Hallazgos arqueológicos en Perú y Guatemala por el Grupo Energía Bogotá - Arte y Teatro - Cultura - ELTIEMPO.COM
Arte y Teatro

Los secretos que guarda la tierra

En Perú y Guatemala siguen apareciendo vestigios arqueológicos en la instalación de torres de luz. 

Hallazgos arqueológicos en Perú.

Hallazgos arqueológicos en Perú.

Foto:

Claudia Rubio. EL TIEMPO

Por: OLGA LUCÍA MARTÍNEZ ANTE*
03 de agosto 2018 , 08:04 p.m.

Es como un grito de victoria. En la zona de Puente Piedra, en el norte de Lima (Perú), uno de los operarios que abre el conducto de gas hace un llamado fuerte.

De inmediato, la arqueóloga Cecilia Camargo salta a la zanja con rapidez. A sus manos llegan partes de una vasija que revisa con atención y limpia. Esto pasa con frecuencia, comenta, porque finalmente “Lima es una gran área arqueológica y se dan hallazgos en casi todos sus distritos”.

Mientras tanto, los habitantes de la zona observan. Son personas que viven en este lugar humilde de la capital peruana, todos con tradición indígena, e incluso entre ellos hablan de los recuerdos de sus antepasados, que fueron pasando de generación en generación y ahora vuelven a su memoria. “Linda esa tina para la chicha”, dice una mujer joven que carga un niño, y todos se ríen. Porque esa gran vasija que acaba de entregar la tierra es uno de los alrededor de 50 vestigios que se han hallado en este sector de Lima y tienen entre 2.000 y 600 años de antigüedad.

Desde el 2004, las empresas Cálidda y Contugas, que hacen parte del Grupo Energía Bogotá, realizan este proyecto arqueológico en Perú, al lado de sus trabajos de instalación de torres de energía y de poner gas natural.

En Lima, cuenta Cuadra, “se excava lo necesario, se sacan los vestigios y se llevan a los laboratorios de la empresa”. Allí, un grupo de arqueólogos tienen un piso donde se continúan los trabajos, se custodian los hallazgos y se aprende mucho antes de entregarlos al Ministerio de Cultura.

“Con esos datos recreamos la historia para la comunidad”, dice la arqueóloga, y muestra a Chilcanito, como fue bautizado un fardo funerario encontrado en Chilca, sur de Lima, en la instalación de una tubería.

“Fue necesario parar la obra por un día. Cuando lo desenfardamos, encontramos a un niño de unos 5 o 6 años que tenía un poncho y estaba en cuclillas. La parte baja del poncho muestra desgaste, tal vez por correr y jugar. No se sabe el motivo de su muerte y quizás hacía parte de un grupo de arrieros que bajaban a las costas a pescar. Lo enterraron con una quijada de llama bebé”, agrega la arqueóloga, mientras muestra el esqueleto del pequeño sobre una mesa.

Con esos datos recreamos la historia para la comunidad

En este salón grande con aire acondicionado permanente para la mejor conservación de los objetos encontrados, Jennifer Pérez, también arqueóloga, cuenta que entre el 2016 y el 2018 han registrado 106 hallazgos en varias zonas.

Y a tres horas de Lima, por carretera, está Ica, un lugar cálido desde donde se puede alquilar un avión para visitar las Líneas de Nazca, donde Contugas también realiza trabajos en medio del desierto y donde se han encontrado 58 nuevos sitios arqueológicos.

El arqueólogo Paul Marthans cuenta que durante los trabajos vieron cúmulos en los que encontraron unos petroglifos que, de no ser por estas instalaciones (que no afectan las Líneas), no hubieran aparecido. Sus labores incluyen utilizar drones y saber dónde puede haber más arqueología.

Él y su compañera Verónica Castro están a cargo de un espacio donde guardan las muestras identificadas y sacan de una de las cajas un hermoso tejido de colores vivos “y que incluso fue hecho con cabello humano”, dice Castro. Mientras, Marthans agrega que han encontrado vestigios de fósiles marinos, “como dientes de tiburón y fósiles de ballenas”.

Y, en este Ica cálido, el museo arqueológico local exhibe momias como Antonieta, que data del 8.000 a. C. y conserva su dignidad intacta, sobrecoge y se siente que narra su historia.

En Guatemala

En América Central, la historia de los hallazgos se repite. La tierra envía sus mensajes cuando es abierta para que llegue mejor la luz a zonas distantes.

Y en la costa sur de Guatemala, en Reynosa -la empresa Trecsa, filial del Grupo Energía Bogotá- con su arqueólogo Héctor Eduardo Mejía, realizó un gran hallazgo.
Mejía cuenta que “se encontraron cuerpos de hombres, mujeres y niños sacrificados. Era una tumba de 5 metros de largo por 4 metros de ancho y 3 metros de fondo. Los restos estaban boca abajo con las manos hacia atrás”.

El arqueólogo, uno de los más reconocidos de ese país, agrega que en todo su conocimiento no hay datos de un entierro de este tipo, que, se supone, fue una ofrenda para un gobernante.

“Algunos estaban sin una pierna; otros, sin alguno de sus brazos, de otros solo se hallaron los cráneos. Había además un fogón con platos quebrados y otros sin utilizar”, sigue.

El cálculo de este hallazgo es de 350 años a. C., y el arqueólogo agrega que se encontraron 13 hombres, seis mujeres y 49 restos sin identificar. Se concluyó que de todo lo encontrado, siete tenían entre 0 y 5 años; seis, entre 6 y 10 años; nueve, entre 11 y 25 años y 18, entre 26 y 40 años.

Este hallazgo sigue en estudio porque “es una investigación que debe ser ampliada”, comenta. Universidades de Estados Unidos y Japón lo apoyan, “pues no es común ese tipo de entierro. De hecho, no hay vestigios de haber sido asesinados o cercenados allí”, sigue.

“Los cuerpos fueron localizados en cuatro patrones fúnebres: el primero, con ofrendas de cráneos humanos y cerámicas. El segundo tiene cuerpos desmembrados; el tercero, que hemos llamado ‘bulto ritual’, tiene torsos humanos y sobre ellos, huesos largos en posición cruzada, y sobre estos, el cráneo. El último tiene cuerpos completos en posición norte sur, con el cráneo mirando al sur, ubicación poco observada en la zona”, agrega.

Y cuenta que antes de quitarle a la tierra lo que allí tenía, él y su equipo pusieron incienso y echaron aguardiente. Mejía, un hombre de ciencia, dice que siente que liberó sus espíritus tantos años allí enterrados y que debieron morir en condiciones muy extremas. “Les dimos su lugar”, agrega.

En La Democracia, un pequeño pueblo que vive de las remesas que envían quienes se fueron a Estados Unidos, está el museo Rubén Chévez van Dorne. Su director es don Carlos Marroquín, delgado, de 69 años y quien carga un gran mazo de llaves. Allí, Trecsa hizo una inversión importante en adecuación del museo, que contiene gran cantidad de objetos arqueológicos de esta zona costera, una de las más ricas de Guatemala.

Los trabajos siguen, no van a parar mientras estas empresas tengan presencia. A todos los arqueólogos y empleados se les siente el respeto por recibir de la tierra tesoros que cuentan historias.

Astrid Álvarez, presidenta del Grupo Energía Bogotá, afirma que “en Perú, Guatemala y Colombia tenemos 23 arqueólogos. Hemos hecho una exploración en los tres países de más de 16.000 kilómetros, unas 14 veces el recorrido por tierra de Bogotá a Cartagena. Para nosotros, este rescate de patrimonio es una tarea crucial para dejar una huella social y aportar a la conservación de la historia”.

Y claro que el trabajo sigue. En Lima, en uno de los sitios de instalación, Cecilia Camargo y su equipo encontraron dos momias de chinos con sus pertenencias muy bien conservadas. Camargo dice que seguramente hacían trabajo casi esclavo en alguna de las haciendas, como les ocurrió a tantos chinos que emigraron a Perú.

Ella, con respeto, iba a levantar sus cabezas para buscar sus documentos donde los ponían tras su muerte, como en el cuello. Las momias se conservaban en sus ataúdes. “Esa es otra historia que Perú debe contar: la de esos casi esclavos que nunca pudieron regresar a sus países. Ahora, la tierra nos los devuelve para oírlos”, dice.

*Invitación del Grupo Energía Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA