Funciones de teatro de la novela de Abad Faciolince, ‘Tratado de culinaria para mujeres tristes’ - Arte y Teatro - Cultura - ELTIEMPO.COM
Arte y Teatro

Llega a escena una obra del autor que le tenía fobia al teatro

Johan Velandia adaptó la novela ‘Tratado de culinaria para mujeres tristes’, de Abad Faciolince.

Tratado de culinaria para mujeres tristes

Arriba: Cecilia Navia y Carolina Cuervo. Abajo: Ana María Sánchez, Paula Estrada, y Diana Belmonte.

Foto:

Gabriel Carvajal

27 de julio 2017 , 04:24 p.m.

“Yo le tengo fobia al teatro”, decía el escritor Héctor Abad Faciolince hace cinco años en una de sus columnas en El Espectador.

La publicación, en la que el autor de El olvido que seremos profundizaba en la aversión que le generaba ir a ver una obra de teatro, por supuesto generó una sonada controversia y varias respuestas de las personas que se dedican a este arte en el país.

Luego de esta tormenta mediática, ahora el nombre del escritor se acerca de nuevo al teatro, pero desde otro ángulo: el dramaturgo Johan Velandia adaptó a la escena su novela Tratado de culinaria para mujeres tristes y la pieza se estrena este primero de agosto en el Teatro Nacional Fanny Mikey, de Bogotá.

“A mí siempre me ha gustado mucho la literatura de Héctor Abad Faciolince, me parece que su manera de contar es ejemplar y El olvido que seremos es uno de mis libros favoritos... Tratado de culinaria... siempre me pareció un libro muy teatral, porque sus recetas, desde mi punto de vista como dramaturgo, son monólogos”, explica el director.

Como dice Velandia, estos textos ahondan en sentimientos complejos como la melancolía, pero alejándose de la oscuridad con que usualmente se trata.

El texto teatral, que se fue construyendo a partir del laboratorio que Velandia conformó junto a las protagonistas del montaje (Ana María Sánchez, Paula Estrada, Carolina Cuervo, Diana Belmonte y Cecilia Navia), recoge entonces tres segmentos de recetas: para el matrimonio, para la soledad y para la muerte.

Estrada cuenta que en el laboratorio se descartaron otras opciones de adaptación y finalmente se decidió retomar tal cual las palabras de Abad Faciolince. “No hay tanta necesidad de contar una historia en medio de todas esas recetas, cada una tiene su peso... No es tan fácil actuar literatura, y menos un monólogo, te toca abrir mucho el texto, darle mucho significado”, añade la actriz.

Por el escenario empiezan a desfilar mujeres de diferentes orígenes sociales y económicos, que dan cuenta de un texto que, según Cuervo, va más allá de las preocupaciones femeninas.

“La primera vez que leí el libro tuve la sensación de que no es solo para mujeres, es para todos, creo que realmente sí escarba en el alma humana, en esos sentimientos que a veces uno percibe y que no es capaz de afrontar o de decir”, asegura Cuervo.

Las recetas hablan sobre los celos, sobre la vejez, sobre el adulterio, sobre aquel viejo y devaluado lugar común de que “las mujeres pertenecen a la cocina”. También, por supuesto, habla de la tristeza, pero enfatizando en que hay ocasiones en las que lo más sensato es estar triste.

“No dejes que te receten alegría, como quien ordena una temporada de antibióticos o cucharadas de agua de mar a estomago vacío”, dice el ama de casa que expone esta preparación.

Los textos de Abad Faciolince se complementan con tres escenas en las que Velandia crítica el teatro comercial de mujeres, recupera una entrevista en la que el autor habla sobre la influencia que tuvieron en el libro la muerte de su padre y el estado de su madre y sus hermanas y, por último, se refiere a la columna.

La propia Cuervo recuerda que aquel texto le generó mucha rabia, lo que le llevó a escribir una respuesta en su blog, pero ahora acepta que es una columna muy divertida. “Uno tampoco puede tomársela tan en serio como en aquel momento nos la tomamos varios de los que hacemos esto”.

“Es una oportunidad de reírnos un poco de ese texto que fue tan satanizado... Me parecía interesante teatralizarlo, reírse un poco y solucionar ese conflicto tonto de que a Héctor Abad no le gusta el teatro”, finaliza Velandia.

Funciones: Martes a jueves, 8 p. m. Teatro Nacional Fanny Mikey. Calle 71 n.° 10-25, Bogotá. Informes: 795-7457. 50.000 pesos.

‘Conversaciones con mamá’
Jhon Álex Toro y César Mora, en Un acto | EL TIEMPO | Enero 20
Conversaciones con mamá

John Álex Toro y César Mora interpretan un fragmento de la obra.

Este viernes, también en el Fanny Mikey, se inicia una nueva temporada de la obra ‘Conversaciones con mamá’, dirigida por Manolo Orjuela y protagonizada por César Mora y Jhon Álex Toro.

La pieza, original de Santiago Carlos Oves y adaptada por Jordi Galcerán, se centra en la relación de un hombre que atraviesa un difícil momento laboral (encarnado por Toro) con su madre (interpretada por Mora), a quien decide solicitar ayuda económica.

Su plan es convencerla de que se vaya a vivir con él y su esposa para poder así poner en venta el apartamento familiar. Los diálogos reflejan el inagotable amor de la madre pero, a la vez, la difícil relación que sostiene con su nuera.

Funciones: Viernes, 8:30 p. m. Sábado, 6 y 8:30 p. m. Domingo, 6 p. m. Teatro Nacional Fanny Mikey. Boletas: 50.000 pesos.

YHONATAN LOAIZA
En Twitter: @YhoLoaiza

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA