Otras Ciudades

Pulmón artificial le da 'respiro' a pacientes con H1N1 en Santander 

Con sistema especial, la FCV fue pionera en la utilización de este tratamiento en el país. 

Pulmón artificial

La Fundación Cardiovascular de Colombia es el segundo centro de América Latina con el Sistema de Oxigenación con Membrana Extracorpórea

Foto:

Jaime Moreno/ EL TIEMPO

28 de mayo 2018 , 04:53 p.m.

Aquellos pacientes a quienes por alguna circunstancia se les inflamaron los pulmones y no son capaces de oxigenar la sangre, se les llenan de líquidos, de pus, y tienen riesgo de morir por esta causa en más del 80 por ciento -como les pasa a quienes adquieren el virus AH1N1-, cuentan con una oportunidad de vida gracias a la ayuda del Sistema de Oxigenación con Membrana Extracorpórea (Ecmo), o pulmón artificial, un aparato que reemplaza el órgano mientras éste se recupera y puede volver a trabajar por sí solo.

El Ecmo actualmente mantiene con vida a cinco personas en la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV) de Floridablanca, única organización del oriente colombiano que tiene esta tecnología desde hace 11 años.

Tres de los pacientes tienen la AH1N1 (uno de Cúcuta, otro de Curazao y uno más de Bucaramanga en estado de embarazo). Otra tiene una neumonía que no es la AH1N1, y una más que tiene dificultades en su corazón, porque el Ecmo, además de servir de pulmón, también funciona como corazón artificial.

El director el programa de Ecmo y Corazón Artificial de la FCV, médico Leonardo Salazar, explicó que cuando las personas tienen una enfermedad en los pulmones, les cuesta trabajo respirar y la sangre no se oxigena correctamente, ésta se pone morada o azul y el tratamiento convencional es inflar los pulmones con un ventilador para ayudarles a hacer su trabajo. Pero, cuando el paciente está tan enfermo que ni con el ventilador se oxigena la sangre y el riesgo de morir es muy alto, se reemplaza el pulmón por el Ecmo.

“Este aparato es parecido a la diálisis, que reemplaza al riñón. En este caso el Ecmo saca la sangre oscura del paciente, le pone oxígeno, le devuelve la tonalidad roja y se la pasa nuevamente al paciente”, explicó Salazar.

Para conectar el aparato al paciente se coloca un tubo a través de la ingle, entrando por la vena femoral, subiéndolo unos 45 centímetros hasta que llega a la entrada del corazón, por el costado derecho. Este tubo es el que se encarga de sacar la sangre sin oxígeno y la pasa por el aparato. Luego, a través de otro tubo que se introduce por el cuello de la persona unos 20 centímetros -hasta que llega al corazón- se retorna la sangre tratada roja y con oxígeno.

“Es una terapia compleja que se usa en personas que están moribundas o con alto riesgo de morir y cuando los demás tratamientos han fallado”, precisó Salazar.

El especialista subrayó que si bien el tratamiento logra mejorar a 7 de cada 10 pacientes, no todos los que tengan enfermos los pulmones pueden acceder a él. Sirve en quienes tenían los pulmones sanos y adquieren una enfermedad aguda infecciosa que se los afecta como una neumonía AH1N1. No es útil en personas que tienen enfermedades pulmonares crónicas, tampoco en quienes han tenido el pulmón enfermo durante años, retienen oxígeno y empeoran hasta agravarse.

Para acceder a este servicio, cuyo costo oscila entre los 3 y 4 millones de pesos diarios y no está incluido en el Plan Obligatorio de Salud (POS), pero sí en el Sistema de Salud, es necesario estar afiliado a una Entidad Prestadora de Salud (EPS) del régimen contributivo o subsidiado que asuma el costo de la terapia.

Una vez las personas se recuperan y sus pulmones vuelven a funcionar normalmente, salen de la clínica un poco frágiles por el tratamiento y deben continuar en controles, pero a los 6 meses están con la misma vitalidad y sin síntomas, como estaban antes de enfermarse.

La Fundación Cardiovascular, apuntó el médico Salazar, no solo recibe pacientes de Colombia y el exterior para tratarlos con el Ecmo, sino que estudiantes y profesionales del exterior vienen a formarse en este método.

Los tres pacientes que tienen la AH1N1, apuntó el médico Leonardo Salazar, están teniendo la evolución esperada con la terapia de Ecmo.

Al de Cúcuta, de 42 años, ya se le están desinflamando los pulmones. La mujer de Bucaramanga, de 35 años y en estado de embarazo, está estable, despierta, su bebé está bien pero sus pulmones siguen inflamados. Y el paciente de Curazao, de 26 años, aún tiene los pulmones “muy” inflamados.

Los médicos esperan que con el paso de los días la evolución sea mejor, porque los antecedentes de esta enfermedad dan cuenta de que pasadas entre cuatro y seis semanas de la terapia los pulmones se empiezan a desinflamar.

La Fundación Cardiovascular de Colombia es el segundo centro de América Latina con la tecnología de ECMO. con la que a la fecha se ha atendido a 516 pacientes en 11 años.

LUIS A. CÁRDENAS MATEUS
ADN Bucaramanga

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA