Otras Ciudades

La Agricultura Familiar, opción para cosechar vida

La Agricultura Familiar aporta entre el 80 y el 90 por ciento de la producción de alimentos.

Agricultura familiar

La Agricultura Familiar es el futuro, dice la experta

Foto:

Archivo particular

29 de julio 2018 , 10:54 a.m.

En los últimos años se han hecho más populares los términos comida orgánica, agroecológico, transgénicos, conservantes y otros tantos que escuchamos en diferentes espacios y medios de comunicación, pero que a pesar de ser ya algo más del común; no dejan de ser algo abstractos para quienes se encargan de adquirir la despensa en los hogares colombianos.

Con el objetivo de conocer un poco más sobre la realidad y la importancia de estos conceptos y su impacto real, EL TIEMPO entrevistó a Aida Milena García Arenas, directora del Centro de Gestión Ambiental de la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP), Administradora Ambiental de la UTP, Magister en Desarrollo Rural de la Javeriana y quien actualmente cursa un doctorado en Recursos Naturales en la línea de Agroecología de la Universidad de Córdoba de España.

¿Qué es un alimento agroecológico?
Primero que todo entender que lo agroecológico es un modo de vida, donde hay una total propuesta de reivindicar la alimentación, como algo sagrado, que deje de ser tan mecánico como lo es en la actualidad.

Lo segundo es que son productos cultivados y cosechados sin agroquímicos, lo que por obvias razones trae mayores beneficios a la salud; porque para nadie es un secreto los impactos que pueden tener estos agroquímicos, sobre todo los pesticidas y no solo en la salud, sino en la naturaleza.

Además cuando compramos dichos productos estamos apoyando a un productor local, no es lo mismo comprar en un supermercado un ajo o un pescado que viene de China, que tuvo que ser transportado en un avión, y dejó una huella de carbono supremamente alta a diferencia de un producto de la región.

¿Qué es Agricultura Familiar?

Es aquella donde la mayor mano de obra o la mayor incidencia en mano de obra, la tiene el núcleo familiar. Es donde se reivindica el trabajo de la mujer, los niños, y cuando digo trabajo hago referencia a las labores que pueden aportar los miembros de la familia, adultos mayores y jóvenes.

Y hay un dato muy importante y es que la Agricultura Familiar en el país, según los estudios que se han hecho, aporta entre el 80 y el 90 por ciento de la producción de alimentos que nos consumimos diariamente los colombianos.

Siempre existía la falsa idea de que la alimentación en Colombia era sustentada por los grandes procesos agrícolas, pero realmente viene de la Agricultura Familiar, de allí la importancia de potenciar el tema en la región.

Anteriormente no estaba visible el concepto de AF, ni era visible el gran aporte de los agricultores familiares frente a nuestra seguridad alimentaria.

¿Desde cuándo empieza a visibilizarse?

Este es un camino que se inicia desde el 2012, cuando se celebró el año de la Agricultura Familiar, declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), donde empezamos toda una dinámica de trabajo, en conjunto con muchas organizaciones y el Gobierno Nacional. Fue a partir de allí que sale la Resolución 464 del Ministerio de Agricultura, que lo que busca es promover la AF, pero desde diferentes frentes.

Algunos como el relevo generacional, haciendo propuestas desde la educación, la capacitación, para que nuestros jóvenes no sientan que ser campesino, es un trabajo menos preciado y que baja la autoestima, sino que por el contrario puede ser una fuente importante de ingresos como valor agregado, además de generar procesos de calidad de vida.

¿Cómo estamos en Risaralda en cuanto a la Agricultura Familiar?

En el departamento nosotros estamos enfocados a la producción cafetera, pero si vemos esta se da por la unión de todos los esfuerzos de familias que realizan en sus una, dos o tres hectáreas, el proceso agrícola.

Nosotros desde la UTP, coordinamos el Nodo Regional de Agricultura Familiar, que tiene la Red Nacional de Agricultura Familiar.

¿Qué es la Red de Agricultura Familiar?

Es un grupo de más de 120 organizaciones entre las de base, campesinas, jóvenes y universidades por mencionar algunas; que están trabajando el tema para promover, articular y visibilizar todos los procesos de AF que se encuentren en el país.

¿Hay más apoyo de la institucionalidad a estos procesos?

Yo creo que sí, el hecho que el Gobierno Nacional haya emitido una resolución para fortalecer los ejercicios de AF, ya es un gran avance.

En este momento estamos trabajando en la formulación de la política pública para la agroecología, que también es otro paso, pues este era un tema muy vedado en el Gobierno Nacional, porque era una propuesta alternativa a la agricultura convencional, entonces nunca era tomada en cuenta, pero el hecho de que la institucionalidad genere una política pública con participación de todos los actores, pues obviamente se ven posibilidades.

¿Qué otros beneficios tiene la resolución para la AF?

También habla de otro tema al cual como UTP nos interesa mucho, que es lo referente a los mercados agroecológicos y que consiste en abrir otros espacios de mercados diferentes a los convencionales, para que los productores alternativos, agroecológicos e incluso orgánicos oferten sus productos a un consumidor consciente.

¿Cuáles son esos mercados en el departamento?

Ya en Risaralda se tiene un espacio permanente que es la tienda El Cogollo en el centro de Pereira, y desde la UTP nos gustaría mucho seguir el ejemplo de la Uniminuto en Bogotá, que cuenta con una tienda con productos agroecológicos dentro del campus, pero es paso a paso que queremos llegar allá.

Sin embargo el consumidor consciente y sensible ya cuenta en la región con una oferta de mercados mensuales, entre los que está el de la UTP el primer miércoles de cada mes, el de la Bananera, Mercado del Otún y el de Unisarc en Santa Rosa de Cabal.

¿Y el ciudadano común si apoya esta producción?

Frente al consumo no hemos hecho estudios aún, pero uno si siente que cada día es
más alta la participación de las personas, que vienen, saben la programación, conocen a los productores, entonces si se ha generado un impacto, al menos de que la gente conozca la importancia.

¿Cómo se pueden vincular las familias para tener acompañamiento en sus procesos productivos?

Uno es acudir al Centro de Gestión Ambiental en la UTP o a la Oficina de Negocios Verdes en la Cárder, que todo el tema agroecológico cabe dentro de negocios verdes; si no se es agroecológico, ir directamente a las gobernaciones o alcaldías, que tienen unas líneas para las agriculturas convencionales.

¿Cómo ha sido la vinculación de las grandes superficies y cadenas con la AF?

Siento que también se ha abierto más, donde se está tratando de generar encadenamientos para comprar las cosechas, de todos modos siguen unas críticas frente al modelo de las formas de pago, los excedentes que los asume el productor, pero hay que reconocer que se han creado canales.

¿Ha tenido alguna incidencia el fin del conflicto para la AF?

Para el país en zonas importantes como Cauca, Huila, Meta si ha tenido impacto positivo, todo el tema de extensión agropecuaria y en Risaralda también ha habido un proceso de retorno de familias campesinas en el occidente del departamento.

¿Cuál es la posición frente a las fumigaciones?

Nosotros como Red de Agricultura Familiar estamos totalmente en desacuerdo con las fumigaciones con glifosato, porque nos parece una medida que no le da ninguna opción a ese campesino que está haciendo esa transición de cultivo de uso ilícito a licito o benéfico, por los impactos en la salud y el ambiente. Creemos que es una política un poco opresora, en el sentido en que no se tiene siquiera el derecho de elegir si me están fumigando; simplemente la lluvia y la fumigación me cae, dañando mis plantaciones y afectando mi salud.

¿Cuál sería la alternativa?

La sustitución de cultivos y la erradicación manual, en un programa bien organizado, o darle un uso no delictivo a los cultivos de coca, como harina de coca, tizanas, gaseosa; es más bien quitarnos el estigma de la coca y usarla como lo hacen en países como Perú, Bolivia y hasta en el mismo Ecuador.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA