Arte y Teatro

El único presidente afro del país llegó a la Casa de Nariño

Un retrato de Juan José Nieto Gil, quien gobernó en 1861, fue colgado en el salón de los Gobelinos.

Santos descubre el retrato de Juan José Nieto Gil

El presidente Juan Manuel Santos descubrió el retrato del único presidente afrodescendiente que ha tenido Colombia: Juan José Nieto Gil (1805-1866)

Foto:

Cortesía Presidencia de Colombia

03 de agosto 2018 , 11:43 a.m.

Antes de decirle adiós a la Casa de Nariño, el presidente Juan Manuel Santos le dio la bienvenida a un retrato de Juan José Nieto Gil (1805-1866), considerado como el primer presidente afrodescendiente en la historia de Colombia.

El óleo fue encargado por el Ministerio de Cultura al pintor vallecaucano Justiniano Durán, quien en su carrera ha explorado fuertemente el retrato.

Este jueves, con una ceremonia en el Salón de los Gobelinos, el mandatario develó el cuadro y manifestó que “es el único presidente negro que ha tenido nuestro país. Me disculpan, nos demoramos mucho, pero aquí quedará en el Palacio de Nariño. Estará donde recibimos a las grandes personalidades que vienen a visitar el Palacio”.

Aunque en el recinto existe un espacio dedicado a los retratos de los mandatarios, la galería de los expresidentes, Nieto no aparecía, pues en su época hubo un fuerte propósito de borrarlo de la historia nacional por su ascendencia.

Ahora, la pintura se encuentra en el salón de los Gobelinos por falta de espacio en la galería de expresidentes, pues la regla allí es que cada vez que llega el cuadro de un nuevo presidente, se retira el último que fue colgado.

Es el único presidente negro que ha tenido nuestro país. Me disculpan, nos demoramos mucho, pero aquí quedará en el Palacio de Nariño

Nieto fue presidente de Colombia durante seis meses, entre el 25 de enero y el 18 de julio de 1861, en una época de divisiones políticas en todo el país que dejó en el limbo el poder entre los periodos de gobierno del conservador Mariano Ospina Rodríguez y el segundo mandato, de cuatro, que tuvo el general liberal Tomás Cipriano de Mosquera.

Además, fue un autodidacta y el primer gran novelista que tuvo Colombia. En 1839 publicó la 'Geografía de la provincia de Cartagena' y las novelas 'Rosina', 'Ingermina o la hija de Calamar' (1844) y 'Los moriscos' (1845). Y para honrar a su raza, Nieto fue el gran gestor de la abolición de la esclavitud en Colombia recién fundada la República.

El cuadro, del pintor colombiano Justiniano Durán, fue un encargo del Ministerio de Cultura, quien hace dos años contactó al artista. “Me llamaron para hacer un nuevo retrato para la Presidencia de la República y me comentaron que era un retrato que recupera la memoria y que busca reivindicar a las minorías y a un personaje que nunca entró a la galería de expresidentes”, cuenta Durán.

Tras la muerte del prócer fue enviado a Francia para que el rostro fuera blanqueado y así borrar de la historia el origen afrodescendiente del pensador caribeño.

La petición surgió de una iniciativa de los miembros de la Academia de Historia en Cartagena, acogida por Santos en el 2016, en la que le pidieron hacer una nueva versión de la obra que se encuentra en el Museo de Historia de Cartagena, tras una acción popular interpuesta por el periodista Gonzalo Guillén en la que le solicitó a la Presidencia de la República vincular el cuadro a la galería de mandatarios.

Esta obra original fue realizada en París, en 1860, antes de que Nieto fuera el presidente número 42. A la sociedad cartagenera no le gustó y, según escribió el sociólogo Orlando Fals Borda –quien descubrió junto al historiador Moisés Álvarez que el óleo había sido guardado en las mazmorras del museo–, tras la muerte del prócer fue enviado a Francia para que el rostro fuera blanqueado y así borrar de la historia el origen afrodescendiente del pensador caribeño.

La versión creada por Durán no es una copia, el artista inició un proceso de investigación y trató de pintar un retrato que fuera fiel a la imagen de Nieto
para no recaer en una imprecisión histórica.

“Hace tres meses me llamó el director del Museo Nacional, Daniel Castro, diciéndome que les había gustado el boceto que había hecho, así que dediqué mi tiempo a hacerla”.

Para el artista, quien también es profesor de la Universidad del Rosario, “este país tiene mucha gente que no debería estar retratada, si se trata de méritos, pero esta es una muestra de cómo la historia niega a los personajes y cómo los artistas estamos en la función de documentarla y estar al acecho de la verdad”.

LAURA GUZMÁN DÍAZ@The_uptowngirl

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA