Arte y Teatro

Egipto, una nación orgullosa de su historia milenaria

Los egipcios, una de las civilizaciones más antiguas, no tuvieron hasta 1834 una unidad monetaria.

Billete de Egipto

Nefertiti, que resposa en el Museo Egipcio de Berlín, adorna este billete de 5 piastras.

Foto:

EL TIEMPO

11 de junio 2018 , 10:00 p.m.

Sabemos que una de las civilizaciones más antiguas del mundo fue Egipto y que su esplendor legendario nos dejó creaciones que nos maravillan: arte pictórico, escritura jeroglífica, un vasto mundo metafísico, una visión de la vida y de la muerte, una escultórica, una práctica avanzada del poder y de la política y un impresionante conocimiento de las matemáticas aplicadas a la construcción de sus asombrosas pirámides y joyas arquitectónicas cuyos misterios aún nos pasman.

Sabemos que mucho antes de que se diera comienzo en la historia a las treinta dinastías egipcias, con sus fastuosos soberanos, gentes de variadas tribus primitivas se tomaron las tierras de las dos orillas del río Nilo, el segundo río más largo del mundo, en medio de esa zona desértica del nororiente de África que hoy conocemos como Egipto. También sabemos que cuatro mil años antes de Cristo, los pobladores de esta región ya habían abandonado su condición nómada y adquirida la práctica de la agricultura. Cultivos como el trigo fueron desarrollados. La astronomía, la religión, la navegación no les fueron desconocidas.

Este pueblo avezado en los terrenos de la intelectualidad y refinado en las cosas de la vida práctica, como por ejemplo las claves y secretos de aquello que hoy fundamentan la industria del maquillaje femenino, fue una de las grandes civilizaciones mediterráneas de la antigüedad. Egipto esclavizó a los judíos en tiempos del profeta Moisés, como nos lo cuenta la Biblia. Este pueblo registró en las tumbas de los faraones, en escritura jeroglífica, las batallas de sus gestas, las crónicas de las conquistas de sus reyes, la contabilidad de sus construcciones, con plena conciencia de dejar sentadas las bases del futuro glorioso de su historia.

De acuerdo con ‘Economía en el Antiguo Egipto’, de Manfred Gutgesell, las monedas egipcias solo comenzaron a ser usadas en el período ptolemaico (siglos IV al I antes de Cristo), después de un proceso que se inició con el trueque de productos y con la introducción posterior de piezas de metales nobles, que se cotizaban por su peso, quizás anillos de oro y plata, cualquier elemento del que un vendedor creyera que podría sacar alguna ganancia a cambio de la mercancía que estaba entregando.

A consecuencia de las colonizaciones europeas, en los finales del siglo XIX y en la primera mitad del XX, Egipto decayó hasta ser redescubierto como una joya exótica en el siglo pasado. Ese es el país donde, hasta 1834, no existía una unidad monetaria específica e institucional. Solo en 1836 se consagró la libra egipcia, unidad que se divide en 100 piastras.

Egipto en el siglo XX se caracterizó por la extensa dictadura de Gamal Abdel Nasser, quien murió en 1970, luego de gobernar el país desde 1954. La figura de Nasser dio paso a Anuar el-Sadat, un hombre que protagonizó, en 1973, un ataque a Israel que desató la llamada guerra de los cinco días, de la cual Egipto salió derrotado. El-Sadat fue asesinado por extremistas islámicos en 1981.

El mundo de los faraones

Mucho antes del inicio de las treinta dinastías egipcias, miembros de variadas tribus primitivas tomaron el territorio de las dos orillas del río Nilo. Cuando llegó el cuarto milenio antes de Cristo, los pobladores de esta región ya habían abandonado su condición nómada y adquirido la práctica de la agricultura.

FRANCISCO CELIS ALBÁN
Editor de EL TIEMPO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA