Arte y Teatro

Los líos que ha tenido la adjudicación del Galeón San José

Este lunes se suspendió la adjudicación hasta que se resuelvan acciones interpuestas ante Tribunal.

Galeón San José

En esta foto, hecha con 6.000 fotos tomadas a 80 centímetros de cada objeto que hay a 600 metros de profundidad, se observan, entre otros, los cañones del galeón San José.

Foto:

Propiedad del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH)

23 de julio 2018 , 11:43 a.m.

Este lunes el presidente Juan Manuel Santos suspendió la adjudicación de los “términos del proceso en curso” para la explotación del Galeón San José.

El Tribunal no ha fallado aún una decisión sobre acciones interpuestas para frenar la explicación. Esta fue la razón por la que el Gobierno decidió suspender la adjudicación que se cerraba este lunes.

El Galeón fue hundido en junio de 1708 por buques ingleses y fue encontrado en el mar Caribe en diciembre del 2015. Está hundido a más de 600 metros en el fondo del mar.

El estado calcula que el oro, la plata, las piedras preciosas, los vestigios arqueológicos y demás objetos que están en el fondo del mar tienen un valor de más de 10.000 millones de dólares. Además se estima que hay aproximadamente 10 millones de piezas.

El único proponente hasta este lunes era  Maritime Archaeology Consultants, que es la misma empresa originadora.

La ganancia para el originador será lo que podrá obtener a partir de lo que no es patrimonio. Es decir, “hasta el 50 por ciento del valor de los bienes que no constituyen valor cultural”.

De lo recuperado, será el Consejo Nacional de Patrimonio el que determine qué es patrimonio cultural y qué no.

La APP

En marzo de este año el Gobierno publicó los pliegos de condiciones del proceso de Asociación Público Privada (APP) para intervenir, preservar, divulgar y aprovechar económicamente los bienes que se encuentran en el lugar del hallazgo del Galeón San José.

A quien se adjudique la alianza deberá encargarse del mantenimiento, de la creación de un laboratorio para la conservación de materiales y de un museo para la divulgación del patrimonio sumergido, que hasta ahora no existe en el país. 

Dentro de los requerimientos también se establece que el 50% de los profesionales encargados de la extracción deberán ser colombianos.

Las polémicas

Una de los debates que se ha dado en torno a la extracción del Galeón, es la posibilidad de que la empresa que lo saque del fondo del mar se quede con parte de la riqueza hallada.

Unos de los principales opositores a la adjudicación de la alianza del San José son las Universidades. Alba Nelly Gómez, jefe el departamento de Antropología de la Universidad de Antioquia, afirmó que, “este patrimonio cultural sumergido se encuentra en riesgo de pérdida o afectación porque las intervenciones que se proponen hacer están más direccionadas con intereses mercantilistas que con los científicos y culturales” en el marco de un conversatorio organizado por el ministerio.

La Academia de Historia de Cartagena fue otra de las que se opuso a la APP con la solicitud de que el galeón sea conservado en su totalidad y declarado ‘Patrimonio cultural de la nación indivisible’.

“La Academia de Historia de Cartagena de Indias manifiesta a la opinión pública que se encuentra en total y absoluta oposición a que parte del galeón sea utilizado como medio de pago para su rescate, existiendo otras formas que serían lógicas para la financiación de dicho salvamento”, indica una carta firmada por los integrantes de la institución.

Otra de las polémicas desatadas en torno al San José es la propiedad. Mientras que abogados como Antonio José Rengifo argumentan que el galeón era español en el momento en que fue hundido y el Gobierno español afirmó que reclamaría por él.

Se estima que con el San José hay aproximadamente 10 millones de piezas.

Sin embargo, Juan Manuel Vargas, asesor jurídico del ministerio de Cultura sostienen que aunque España sí se ha pronunciado solicitando información sobre el tema, no ha raclamado. Además afirmó que según las altas cortes, el hallazgo pertenecería a Colombia.

Por su parte, la Convención del Mar de la Unesco afirma que un barco hundido pertenece al país del que sea su bandera, en este caso España. Sin embargo, Colombia no está obligada a cumplir con esto porque no es firmante del tratado.

Otro de los puntos de debate, es el tema de la posible pertenencia a los indígenas. Pues el galeón llevaba tesoros de indígenas de América con destino a España.

ELTIEMPO.COM

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA