El actor Germán Jaramillo protagonizará obra del Lincoln Center - Arte y Teatro - Cultura - ELTIEMPO.COM
Arte y Teatro

Germán Jaramillo será Borges en el Lincoln Center Theater

El manizaleño estará en la obra ‘Nantucket Sleigh Ride’, que empieza funciones este jueves.

Germán Jaramillo

El elenco de ‘Nantucket Sleigh Ride’ en el primer ensayo. Jaramillo (atrás, segundo de izquierda a derecha) aparece junto a John Larroquette (de gafas).

Foto:

CHASI ANNEXY

Por: Yhonatan Loaiza Grisales
19 de febrero 2019 , 01:21 p.m.

Parecía poseído por esa figura mítica, con la mirada apagada y los gestos cansados pero el intelecto elevado al infinito. Estaba sentado en la banca de un parque viendo pasar las vidas de un grupo de extraños cuyos destinos se cruzaban allí. Así era el personaje que encarnó hace cinco años el actor colombiano Germán Jaramillo en la obra 'Cita a ciegas': un escritor argentino, ciego y con una celebrada obra. No era Jorge Luis Borges, pero tenía todos sus atributos.

Aquella figura era uno de los protagonistas de la pieza de Mario Diament que se montó en el teatro Repertorio Español de Nueva York, bajo la dirección de Jorge Alí Triana. El trabajo del manizaleño, que estuvo varias décadas en el Teatro Libre de Bogotá, le significó numerosos elogios en el circuito teatral de esa ciudad estadounidense, y así quedó instalada la sensación de que Jaramillo había encarnado al legendario escritor argentino.

“Yo hice un personaje que era muy inspirado en Borges y muy parecido, porque el texto de la obra me lo sugirió así, y al director le gustó mucho lo que fue apareciendo. Fue un proceso casi de posesión”, recuerda ahora Jaramillo.

Esa actuación cautivó la atención del prestigioso Lincoln Center, que llamó a la representante de Jaramillo en Colombia para preguntarle si al actor le interesaba hacer una audición para la obra 'Nantucket Sleigh Ride', en la que aparecía como personaje Borges. Tras superar un proceso de tres audiciones, Jaramillo entró al elenco de esta nueva producción de dos íconos de Broadway, el dramaturgo John Guare y el director Jerry Zaks, que empezará funciones el próximo jueves.

Ahora sí, el manizaleño hará de Borges, un personaje que fue su norte durante su formación intelectual, al que comenzó a leer cuando tenía 20 años y era un universitario y por el que quedó inmediatamente deslumbrado. “Empecé a seguir la obra de Borges, a leerla con pasión y a tratar de seguir el ritmo que él siempre le traza a uno, porque está citando permanentemente sus escritores favoritos y, en cierta medida, se vuelve un poco como un guía para la educación literaria del lector”, asegura Jaramillo.

La puesta en escena, que tiene como protagonista a John Larroquette, un actor con una larga trayectoria en la TV y el cine de Hollywood, se presentará en la sala Mitzi E. Newhouse de uno de los corazones culturales de Estados Unidos. Este complejo artístico es la casa de, entre otros, The Metropolitan Opera, epicentro de la lírica mundial; el New York City Ballet, la Orquesta Filarmónica de Nueva York y la Academia Juilliard.

Allí también funciona el Lincoln Center Theater, compuesto por tres salas y que actualmente tiene en cartelera piezas como 'My Fair Lady', considerada por la crítica especializada uno de los mejores musicales del 2018, y 'The Hard Problem', del checo Tom Stoppard, uno de los dramaturgos más prestigiosos del mundo.

Jaramillo llega a esta catedral de la cultura neoyorquina tras casi 20 años de carrera en esa ciudad, a la que arribó en el 2001 para promocionar la película 'La Virgen de los sicarios', dirigida por el francés Barbet Schroeder e inspirada en la novela de Fernando Vallejo.

Empecé a seguir la obra de Borges, a leerla con pasión y a tratar de seguir el ritmo

Luego de instalarse junto a su esposa, Paula Mejía, Jaramillo creó el grupo ID Studio Theater y se fue abriendo paso en el circuito teatral protagonizando obras de Repertorio Español, un escenario dedicado al repertorio en castellano. Allí les ha dado vida a personajes históricos como Fidel Castro, en la farsa 'Hierba mala nunca muere', y a hitos de la ficción literaria como el protagonista de 'El coronel no tiene quien le escriba', de Gabriel García Márquez.

Esa trayectoria se corona con esta actuación en el Lincoln Center. Con esa voz cálida en la que todavía se sienten las montañas de su tierra natal, el actor asegura que este es el honor más alto que ha alcanzado en su carrera y que la sensación de estar en un escenario de esta magnitud es, obviamente, muy agradable pero a la vez llena de responsabilidad.

“Ellos no solo cuidan esa reputación, sino que tienen un dispositivo que preserva ese patrimonio con mucho celo. Entonces, el nivel de la calidad del trabajo y la exigencia son altísimos, y, a la vez, nunca me han hecho sentir como si fuera un extraño, como si fuera alguien que no está en el lugar que le corresponde, sino como una persona que por su talento y por lo que ha conseguido como actor merece el privilegio de estar ahí”, complementa.
***

Germán Jaramillo

Antes de actuar llegar al Lincoln Center, Jaramillo protagonizó ‘El coronel no tiene quien le escriba’.

Foto:

Michael Palma

La dupla John Guare-Jerry Zaks ha creado piezas que han sido claves en la historia del Lincoln Center Theater, que nació en 1965 como 'The House of Blue Leaves' y 'Six Degrees of Separation', que estuvo nominada al premio Pulitzer de mejor drama y ganó el Tony a mejor dirección.

Jaramillo rememora que conoció al director y al dramaturgo en la segunda audición, en la que debió interpretar sus textos ya de memoria. Desde aquel momento, Zaks le extendió su generosidad al colombiano, aunque el actor ha debido superar varios obstáculos para esta nueva producción.

Este es el primer espectáculo que Jaramillo hace en inglés en Nueva York, sin contar otras piezas experimentales y en procesos de investigación; entonces, el reto ha sido cambiar el ritmo para entrar en la velocidad que exigen este tipo de textos.

Ir a las clases y trabajar con ella me volvió a poner en el nivel de un estudiante

“El público que va aquí al teatro en Broadway está acostumbrado a un tipo de acentos y de tono general que no es el nivel en el que yo estaba en ese momento, entonces he tenido que trabajar duro de la mano del director para poder llegar al nivel que él quiere, pero digamos que fue un encuentro muy agradable –explica Jaramillo–... Y John es un gran actor de comedia, es un actor muy profundo; me ha costado trabajo entenderlo en el escenario y seguir el ritmo que tiene, que es el propio de la comedia, que tiene un timing determinante. Tuve que acostumbrarme muy rápidamente para no quedarme atrás, pero él ha sido muy generoso conmigo”.

Jaramillo ha tenido que reinventarse para este papel, aunque ha labrado una carrera extensa en las tablas, tanto en Colombia con el Teatro Libre y en Estados Unidos con Id Studio y Repertorio Español; también en televisión, actuando en series como Narcos y La bruja, y en cine, con películas como 'Paraíso Travel', 'La cordillera' y 'El soborno de cielo'. Incluso, el director de la puesta en escena le asignó una profesora especializada en técnica vocal de la Academia Juilliard, Kate Wilson.

“Yo tengo 66 años, una carrera de casi cincuenta años como actor y, sin embargo, ir a las clases y trabajar con ella me volvió a poner en el nivel de un estudiante, de alguien que necesita siempre mejorar su técnica, su estilo –reflexiona Jaramillo–. Trabajar con Jerry ha sido muy determinante en cuanto a la técnica; como actor, sigo teniendo que hacer entrenamiento todos los días; como director, tengo que seguir produciendo espectáculos, y como productor, tengo que mantener mi compañía viva”.

El término que la da nombre a esta nueva obra se usaba en el mundo de la cacería de ballenas, cuando esa isla era el centro neurálgico de esta actividad en Estados Unidos y el aceite de ballenas era un combustible muy apreciado y costoso para la iluminación de las lámparas.

'Nantucket Sleigh Ride' se refiere al momento después de que la ballena es arponeada, el cabo del arpón se ata al bote y el inmenso mamífero empieza un viaje frenético en el que hala el navío durante horas, incluso días, hasta que el animal se cansa o se muere, o hasta que triunfa en esa batalla y hunde al fondo del mar el bote con sus tripulantes.

En el caso de la obra, la historia se centra en Mundie (encarnado por Larroquette), un exitoso hombre de negocios que en su juventud escribió una exitosa obra de teatro, pero finalmente abandonó la escena para buscar suerte en el mundo corporativo.

Cuando ya está saboreando las mieles de sus triunfos económicos, Mundie decide visitar Nantucket, en donde, en la década de 1970, se montó una versión de su obra, y termina embarcado en un surreal viaje en el que revive los recuerdos de su pasado.

“El sentido del Nantucket Sleigh Ride está muy bien usado porque significa que el personaje de Mondy, que es este rico hombre de negocios, se ve metido en un viaje en su propia vida, como si la memoria de su pasado y los acontecimientos que cambiaron el rumbo de su existencia fueran una especie de Nantucket Sleigh Ride”, dice Jaramillo sobre la historia.

German Jaramillo

Jaramillo había encarnado a un personaje inspirado en Borges en la obra 'Cita a ciegas'.

Foto:

Repertorio Español

En esa onírica travesía, uno de los principales protagonistas es Borges, quien era el faro de Mundie en su juventud y cuya presencia espectral es determinante en todo el desarrollo del relato; es el alma y nervio de la historia, como el propio Zaks le dijo a Jaramillo.

De hecho, el protagonista lleva en la mano un libro, 'Labyrinth', que es la primera edición hecha en Estados Unidos de la obra de Borges, en la década de 1960, y contenía los cuentos más importantes y también algunos de sus ensayos esenciales.

“El protagonista se mueve a lo largo de distintos laberintos, y en esos laberintos está guiado por un poeta ciego que es Borges, lo cual le da un tono metafórico muy hermoso a la obra, le da una habilidad literaria y poética y le quita el elemento de que es una mera comedia de entretenimiento”, opina Jaramillo.​

La pieza, entonces, es una especie de viaje de aventuras, con muchos elementos de comedia, en la que aparecen otros personajes históricos como Roman Polanski y Walt Disney. Jaramillo cuenta que Zaks le pidió que en la representación debía buscar la felicidad que le hubiera producido a Borges estar en una obra de teatro como esta.

Ahí es donde entró al juego el conocimiento que Jaramillo tenía de la obra literaria de Borges. “Ese mundo de Borges es el que me ha servido a mí para poder construir de alguna manera –hasta ahora todavía muy básica, pero yo creo que irá progresando a medida que el espectáculo va cuajando– un personaje que alcance la dignidad que el público quiere ver cuando va a un espectáculo de esta calidad”.

Esta temporada de debut en el Lincoln Center se prolongará hasta el 5 de mayo (la noche de estreno será el 18 de marzo). Después, Jaramillo prevé que volverá a la piel del viejo y digno coronel que creó Gabo, un montaje que aspira a traer a Colombia. Y más adelante, su vida seguirá en ese viaje frenético, ese Nantucket Sleigh Ride que significa trabajar en teatro. “Esta es una profesión y un destino que no conoce ni la pensión ni el descanso. Pero es un gran placer”, finaliza.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
Cultura y Entretenimiento
En Twitter: @YhoLoaiza

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA