Otras Ciudades

‘Debemos trabajar juntos en la lucha contra el hambre’

El Director de ABACO habla sobre los desafíos de los bancos de alimentos en ayuda a los necesitados.

Banco de Alimentos de Bogotá

Desde el año 2001, el Banco de Alimentos de Bogotá ha entregado 144.763 toneladas de alimentos a población vulnerable.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

Por: Nación
03 de octubre 2018 , 10:33 p.m.

La inseguridad alimentaria en Colombia es del 54,2 por ciento en los hogares, según la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional de Colombia (ENSIN), encabezada por el Ministerio de Salud y Protección Social.

Para Juan Carlos Buitrago, director de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (ABACO), el país pasa una situación crítica por el hambre, teniendo en cuenta que según los datos del DANE hasta el segundo semestre del 2018 en territorio nacional han fallecido 401 personas por deficiencias nutricionales y anemias nutricionales, la mayoría de víctimas de esta condición son niños.

Por estas situaciones, Buitrago manifiesta que es vital tomar la conciencia de la donación de alimentos para suplir las necesidades que tienen muchos compatriotas por hambre.

¿Cómo está el proceso en Colombia de la donación de alimentos?

La situación en Colombia sobre el hambre es bien crítica. A pesar de la situación difícil de la seguridad alimentaria se está botando la comida.

La comida que se desperdicia en el país ayudaría a superar en algo la situación que se vive en cuanto a la seguridad alimentaria.

Los bancos de alimentos nos dedicamos a rescatar comida, a evitar que la boten. Lo que se recoge lo utilizamos para la población vulnerable, la más pobre del país.
Entendiendo las cifras de pérdida y desperdicio de alimentos en Colombia es hacer alianzas con organizaciones, desde agricultores, industrias, almacenes de cadena y distribuidores para que donen comidas aptas, los aprovechamos para población vulnerable.

En el país hay 18 bancos de alimentos, con más de 1.000 alianzas, con lo que recuperamos cerca de 22.000 toneladas de comida al año; un poco más de 1.000 tractomulas llenas de comida. Con esa recolección estamos atendiendo 581.000 personas en el país en situaciones difíciles.

A pesar de estas ayudas, los bancos de alimentos apenas están rescatando el 0,19 por ciento del total de las comidas que se botan en Colombia, cifra que llega a las 9,76 millones de toneladas. Por lo que podríamos atender mucha más gente si todas las organizaciones del país se concientizan para no desechar víveres.

Los bancos de alimentos nos dedicamos a rescatar comida, a evitar que la boten.

¿Por qué es necesario el llamado a donar?

Los empresarios o las personas naturales para que entiendan la situación del hambre, que está aumentando en el mundo, según la FAO, además lo que está pasando en Colombia es bien compleja; hay muertes por desnutrición y peses a ese tema crítico estamos botando la comida.

El llamado es a entender la situación del hambre y que entiendan que toca trabajar juntos en la lucha contra el hambre.

¿Por qué es necesario una ley en Colombia para combatir la pérdida y desperdicio de alimentos?

Colombia no tiene una política pública que trabaje en la disminución de la pérdida y desperdicio de alimentos y, ante lo que pasa en el país, hay un proyecto de ley que se viene trabajando y, entre otras cosas, prohíbe la destrucción de alimentos y eso es muy importante.

Eso va a servir porque si la industria de alimentos tiene esa prohibición y se invita a donar lo que no se puede vender. También se ordena al Gobierno construir la política pública para disminuir esa pérdida de alimentos.

Vamos a ganar que se prohíba de manera expresa la destrucción de alimentos y que el gobierno construya política pública para generar herramientas para que no se bote y sí se done.

La ley plantea la donación obligatoria de comida que está a punto de perderse, el cálculo anual de lo que se está desperdiciando y una semana contra la pérdida y desperdicio, ¿son correctas esas medidas?

Son las medidas correctas, son el principio de un montón de actuaciones que tienen que venir desde el Gobierno Nacional como gestor de una política pública de seguridad alimentaria, pero también deben ir bajando a diferentes sectores porque deben implementarse desde los diferentes entes territoriales y organizaciones, para que se disminuyan los desperdicios.

¿En qué región en la situación más complicada ante la falta de colaboración?

No hay bancos en todas las ciudades del país, tenemos en 17 ciudades, Medellín es la única con dos. En términos generales se reciben buenas donaciones.

En Riohacha, La Guajira, donde hay tantos problemas con la desnutrición, se está trabajando para construir un banco de alimentos. Allí no hay muchas industrias y pocos almacenes de cadena, entonces la solución será llevar alimentos de otras partes del país.

No solo recibimos comida de la que no se logra comercializar, también recibimos de primera categoría por personas y organizaciones que quieren ayudar las condiciones de los más necesitados.

La situación es muy crítica. Casi todos los bancos de alimentos del país están atendiendo población venezolana

¿La masiva llegada de venezolanos con dificultades hace más importante la donación de alimentos como elemento de ayuda humanitaria?

La situación es muy crítica. Casi todos los bancos de alimentos del país están atendiendo población venezolana, pero entonces no creamos un programa específico, sino que ellos han estado ingresando.

Los bancos de alimentos entregamos comida a fundaciones sin ánimo de lucro y no entregamos directamente a las personas. Nos han informado que sus organizaciones están llenas de venezolanos y están atendiendo a una parte importante.

En Cúcuta y Bucaramanga hay intervención específica con comedores que atienden a población venezolana. En una ruta que hacen entre esas ciudades a pie, estamos articulando donaciones para entregar en las parroquias de ese trayecto ayuda en alimentos y ropa a los hermanos de ese país.

Finalmente, pese a las colaboraciones, ¿cuáles son las dificultades que atraviesan los bancos de alimentos para suplir el hambre en el país?

A los bancos de alimentos no le llegan casi alimentos de la canasta básica. Nos llegan poco arroz, poca lenteja, aceito o panela, estamos haciendo una convocatoria para una ‘Alimentatón’, la cual se inicia el 16 de octubre para convocar a los colombianos a que donen productos no perecederos, con el objetivo de seguir alimentando bien a las personas vulnerables.

NACIÓN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA