Otras Ciudades

En la cárcel, reclusas crearon coro para tener una Navidad diferente

El coro de la cárcel de mujeres de Manizales se conformó para alegrar las fiestas de diciembre.

Coro Cárcel de Mujeres

En el coro de la cárcel Villa Josefina, de Manizales, cantan 17 mujeres. Tienen entre 25 y 60 años.

Foto:

Archivo particular

Por: MANIZALES
08 de diciembre 2018 , 12:04 p.m.

En la cárcel de mujeres Villa Josefina de Manizales la época decembrina sonará diferente. El día de la tradicional cena navideña de las internas estará amenizado por la voz de 17 mujeres que le dijeron sí a conformar el coro y a cantar como una manera de sanar heridas.

Ayer hicieron su primera presentación con una túnica vinotinto que las hacía sentir aún más emocionadas con este proceso que les ha permitido descubrir nuevos talentos, salir de la rutina y compartir con las compañeras de patio con quien se veían a diario, pero que nunca habían decidido conocer.

“Esta es una oportunidad enorme de sanidad propia, nos regocija mucho el corazón en medio de esta realidad. Creo que uno de los grandes frutos, aparte de que el coro suene bonito, es la unidad que creamos entre nosotras”, comentó una de sus miembros.

Las coristas son internas del patio cuatro, donde están funcionarias públicas, y en esta primera presentación, en frente de compañeras de otros pabellones, alegraron la celebración de una eucaristía con la que recibieron la imagen de la Virgen de Las Mercedes (patrona de los reclusos) que donaron al centro penitencial para hacer una gruta.

Este proceso de aprendizaje empezó en septiembre, cuando llegó al penal un curso complementario del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), regional Caldas, que tenía por objetivo formarlas en técnica vocal y de esta manera impulsar procesos de convivencia y solidaridad al interior del centro carcelario.

Al principio el proceso no fue fácil. El curso era un pedido especial de la directora del penal, por ende una obligación para las reclusas, pero a medida que pasaban los días el canto se volvió su descanso.

“Cuando empezamos, algunas asistían solo por cumplir, pero a medida que avanzamos se entusiasmaron y perseveraron. Cada día, al ver que se oía mejor, empezaron a llegar más interesadas lo que ayudó a subir mucho el nivel del grupo”, contó con emoción Jenssy Mosquera, su instructora.

Ejercicios de respiración y resonadores, calentamiento vocal, corporal, proyección y tipos de voces, entre otros conocimientos básicos sobre la voz y sus cuidados fue lo que aprendieron estas mujeres durante sus clases de tres horas cada miércoles.

“Es muy emocionante escucharlas y descubriendo con ilusión sus talentos. Ver la alegría en sus rostros cada vez que llegaba a clase es una experiencia muy enriquecedora para cualquier docente”, expresó Mosquera.

Para largo plazo

Ya tuvieron su primera presentación, pero el deseo de estas 17 mujeres, su profesora y la directora del centro de reclusión, Luz Marina Duque, es que puedan seguir alegrando los días de internas y trabajadores del penal.

“Es muy gratificante ver su trabajo y su actitud después de la resistencia al principio. Se vienen también reuniones importantes en las que esperamos que ellas participen”, indicó Duque Miranda.

Hasta el momento han recibido visitas de colegios y esperan también las de algunas empresas. No se descarta una presentación fuera de la cárcel, pero está aún por confirmar, pues depende de cómo se desarrollen diferentes aspectos internos.

Después de la gran acogida que ha tenido el coro y la motivación que vio en las internas, la directora decidió agrandar la familia. Compró una organeta y algunos instrumentos de percusión como maracas y panderetas. Todo con el fin de que el arte siga dando frutos.

“La intención sí es que se continúe este proceso y quizá incluir a otros patios. Gestionaremos eso para que cada día el coro crezca y se fortalezca”, anotó la funcionaria.

Mientras se definen qué nuevos cursos llegarán al penal el próximo año, estas mujeres con amplias diferencias en edades y deseos seguirán cantando villancicos y música decembrina para hacer de esta Navidad una fecha diferente, en la que -sin dejar de anhelar la libertad- puedan disfrutarla.

“La vida acá no es sencilla y muchas veces sentimos tristeza, pero los espacios como estos nos ayudan a pensar en otras cosas, descubrirnos y reconocer en las compañeras talentos nuevos que nos ayudan a crecer juntas”, expresó otra de las internas cantantes.

Por su participación, las aprendices recibirán un certificado de curso en técnica vocal del Sena, que será enviado a los correos electrónicos el Inpec, quien será el encargado de entregarlos.

LAURA USMA CARDONA
PARA EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA