Otras Ciudades

El Caño Limón-Coveñas reanudó su bombeo tras 6 meses de parálisis

La suspensión de esta línea de transferencia de crudo se produjo debido a los atentados del Eln.

Atentado en el oleoducto Caño Limón

Una ola de atentados contra este oleoducto, que causaron derrames de crudo en el ecosistema, produjo esta larga parálisis.

Foto:

Cortesía: Ecopetrol

Por: Cúcuta
18 de julio 2018 , 10:52 a.m.

Las operaciones de transporte de más de 50.000 barriles de crudo diarios, a través de los 773 kilómetros del oleoducto Caño Limón Coveñas, fueron reanudadas por Ecopetrol desde el pasado 10 de julio, tras permanecer seis meses fuera de funcionamiento, debido a una ola de atentados que perpetró la guerrilla del Eln a principios de este año, en los departamentos de Norte de Santander y Arauca.

Aunque la decisión de superar esta parálisis no fue difundida ampliamente por parte de esta compañía, fuentes oficiales informaron que estos trabajos fueron retomados bajo un operativo estricto de seguridad desarrollado por la Fuerza Pública para evitar que se presenten voladuras o intentos de robo contra esta infraestructura.

La Fuerza de Tarea Vulcano del Ejército informó que la seguridad prestada por tres batallones con cerca de 1.500 hombres permitió la culminación de los arreglos del tubo, adelantados en la región del Catatumbo.

Un día después de la culminación del cese del fuego con la guerrilla del Eln, el pasado 10 de enero, miembros de este grupo insurgente arremetieron con cargas explosivas en dos tramos de esta línea de transferencia de crudo, provocando la suspensión del bombeo que en ese entonces mitigó la caída del fluido sobre la capa vegetal y afluentes vecinos.

Sin embargo, la tensión que han desatado los 50 eventos registrados este año contra esta infraestructura, sumado al recrudecimiento de la violencia por cuenta del accionar de estructuras criminales en los departamento de Arauca y Norte de Santander – por donde pasa casi la mitad de su trayecto-, dificultaron la reanudación de sus operaciones.

En 2017, el oleoducto estuvo fuera de operaciones 186 días, un período equivalente a 6 meses, en el que se dejó de producir 1,6 millones de barriles. En pérdidas económicas para la industria petrolera, esto podría representar 260 mil millones de pesos, teniendo en cuenta la tarifa del barril de petróleo de 54 dólares por barril, estimada para ese año.

CÚCUTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA