados, flacos y mugrosos, junto a salvajes y aquellos que recuerdan nostálgicamente a sus amos, y hay introducciones detalladas y capítulos lineales con retrocesos explicativos de cómo padeció la jauría envenenada por las intolerancias del villano y sobrevivió su criatura más emblemática.

Mezcla acertada de maquetas a escalas diferentes y telones de fondo que resaltan las texturas propias del basurero, con títeres caninos y humanos perfectamente delineados; además de rituales nipones (tambores taiko) contrapunteados por el laureado compositor Alexandre Desplat. Cuando los ladridos fueron traducidos como un lenguaje entendible, en la versión original inglesa o en su doblaje al español, cabe resaltar las voces caracterizadas por actores conocidos como Edward Norton y Bill Murray.

Anderson (Houston 1969), artista integral de brillante imaginación, tiene en su filmografía nueve largometrajes del género fantástico. Por solo citar cuatro de ellos, realizados entre 2001 y 2012: ‘Los excéntricos Tenenbaum’, su incursión animada gracias a ‘Mr. Fox. Un reino bajo la luna’ y ‘El gran hotel Budapest’.

MAURICIO LAURENS
maulaurens@yahoo.es

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA