Ilustradores contemporáneos que aprovechan las redes sociales - Arte y Teatro - Cultura - ELTIEMPO.COM
Arte y Teatro

La generación de ilustradores que encontró un camino en internet

Las redes sociales los han llevado a publicar con editoriales reconocidas y exponer en galerías.

Ilustraciones

A la izq.: Puzle humano’, de Paco Roca para la revista Opticks. 'Mujer iceberg’, de Paula Bonet (arriba der.) e ilustraciones de Gabriel Moreno.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

02 de marzo 2018 , 10:04 p.m.

En el 2013, cuando se conoció la portada del sencillo Applause, de Lady Gaga, una ola de tuiteros corrieron a contarle al ilustrador barcelonés Conrad Roset que la cantante se había inspirado en su Musa 559, un dibujo de una mujer de pelo recogido y mirada inquietante a la que le brotan de sus ojos lágrimas de colores.

En esa portada, Gaga aparecía con un maquillaje en el que sus ojos y mejillas estaban pintados con los mismos colores y de manera similar a la ilustración del español, lo que desató la inconformidad de sus seguidores, quienes acusaron a la artista de plagio.

A Roset, más allá de centrarse en la polémica que llegó hasta las páginas del diario El País y otros medios españoles, la situación le generó bastante orgullo, pues para él significó que su trabajo tenía un estilo marcado y reconocible en España. Sobre todo por las mujeres que pinta y a las que llama musas, Roset cuenta con casi medio millón de seguidores en sus redes sociales, a través de las cuales difunde su obra, acción que le ha dado frutos como trabajar con más de 50 marcas reconocidas, algunas editoriales, agencias, bandas como Nouvelle Vague y equipos como el FC Barcelona.

El éxito del catalán no parece un caso aislado, según Mario Suárez, curador de la muestra ‘Ilustradores españoles. El color del optimismo’, que se presenta en el Museo de Artes Visuales en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, quien afirma que hay una nueva generación que tiene peso por sí misma y que “no está al servicio de un autor o un periodista”, dice.

“En los últimos años se han independizado a nivel creativo porque atraen de manera artística y estética, lo que ha conseguido que el papel vuelva a coger fuerza en el mercado del arte. Además, se comunican con el público a través de sus redes, brindándole la opción de adquirir sus trabajos”, cuenta Suárez.

Pero el lograr que la gente se interese por sus trabajos no ha sido solo mérito de internet, sino también de la obra seriada. Con la crisis económica que sufrió España en el 2008, las galerías dejaron de producir obra gráfica, porque no era rentable. “No les interesaba económicamente. Iban a lo práctico”, dice Suárez.

Fue así como los ilustradores empezaron a producir sus propias serigrafías y grabados, y a venderlos directamente al público: “La gente quiere sus piezas, que se producen como ediciones limitadas a precios asequibles. Además es arte más entendible. Incluso, muchas veces los jóvenes empiezan a interesarse por el arte a través de Instagram, porque los siguen a ellos”, explica Suárez.

Los ilustradores, que han llegado a exponer en galerías y museos, siguen plasmando sus dibujos en medios y en libros, pero también han ido un paso más allá de solamente acompañar una publicación, pues se están convirtiendo en autores de sus libros (con tipografías e ilustraciones propias), como es el caso de Paula Bonet y Ricardo Cavolo.

Bonet, quien ha publicado siete libros (algunos con la editorial Planeta), es una de las ilustradoras más conocidas en ese país. Un ejemplo de su reconocimiento es la ilustración que hizo para promocionar un festival en Valencia, en el 2013.

A la gente le pareció tan bonita la pieza gráfica, que la mayoría de los 3.000 carteles pegados en las calles fueron retirados por quienes querían conservarlos. ¿Lo triste de esta historia? Aunque se habló mucho de los carteles, el festival vendió pocas entradas.

Para Suárez, esta es una generación única que realmente es tendencia, en un momento editorial interesante para ese país, y que trabaja más allá de lo que es el papel, con otras disciplinas.

Por eso, la exposición, que ha mostrado el trabajo de 28 artistas en EE. UU., México, Italia, Argentina y Alemania, cuenta cómo de la crisis del 2008 “surgieron artistas que con su talento y creatividad lograron crear una tendencia y decir muchas cosas a través de un pincel”.

Dónde y cuándo

Hasta el 26 de marzo. Museo de Artes Visuales de la U. Jorge Tadeo Lozano. Cra. 4.ª n.° 22-40, Bogotá. Teléfono: 242-7030, extensión 3102.

LAURA GUZMÁN DÍAZ
EL TIEMPO
En Twitter: @The_uptowngirl

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA