Betty va a El Bronx, columna de Ómar Rincón - Cine y Tv - Cultura - ELTIEMPO.COM
Cine y Tv

Betty va a El Bronx / El otro lado

De nuevo 'la fea' es el mejor programa de todo el canal RCN y le quita tajada de 'rating' a Caracol.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

Por: Ómar Rincón
10 de febrero 2019 , 10:00 p.m.

'Yo soy Betty la fea' es imbatible en televisión. 'Betty' ganó en más de 200 países, más de 40 versiones internacionales, en la tarde, a la nochecita y ahora a las 10 de la noche. RCN vive de Betty en 'rating', fama y nombre.

La historieta dice así, Fernando Gaitán, el genio, el garciamárquez de la televisión, fue RCN. Hizo a RCN grande. Creó la marca RCN. Y se fue a contar historias a otra parte. Y RCN en su desespero y errorismo dice hacer un homenaje y pone 'Betty' a las 10 de la noche. Y le funciona.

Otra vez 'Betty' es el mejor programa de todo el canal. Marca un 'rating' bueno. Y le quita tajada a Caracol y su Bronx. El cuartel de las feas, la buena historia, el humor, la nostalgia y las ganas de ver lo que sabemos es bueno seduce al televidente.

RCN logra un buen clima con 'La ley del corazón' de 9 a 10 y 'Betty' de 10 a 11, y logra sobrevivir por encima de los 6 puntos promedio ante los 12 de Caracol. RCN no queda contento y vuelve a enfadar a los televidentes: vuelve y juega con el horario y pone a 'Betty' a las 9 partir de este lunes  y pasa 'La Ley' a las 10. Y esta jugarreta, otra vez, enerva al televidente.

Los jueguitos de RCN atentan contra la fidelidad del televidente. RCN sigue demostrando que no quiere a sus televidentes, tampoco sus productos. Así ni Gaitán lo podrá salvar. RCN debe respetar al televidente, no jugar más con él, pedirle perdón, prometerle fidelidad.

RCN debe respetar la memoria de Gaitán y dejar esa jugarreta histérica con 'Yo soy Betty' y 'Café', y volver a hacer buena televisión y dejar de jugar a ser un canal a favor de la política de su dueño y para vender gaseosas. Si no quieren hacerlo por el negocio, deberían como homenaje a Gaitán.

Y al frente está 'El Bronx', una historia que basada en la vida real quiere contar la decadencia humana a través de las drogas vivida en Bogotá.

Una historia que pasa en cualquier ciudad del mundo, ya que cuenta ese pedazo de vida urbana que se pierde en las adicciones y los negocios de las drogas. Hasta ahí, una historia necesaria.

Pero, 'El Bronx' se concentra en el exceso y deja de lado lo humano. Aguantar una hora de este programa es ver el exceso de maldad sin sentido, violencia de todo tipo, lenguajes perdidos, actuaciones exageradas, exceso y exceso. Y tal vez dirán que el exceso es la marca de la vida real en estos sitios.

Este exceso expulsa al televidente, ya que es un goce innecesario. La falta de ambigüedad y humanismo hace que 'El Bronx' caiga en la pornomiseria y evite la reflexión.

El goce del exceso esconde los diálogos torpes, las actuaciones esperpénticas, la ausencia de dirección. Este exceso expresa la pérdida del relato y muestra la pobreza artística y social de sus productores.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión.
orincon61@hotmail.com 

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA