Contenido Patrocinado
PRESENTADO POR:
U Rosario

Estudios identifican problemas en tratamiento de cáncer de colon

En la teoría, ciertos medicamentos y radioterapia con yodo podrían atacar el cáncer de colon.

U Rosario

.

Foto:

Cortesía

Por: UNIVERSIDAD DEL ROSARIO
25 de octubre 2018 , 12:00 a.m.

El cáncer de colon es el tercer cáncer más común en el mundo, y según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 32 millones de personas lo padecen, con el agravante de que los casos podrían aumentar en un 91 por ciento en los próximos 20 años.

En Colombia esta enfermedad es la tercera causa de muerte por cáncer y ha aumentado la prevalencia entre los hombres, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Cancerología. La razón del alto número de defunciones es la dificultad para tratarlo, debido a que la cirugía no siempre es ciento por ciento exitosa, ya que las células cancerosas se diseminan y los tratamientos no resultan efectivos.

Por suerte, cada día se está logrando tener más conocimiento de cómo contrarrestarlo, gracias a investigaciones que se realizan en diferentes partes del mundo sobre las condiciones y características de la célula cancerosa, así como del efecto que tienen en ella las dos vías que se utilizan para combatirla: medicamentos (quimioterapia) y radioterapia.

Precisamente, el Grupo de Investigación Clínica de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario está aportando a ese conocimiento con los resultados preliminares de dos estudios: uno en quimioterapia y otro en radioterapia, los cuales se desarrollan en conjunto con centros de investigación de Chile y Francia, respectivamente.

Los investigadores se han adentrando en las condiciones internas del tumor, lo que se conoce como factores microambientales tumorales, para entender por qué las células del cáncer de colon se resisten, por un lado, a ciertos medicamentos y, por otro, a un tratamiento especial de radiación con yodo, que se está proyectando utilizar en pacientes con esta dolencia.

En los primeros hallazgos los dos trabajos evidencian que efectivamente la condición del tumor de no ser homogéneo como se pensaba (por estar compuesto de células cancerosas y células sanas, distribuir de manera no uniforme el oxígeno, tener células que se dividen más que otras y presentar cambios en la disponibilidad de nutrientes que alteran el metabolismo de las células tumorales) hace que sea resistente a la radiación con yodo y a los medicamentos.

Radiación con yodo

En el caso de la radiación con yodo, Alejandro Ondo Méndez, profesor de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, explica que es un tratamiento habitual en cáncer de tiroides que ha dado buenos resultados y debido a ello se está explorando la posibilidad de ser utilizado en cáncer de colon. El supuesto que se tiene es que al introducir en el tumor del colon la proteína que en el cáncer de tiroides capta el yodo, se puede lograr el mismo efecto para destruir las células cancerosas. Sin embargo, esto no está sucediendo.

“La Unidad TIRO (compuesta por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Niza, y el Comisariado de Energía Atómica (CEA), bajo la dirección del Dr. Thierry Pourcher) en Francia es uno de los grupos en el mundo que ha propuesto trasladar el tratamiento de cáncer de tiroides al de colon. Creó una línea de células en laboratorio de cáncer de colon (HT29), les insertó el gen de la proteína que permite captar yodo (el transportador NIS) y con esas células creó tumores en ratones. Los investigadores encontraron que no todo el tumor estaba captando el yodo y nos propusieron entrar en el proyecto para tratar de entender por qué la producción de esta proteína está alterada y no hay captación en todo el tumor. Ese es un efecto negativo no esperado para el tratamiento porque habrá células que van a sobrevivir al no captar el yodo”, señala.

Los resultados preliminares del equipo de investigadores del Rosario muestran una relación de la no producción de proteína con el bajo oxígeno en una zona del tumor (hipoxia) y con los cambios en la proliferación celular (quiescencia). “Lo que nos indican nuestros resultados hasta ahora es que esas dos condiciones son determinantes. La quiescencia porque está haciendo que la célula que no se está dividiendo tanto no produzca tanto la proteína y eso puede estar asociado a que la célula tiene un metabolismo de base un poco más bajo. Y la hipoxia porque cambia la posición de la proteína en la célula. Para que la célula pueda captar yodo, la proteína tiene que estar en la membrana de la célula, en contacto con el torrente sanguíneo que es donde está el yodo. La hipoxia lo que está haciendo es que la proteína se quede a nivel intracelular”, indica Ondo.

Continúe leyendo la información de los resultados de esta investigación y del profesor Alejandro Ondo, de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, ingresando a https://bit.ly/2CACzbF

El caballo de Troya

La investigación que está liderando Martha L. Pinzón-Daza, profesora de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, comenzó en 2010 con sus estudios de doctorado en la Universidad de Turín, Italia. Su misión fue aportar a la búsqueda que está haciendo la ciencia para explicar por qué en el glioblastoma, un cáncer fuerte de cerebro, se generan unas proteínas transportadoras que complican la manera de enfrentarlo debido a que lo protegen. “Se requiere que el medicamento logre ingresar a través de la barrera hematoencefálica y después al cerebro para atacar las células, pero es difícil que esto pase debido a la presencia de dichas proteínas”, explica la investigadora.

Con el trabajo, ella y la directora de la tesis, la doctora Chiara Riganti, mostraron que por diferentes vías la droga intentaba pasar y no lo lograba porque ciertas proteínas transportadoras la toman y la eliminan. Eso requirió enmascararla para que pudiera pasar, utilizaron la técnica que los investigadores denominan caballo de Troya, por su similitud con el relato según el cual los griegos utilizaron un caballo como estrategia para introducirse en la ciudad fortificada de Troya.

Sus estudios actuales están enfocados en la misma línea, pero en cáncer de colon y comenzaron en 2014. Como los resultados preliminares del equipo del profesor Ondo, los de su investigación muestran que la disminución de oxígeno en el tumor (hipoxia) conduce a unos mecanismos celulares que generan dichas proteínas transportadoras, que a su vez producen resistencia al medicamento. “Y eso está asociado al estrés que se maneja en la célula porque al haber hipoxia y tantas posibilidades de respuesta celular, la célula se estresa y genera muchas especies reactivas de oxígeno, que a su vez generan unos mecanismos que evaden el ingreso de los medicamentos”, señala Pinzón.

El grupo de biología celular del doctor Francisco Nualart de la Universidad de Concepción en Chile ha dado un invaluable apoyo al estudio, ya que cuenta con el Centro de Microscopía Avanzada, CMA BIO BIO, el cual ha permitido a los científicos del Rosario observar a nivel microscópico cómo se da la localización de las proteínas bajo el efecto de la hipoxia y el estrés que se genera alrededor de esa situación.

“Con esta tecnología nos dimos cuenta de cómo la droga que se utiliza en quimioterapia da lugar a que se induzca la expresión de esas proteínas transportadoras. La droga promueve que se expresen por ende se reduce el efecto del medicamento”, asegura Pinzón.

Continúe leyendo la información de los resultados de esta investigación y de la profesora Martha L. Pinzón-Daza, de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, ingresando a https://bit.ly/2CACzbF


UNIVERSIDAD DEL ROSARIO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA