Análisis del nuevo capítulo de Game of Thrones - Cine y Tv - Cultura - ELTIEMPO.COM
Cine y Tv

No hay paz después de la tormenta en 'Game of Thrones'

En 'Navegantes del cable', una mirada al segundo episodio de la séptima temporada de la serie de HBO

Game of Thrones

Lena Headey, como Cersei Lannister.

Foto:

Cortesía HBO

24 de julio 2017 , 12:46 p.m.

El segundo capítulo de la séptima temporada de 'Game of Thrones' fue en realidad el que mejor dispuso las piezas del conflicto y, posiblemente, se convirtió en el mejor preámbulo de la confrontación que todos esperan.

Es cierto que ronda una incontrolable ansiedad de muchos de los fanáticos para que comience la guerra y caigan cabezas de alto perfil, pero también es cierto que se necesitan tener un contexto, adobar la receta y preparar el terreno para la guerra.

Por eso, 'Stormborn' (título del episodio) no solo le da sabor a la trama, sino que ofrece otros ingredientes. Un protagonismo fuerte de las mujeres, sobretodo de una Daenearys Targaryen que parece tener que asumir un nuevo rol para entender los entretelones de la guerra en la que se metió.

Así como una Olena Tyrell (Diana Rigg) destilando toda su experiencia y revelando la clave para sobrevivir en un mundo de caos y violencia política, mientras Cersei Lannister trata de convencer a sus posibles aliados y Sansa Stark sigue mostrando ciertos roces con Jon Snow.

Tampoco fue gratuita la aparición de Melisandre revelándole que el protagonismo de las profecías podría estar en manos de una mujer o la derrota de Yara Greyjoy , en una de las escenas más impactantes del capítulo.

La clase de política fue clara y los contrastes de opinión enriquecieron la narrativa que en este punto de la historia no se puede dar el lujo de divagar. Hay más atención al rompecabezas que tensión y las alianzas parecen tomar forma con un ritmo adecuado.

Por otro lado está la encrucijada que rodea a Jon Snow y a los guerreros del norte, acerca del paso que hay que dar dentro del juego: lidiar con los White Walkers o enfrentar a una Cersei que a pesar de las circunstancias no se he debilitado del todo, y menos ahora, que disfrutará de un nuevo regalo con sabor a venganza.

'Stormborn' fue un buen episodio, pues ofreció las dosis de intriga, acción, sexo y drama a la que nos tiene acostumbrados 'Game of Thrones'. Ahora viene el encuentro de Jon Snow con la Reina de los Dragones para darle forma a ese grandioso plan que expuso Tyrion Lannister.

Hasta la escena romántica de Missandei y el Gusano Gris, fue interesante para darle un respiro a las estrategias, al igual que el poder de asimilación de Sam, que ahora por fin está tomando cartas en el asunto con su responsabilidad dentro de todo el conflicto.

Por otro lado, me preocupa que el Rey del Norte le haya dado tantas pistas de sus intenciones a un Littlefinger (al que parece gustarle que los Stark lo amenacen) que es tan peligroso como un White Walker tocando la puerta de El Muro.

Andrés Hoyos Vargas
Cultura y Entretenimiento
​En Twitter: @AndresHoy1

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA